Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Maduro: Cuba dio ejemplo de dignidad al reabrirse embajada de EEUU

| 1 |
Nicolás Maduro. Foto: Miraflores.

Nicolás Maduro. Foto: Miraflores.

Cuba está dando una lección de la diplomacia de dignidad y paz, y es admirable lo que ha logrado, afirmó hoy el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, al comentar sobre el restablecimiento de nexos diplomáticos entre la isla y Estados Unidos.

Tras referiste a la apertura de la embajada de Washington en La Habana, el viernes pasado, el mandatario afirmó que varias administraciones estadounidenses quisieron izar la bandera de las barras y las estrellas en una Cuba plegada a sus designios, sin embargo, no fue así.

La Cuba de ayer es la Cuba de Fidel, de Raúl, una Cuba de pie, apuntó, en declaraciones citadas por Prensa Latina.

Destacó que el país que vio izar esa bandera en su territorio es independiente, con su personalidad propia, con su orgullo martiano y hermana de la Venezuela bolivariana.

Afirmó que Washington no renuncia a sus propósitos de someter a la isla; pretenden conseguir de otra forma lo que no pudieron en 50 años, luego de 600 intentos para asesinar al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, dijo.

Con la inauguración de la embajada norteamericana por el secretario del Departamento de Estado, John Kerry, se cerró un ciclo iniciado el pasado 17 de diciembre con el anuncio de esa decisión por los presidentes Raúl Castro y Barack Obama.

Cuba abrió su legación diplomática en la capital estadounidense el pasado 20 de julio.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ricardo Salazar Crespo dijo:

    La gran diferencia histórica.
    Verdaderamente, lo que ha venido ocurriendo desde el 17 de diciembre de 2014 hasta el 14 de agosto de 2015 constituye un hito en la historia de las relaciones de Cuba con los E.U.A.
    Ya no son los cubanos (1826) pidiéndole al Libertador Simón Bolívar su ayuda con el envío de un ejército para liberar a Cuba del colonialismo español, y su frustración ante la clara respuesta recibida: no era procedente esa ayuda por la oposición del gobierno de Inglaterra y de los Estados Unidos a la independencia de Cuba; ya no son los cubanos rogándole a “La Gran República del Norte”, como se le llamaba entonces, el reconocimiento del derecho a la beligerancia en los tiempos de Céspedes; ya no es el apoyo del ejército mambí al desembarco de tropas de los E.U.A. que truncaron la independencia en los momentos de ser conquistada por el Ejército Libertador; ya no se trata de la aceptación obligada de una Enmienda Platt o de un abusivo y desigual Tratado de Reciprocidad Comercial; ya no se espera y recibe a ningún mediador en los conflictos. En fin, ya Cuba no es el país que sigue las orientaciones y los dictados del Norte; hoy recibe al Secretario de Estado John Kerry para dar comienzo a una nueva era en las relaciones entre los dos países. Atrás el desprecio, atrás la doctrina de la Fruta Madura, atrás la prohibición de la presencia de los cubanos en la capitulación de España ante las fuerzas de los E.U.A. ignorando a los que todo lo habían sacrificado y todo lo habían logrado a lo largo de muchos años de intentos y fracasos, de reinicio y continuidad de una lucha centenaria que, por fin, hizo a Cuba libre e independiente. Y si el intento histórico ahora estuviera muchísimo más disfrazado y camuflado, allí estará siempre presente ese celoso guardián de toda la América Latina, sabio y profundo, que seguirá guiando a los cubanos ahora y siempre, el incomparable José Martí.
    Prof. Ricardo Salazar Crespo.
    Cascorro. Tel. 87 8260.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también