Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Ex presidente de Brasil acusa a periodistas por daños morales

| 4 |
Lula, ex presidente de Brasil. Foto: AFP.

Lula, ex presidente de Brasil. Foto: AFP.

Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil, acusó ante la justicia a cuatro periodistas de publicar falsos argumentos en la revista Veja y demandó una reparación por daños morales.

El reportaje, denominado “Le llegó la hora”, revela que uno de los empresarios involucrados en el escándalo de corrupción en Petrobras decidió revelar secretos devastadores sobre una supuesta participación de Lula da Silva y uno de sus hijos en este caso.

Se repiten prácticas comunes: Veja miente, hace acusaciones infundadas y sin pruebas, presenta conclusiones sin sentido y evidencias, y no muestra pruebas y ataca la honra e imagen del exmandatario de Brasil, señala un comunicado del Instituto Lula.

Los abogados del exgobernante solicitaron una reparación por daños morales y calificaron de “repugnante” esa publicación, por las claras intenciones de herir la reputación de una persona sin ofrecer elementos de juicio.

“La libertad de comunicación y de prensa supone la necesidad de que el periodista o el medio sean pautados por la verdad”, lo cual no se cumplió en este caso, indica el Instituto.

En dicho reportaje se utiliza una presunta delación premiada de José Adelmário Pinheiro, de la empresa OAS, la cual fue desmentida poco después por sus abogados defensores.

No existe ninguna declaración de Adelmário Pinheiro ante el Ministerio Público, ni nada de lo expuesto corresponde con la verdad, destacaron letrados.

Los periodistas acusados son Robson Bonin, Adriano Ceolin y Daniel Pereira, firmantes del reportaje de portada de la última edición de Veja y también el director de redacción de la revista, Eurípedes Alcántara.

Con esta acción Lula pretende parar las publicaciones de varios artículos en su contra, difundidos por Veja, sin pruebas algunas, que fueron desmentidos en su momento.

Diputados y senadores alertaron en días pasados sobre las pretensiones de sectores de oposición, encabezados por medios conservadores, de intentar vincular al expresidente brasileño (2003-2010) con el esquema de desvío de dinero y contratos inflados en la petrolera estatal.

En este sentido, existe una investigación judicial contra el ex jefe de Estado, criticada por líderes nacionales e internacionales, de que Lula da Silva influyó para que empresas nacionales lograran contratos en otras naciones.

Para el excanciller Celso Amorim, estas imputaciones son absurdas y son fruto de un extremo grado de radicalización política.

“Apoyar a empresas brasileñas en temas que son de interés de Brasil, dentro de la legalidad, corresponde. Creo que sería incluso sorprendente que un presidente o expresidente no lo hiciera”, aseveró.

(Con información de las agencias)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • El obrero dijo:

    Ante esas calumnias hay que darles en el bolsillo que es donde mas les duele. Vasta ya de impunidad para esos medios y sus voceros. Que le sirva de ejemplo a todos los presidentes progresistas que han sido o son calumniados por esos medios.

  • PatriaesHumanidad dijo:

    Es lo que dice Correa, la derecha piensa que este es su momento y que la izquierda ya estuvo demasiado tiempo en el poder
    Más la única verdad es que las estructuras del capitalismo en las Américas siguen casi intactas y la vuelta del extremismo político a nuestros pueblos nos haría muchísimo daño, aún cuando no se estén resolviendo con la celeridad que se requiere los problemas de las grandes mayorías

  • Sergio dijo:

    Bueno, como decía ABUELO, QUIEN NO LA DEBE, NO LA TEME.

    Si LULA no tiene nada que ver con esta VERGUENZA, pues PA´LANTE.

    También en esta misma revista, VEJA, hicieron un reportaje diciendo que Romario, ex-jugador de futbol y hoy Diputado Federal, tenía una cuenta en Suiza de no cuantos millones. Pues Romario, ni corto ni perezoso, fue a Suiza a BUSCAR su supuesta cuenta. Esperemos que así sea, pues Romario es de lo mejorcito que hay hoy en aquel congreso de Brasil. Ha levantado su voz para criticar, duramente, el caotico estado del futbol brasileño, que ya se vió cual es el panorama, pues el ex-Presidente de la CBF, Jose María Marín, está preso en Suiza cono todo esto de la FIFA. El actual presidente también está en remojo, y el antiguo Presidente Ricardo Terxeira, yerno de Joa Havelange otro que también está denunciado, jajajaja, es una cadena; también está siendo investigado.

    Veremos como acaba todo esto,

    Saludos,

  • nopasarán dijo:

    Creo que Lula tiene mayores problemas en los cuales ayudar a su pueblo, que el andar fajado con unos periodistas que dijeron algo que no le gustó.
    En realidad, Lula tiene una gran deuda con el pueblo brasileño, igual que toda esa “izquierda” de hoy que no tiene nada que ver con héroes a lo Che Guevara, ésa estilo socialismo francés con Hollande (que prometió el oro y el moro, y no cumplió nada. Baste citar que los aviones franceses bombardeando libia, eran enviados por un gobierno “socialista”…). En el caso de Lula, en vez de estar persiguiendo periodistas, que diga que no ha habido corrupción bajo el Partido de él y de Dilma. Que tras el boom temporal económico que admiró a todo el mundo, después de la crisis financiera del 2009 no ha venido más diferencia social, estancamiento, más poder para las elites de siempre. Que el pueblo está descontento (Pregúntenle a las comunidades indias o del Amazonas si estos “izquierdistas” han favorecido más sus intereses que los de los señorones de siempre). Que han traído recesión económica, deficit fiscal, escándalos de todo tipo. Que gente de ese famoso Partido de los Trabajadores ha cogido tanta plata que no se puede contar, en negocios rarísimos. Y si se duda, piensen nada más en Dilma prefiriendo a Katia Abreu (archi-derecha, condenada por Greenpeace y todos los sin tierra a causa de su política pro-latifundistas) por sobre Joaquín Levy (reformista aparentemente sincero) para entender que ese “socialismo” ha defendido a los señorones de la tierra por sobre los cultivadores de la tierra. Nadie piense que las protestas son sólo “de las derechas”. Ahí hay descontento popular grande con esa falsa izquierda. Mucho populismo, pero no hay comparación con un Fidel, un Chávez, un Raúl, un Sandino, ni nada por el estilo. Si yo fuera Lula, me preocuparía más mi inconsistencia política-ideológica, que algunas declaraciones periodísticas.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también