Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Crecen las expectativas por reapertura de embajadas de Cuba-EEUU

| 4 |

Relaciones-Cuba-EEUU5Cuba y Estados Unidos restablecerán mañana sus relaciones diplomáticas tras 54 años de ruptura, un acontecimiento que genera hoy expectativas en medio de los preparativos y el arribo de personalidades de la isla a esta capital.

Tal y como informaron hace 18 días los presidentes Raúl Castro y Barack Obama, en un intercambio de cartas, a partir del lunes quedarán oficializados los vínculos bilaterales y las secciones de intereses de ambos países se convertirán en embajadas, el paso inicial para avanzar hacia la normalización de lazos.

En la casa con el número 2630 de la calle 16 será izada la bandera de la mayor de las Antillas, lo cual dará un toque especial al cambio de estatus de la instalación, ceremonia en la que fue anunciada la presencia de más de medio millar de invitados, entre ellos una treintena de representantes de diversos sectores de la sociedad cubana.

El artista de la plástica y parlamentario Alexis Leiva Machado (Kcho), la multicampeona olímpica y mundial de atletismo para discapacitados Yunidis Castillo y el presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, Joel Ortega, llegaron aquí la víspera en la avanzada de la delegación del país caribeño, que lidera el canciller, Bruno Rodríguez.

Las tres personalidades mostraron orgullo por la oportunidad de asistir a un hecho histórico, en declaraciones a periodistas de la isla que cubrirán la ceremonia.

Mientras, funcionarios de la actual Sección de Intereses de Cuba ultiman detalles para el esperado acto, al que fueron invitados congresistas, expertos de los llamados tanques pensantes, directivos de organizaciones no gubernamentales, empresarios y activistas estadounidenses.

También muchos medios norteamericanos y extranjeros crean condiciones para reportar la reapertura de la embajada de la isla, que cierra una etapa fruto de negociaciones de alto nivel, las cuales siguieron al anuncio realizado por Obama y Raúl Castro -el pasado 17 de diciembre- de comenzar el acercamiento bilateral.

Por su parte, el gobierno estadounidense confirmó que mañana su Sección de Intereses en La Habana pasará a la categoría de embajada, aunque sin la izada del pabellón nacional.

Según un funcionario del Departamento de Estado, acogido al anonimato en un encuentro telefónico con periodistas, no existen requerimientos legales que obliguen a hacer ondear la bandera para oficializar la sede.

Ese importante evento ocurrirá próximamente con la presencia en La Habana del secretario norteamericano de Estado, John Kerry, dijo.

La fuente precisó que como resultado del restablecimiento de vínculos, rotos por Washington en 1961, quedarán sin efecto -luego de sendas notas a tal efecto- los acuerdos entre ambos países y Suiza para el papel de potencia protectora.

El reinicio de las relaciones bilaterales genera interés mundial, un paso importante en el largo camino de la normalización.

Más allá de los temas y preocupaciones a abordar por las partes en las próximas etapas del acercamiento, Cuba recuerda que no podrá hablarse de normalización mientras continúe el bloqueo, la usurpación de territorio (la base naval de Guantánamo), las transmisiones ilegales de radio y televisión y los planes subversivos en su contra.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Barrios dijo:

    Hay una cancioncita que dice así:´ ´la vida te da sorpresas, sorpresas… te da la vida…ay Dios…

  • Jose R Oro dijo:

    La noticia constituye una buena descripción de lo que está sucediendo. De verdad una gran repercusión en EE.UU (no solo en el estado de Florida, donde es la mayor noticia), en todas las regiones de la unión americana y sus medios de difusión. También fuera de Cuba y de EE.UU., una gran cobertura e interés en todo el mundo. Un amigo turco me envió un email pidiendo si le podía grabar la ceremonia del izaje de la bandera cubana.

    Me quería referir al final de la noticia de Prensa Latina, donde dice: “Más allá de los temas y preocupaciones a abordar por las partes en las próximas etapas del acercamiento, Cuba recuerda que no podrá hablarse de normalización mientras continúe el bloqueo, la usurpación de territorio (la base naval de Guantánamo), las transmisiones ilegales de radio y televisión y los planes subversivos en su contra” Todo está conceptualmente claro para mí. Pero creo que debiera decir que “el gobierno y el pueblo cubanos coinciden que no podrá hablarse de normalización..” o que “..existe un consenso en Cuba que no podrá hablarse de normalización..” en vez de “Cuba recuerda que no podrá hablarse de normalización…” Simplemente Prensa Latina se atribuye un inexistente derecho a hablar por más de 11 millones de cubanos que viven en la Isla, los cuales quizás no tengan una absoluta unanimidad sobre el tema. Eso envía un mensaje de voz oficial y no, como es la verdad, de voluntario consenso (que no es, ni puede ser, unanimidad) del pueblo cubano.

    Confío en la “sucesiva mejoría” de las relaciones entre Cuba y los EE.UU. No me convence el término “normalización”. Me evoca al “Punto Omega” de Teilhard de Chardin, en indefinición y ambigüedad. Es un retruécano anfibológico y confuso. Conjeturo que se está expresando para no crear una exagerada ansiedad de que todas las cosas se van a resolver de golpe, lo cual obviamente no va a pasar. Además de los inobjetables reclamos del gobierno y pueblo cubanos y que constituyen un mapa u hoja de ruta de cómo debe marchar la “sucesiva mejoría” de las relaciones entre Cuba y los EE.UU., debiéramos también expresar la voluntad de Cuba de considerar y negociar puntos que la otra parte pudiera formular. La “normalización” se ha expresado constantemente como una calidad o esencia que es larga (dilatada, prolongada, interminable) y difícil (espinosa, peliaguda, peligrosa, pedregosa, etc.) de alcanzar, como un ente estático y que pareciera encontrarse más allá del sistema solar. Propongo mejor usar un término dinámico, en movimiento y progreso como “mejoría sucesiva” de las relaciones entre ambos países, como es verdad que ocurre de una forma u otra cada día.
    ¡Felicidades a todos los cubanos y estadounidenses de bien por la re-apertura de las embajadas! ¡Felicidades a Bruno Rodríguez por izar la bandera cubana, por ser el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba que visita a EE.UU. después de tanto tiempo y adversidad! ¡Le deseo a usted una fructífera reunión con John Kerry, y a este una pronta y fecunda visita a Cuba!

  • Ramiro Helmeyer dijo:

    Excelente esto que ha ocurrido entre estas dos naciones… Ramiro Helmeyer Quevedo!……..

  • Barrios dijo:

    Me parece que Walter Martinez no tocó el tema en su programa Dossier.Pienso que esto es muy lamentable

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también