Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Un escándalo de espionaje en Panamá involucra al expresidente Ricardo Martinelli

| + |
Ricardo Martinelli. Foto tomada de elfortindeguayana.com

Ricardo Martinelli. Foto tomada de elfortindeguayana.com

Los escándalos por espionaje electrónico han vuelto a ser noticia luego de que un grupo de hackers divulgara información confidencial donde se sostiene que el expresidente panameño Ricardo Martinelli contrató desde 2011 hasta mayo de 2014, los servicios de la empresa italiana Hacking Team, especializada en software de vigilancia y espionaje cibernético. 

Un reportaje del diario La Prensa refleja que la Oficina de Seguridad de la Presidencia de Panamá pagó 750 mil dólares durante tres años, por la adquisición del programa informático para espiar las telecomunicaciones.

Aunque todavía se desconoce el uso del producto adquirido por la nación istmeña, investigaciones realizadas por Forbes refieren que entre los que oferta Hacking Team está el software Da Vinci.

Este sistema remoto es capaz de convertir los teléfonos o equipos interceptados en micrófonos espías o de escudriñar conversaciones de los usuarios en chats de WhatsApp o Skype, precisa la fuente.

Pese a los desmentidos del portavoz de Hacking Team, Erick Rabe, de que su empresa vendió equipos de espionaje a varios gobiernos, entre ellos el de Panamá, la organización internacional de defensa de los derechos humanos en internet, Privacy International, afirma todo lo contrario.

En un comunicado reciente, esta agrupación revela que “Hacking Team es una de las empresas que actualmente proporciona a los gobiernos, herramientas de espionaje para vigilar ilegalmente a sus ciudadanos”.

Lo cierto es que Martinelli, quien gobernó al país entre 2009 y 2014, tiene en su haber una investigación por escuchas telefónicas ilegales, a través de una máquina comprada a una empresa israelí.

De acuerdo con documentos a los que tuvo acceso La Prensa, el equipo italiano de espionaje tenía 40 objetivos (targets), que fueron espiados de forma remota, en tanto existían dos correos de contactos: uno en Colombia y otro en Panamá.

Entre los escuchados o seguidos por Twitter se encuentran la abogada Zulay Rodríguez, diputada por el Partido Revolucionario Democrático, y otros políticos, en su mayoría miembros de esa organización, precisa el rotativo.

Al igual que en el caso de la máquina israelí, en la italiana vuelven a relucir Ronny Rodríguez y William Pittí, ambos apodados bajo los alias de “Didier” y “Guillermo”, respectivamente, quienes actualmente se encuentran prófugos de la justicia panameña.

Ambos están acusados de violar las comunicaciones privadas de al menos 150 personas, entre políticos, magistrados, periodistas, sindicalistas y otros miembros de la sociedad civil.

Según testigos, Rodríguez y Pittí mantenían contacto directo con Martinelli, a quien rendían informes sobre las operaciones de espionaje que se realizaban en el Consejo de Seguridad Nacional.

(Con información de Prensa Latina)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también