Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Siria: recuperan 65 mil antiguedades robadas por el Estado Islámico

| 3 |
Palmira fue punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda, que atravesaban el árido centro de Siria. Situada a 240 kilómetros al noreste de Damasco, es también un enclave que abre la vía hacia el valle del río Éufrates, donde el Califato asienta aguas arriba su principal centro de poder, en la ciudad de Raqqa. Foto: Joseph Eid/ AFP.

Palmira fue punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda, que atravesaban el árido centro de Siria. Situada a 240 kilómetros al noreste de Damasco, es también un enclave que abre la vía hacia el valle del río Éufrates, donde el Califato asienta aguas arriba su principal centro de poder, en la ciudad de Raqqa. Foto: Joseph Eid/ AFP.

Un total de 65 mil piezas arqueológicas sirias han sido recuperadas, según informó el Gobierno de ese país árabe. El director general de Antigüedades y Museos de Siria, Maamún Abdelkarim, señaló que los objetos habían sido robados y sacados del territorio sirio por terroristas en los últimos cuatro años.

Entre las piezas recuperadas se encuentran un centenar de diferentes tamaños y formas, como bustos originarios de la ciudad de Palmira, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la cual fue invadida y tomada por miembros del autodenominado Estado Islámico (EI) el pasado mayo.

Asimismo, se encontraron coronas y otras reliquias de la época romana y bizantina, las cuales fueron devueltas a Siria por autoridades libanesas. Esta acción responde a la presión que ha ejercido Siria junto a organizaciones como la Unesco sobre los Estados vecinos para que refuercen el control de la frontera, eviten el contrabando de antiguedades y vigilen el mercado negro.

Según indicó Abdelkarim, el país árabe es desde hace cuatro años escenario de una contienda que ha puesto en riesgo su legado histórico y cultural, que ha afectado fundamentalmente seis lugares: los cascos viejos de Alepo, Damasco y Busra, las ruinas de Palmira, el Crac de los Caballeros y las aldeas antiguas del norte, que se encuentran en la lista de sitios en peligro de la Unesco.

La antigua ciudad de Palmira, cuyo control tomó en mayo el autodenominado Estado Islámico (EI), es famosa por sus columnas romanas, sus templos y sus torres funerarias, inscrita en la Unesco como Patrimonio mundial de la Humanidad.

La ciudad de Palmira está situada en la provincia central de Homs y fue en los siglos I y II d.C. uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo y punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda, que atravesaban el árido desierto del centro de Siria.

(Con información de EFE)

Piezas arqueológicas sustraídas de la ciudad de Palmira han sido objeto de contrabando. Foto: AP.

El responsable sirio de patrimonio histórico aseguró que antes de la irrupción del EI las autoridades consiguieron trasladar a lugares seguros estatuas y objetos artísticos. En la imagen, detalle de una escultura expuesta en el museo de la ciudad, en marzo de 2014. Foto: Joseph Eid/ AFP.

En la imagen, detalle de una escultura expuesta en el museo de la ciudad, en marzo de 2014. Foto: Joseph Eid/ AFP.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • nopasarán dijo:

    Del lobo un pelo.

  • josé juan dijo:

    Qué triste. Qué patéticos los del estado islámico.

  • Aroldo dijo:

    Increíble en la primera foto la mezcla de las culturas árabes y occidentales europeas, el castillo medieval cristiano en la cima de esa colina pelada.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también