Imprimir
Inicio » Noticias, Militar e Inteligencia  »

Denuncian empleo de bombas de racimo en ataques aéreos contra Yemen

| + |
La coalición internacional encabezada por Arabia Saudita utiliza munición prohibida de fabricación estadounidense contra los insurgentes en Yemen, según defensores de derechos humanos. Foto:<a rel=

twitter.com/Fatikr." src="http://media.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2015/05/bombas-de-racimo-1.jpg" width="580" height="326" srcset="http://media.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2015/05/bombas-de-racimo-1.jpg 580w,http://media.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2015/05/bombas-de-racimo-1-266x150.jpg 266w,http://media.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2015/05/bombas-de-racimo-1-435x244.jpg 435w,http://media.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2015/05/bombas-de-racimo-1-280x157.jpg 280w,http://media.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2015/05/bombas-de-racimo-1-560x314.jpg 560w" sizes="(max-width: 580px) 100vw, 580px" /> La coalición internacional encabezada por Arabia Saudita utiliza munición prohibida de fabricación estadounidense contra los insurgentes en Yemen, según defensores de derechos humanos. Foto:twitter.com/Fatikr.

Human Rights Watch (HRW) denunció hoy que la coalición árabe encabezada por Arabia Saudí ha empleado bombas de racimo, prohibidas y suministradas por Estados Unidos, en sus bombardeos aéreos contra las posiciones de los rebeldes hutíes en el Yemen.

En un comunicado, HRW subraya que las bombas de racimo suponen una “peligro a largo plazo para los civiles” y están prohibidas por la convención adoptada en 2008 por 116 países, entre los que no figuran ni Arabia Saudí ni EEUU.

El uso de estas bombas ha tenido lugar, según vídeos y fotografías a los que tuvo acceso la organización, en la provincia septentrional de Saada, feudo de los hutíes y en la frontera con Arabia Saudí.

Los bombardeos liderados por Arabia Saudí con bombas de racimo han golpeado zonas cercanas a pueblos, poniendo en peligro a la población local”, lamenta Steve Goose, el encargado en HRW de la cuestión armamentística.

Goose afirma que esas armas “no deben usarse bajo ninguna circunstancia” y acusa a Arabia Saudí y los otros miembros de la coalición, así como al proveedor, EEUU, de burlarse del “estándar global que rechaza las bombas de racimo por su amenaza a largo plazo para la población civil”.

Estas bombas contienen decenas o cientos de municiones, que están diseñadas para explotar después de esparcirse en una amplia zona, lo coloca en situación de peligro a cualquiera que se encuentre en el área y, las que no explotan, se convierten en minas de facto.

En las fotografías obtenidas por HRW de la zona de Al Safraa, en Saada, se identifican, entre otros, los restos de dos armas activadas por sensor CBU-105, fabricadas por Textron Systems Corporation y suministradas a Arabia Saudí y a Emiratos Árabes Unidos por EEUU en los últimos años.

HRW no ha podido verificar si estos ataques aéreos con bombas de racimo en el Yemen causaron víctimas.

La nota de la organización recuerda que el portavoz de la coalición árabe, el general saudí Ahmed al Asiri, negó al comienzo de la ofensiva que la aviación estuvieron utilizando estas bombas.

La coalición árabe inició sus bombardeos contra los hutíes el pasado 26 de marzo, y aunque recientemente dio por finalizada esa fase de la operación, sigue efectuando ataques aéreos.

La llamada Convención sobre Municiones de Racimo, firmada en 2008 y que entró en vigor en 2010, prohíbe expresamente el uso, producción, almacenamiento y exportación de todo tipo de bombas de racimo sin excepciones, pero no ha sido adoptada por los principales productores de este armamento.

(Con información de EFE)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también