Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Facilitan la venta de artículos de plomería en moneda nacional

| 5
Foto: Roberto Ruiz / Juventud Rebelde

Foto: Roberto Ruiz / Juventud Rebelde

La oferta de herrajes hidrosanitarios de línea económica y en moneda nacional que expenden las tiendas de materiales de la construcción (los antiguos “rastros”) continúa creciendo. Solo en el mes de octubre se vendió la mitad de todo lo que se había expendido de enero a septiembre.

Los acaparadores siguen haciendo de las suyas, y debido a sus pillerías a veces es difícil que una familia honrada y necesitada pueda resolver el problema de los salideros de casa, pero poco a poco, a medida que se incrementa la oferta, los dados a la vida fácil y las indisciplinas sociales van teniendo menos oportunidad.

Tampoco, empero, hay que tapar el sol con un dedo. Según los diagnósticos, la necesidad de herrajes para el hogar hoy está sobre los seis millones de artículos, y sabido es que no hay ni capacidad financiera ni industrial para de un golpe resolver esa deuda.

Para este año se previó poner en el mercado 2 061 270 elementos. Hasta octubre el plan estaba al 91 por ciento.

En 2015 se plantea un crecimiento del 3,5 por ciento, para una oferta de 2 133 414 artículos de plomería, según informaron en encuentro con la prensa autoridades del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), al cual asistió la presidenta de la institución, la ingeniera Inés María Chapman.

Abel Fernández, director de Uso racional del agua del INRH, apuntó que no solo se está produciendo y vendiendo más, sino que la calidad de los productos aumenta, como es el caso de las pilas de agua para fregaderos y lavamanos, las cuales, en su opinión, son de las mejores que se están vendiendo hoy en el país, y a un precio bastante asequible.

Según Fernández, los niveles de producción y de oferta deben ir creciendo, pues los suministros para la industria están garantizados. A lo anterior se suma que la emblemática Planta de Herrajes de Guanabacoa adquirió moldes que necesitaba, una inversión que permite concentrar recursos, ahora, en la elaboración propia de los artículos.

A la empresa de herrajes se agregan las producciones locales en Villa Clara y Holguín, a las cuales se les está exigiendo más calidad, ante las potencialidades que tienen para resolver poco a poco demandas territoriales.

Se informó también que la provincia de Santiago de Cuba —ante la sequía que padece, lo cual limita el servicio de acueducto a la población— será priorizada en estas ventas, a fin de contribuir al ahorro de agua al interior de las viviendas, a través de la supresión de salideros.

Sobre la atención a las quejas de la población, se expuso que el INRH ha incrementado y perfeccionado este importante aspecto. De los casos atendidos hasta octubre, tanto los planteamientos en las asambleas del Poder Popular como los realizados en las oficinas de la institución, el 74,3 por ciento tuvo una solución. Las principales quejas de la población versan sobre el servicio de agua, las pipas, los salideros y obstrucciones, y la limpieza de fosas.

(Tomado de Juventud Rebelde)

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Cadillac dijo:

    creia que se iba a hablar de una rebaja de precios o algo asi ehhh

  • Norberto Ruiz dijo:

    Los periodistas debian recordar que este tipo de articulo donde se debe beneficiar el pueblo hay que ser mas esclarecedores pues si bien la calidad es importante, los precios tambien lo son, para ver si estan al alcance de todos pues de no ser asi no vale la pena hablar con optimismo y los problemas nos seguiran destruyendo.

  • diana@gecyt.cu dijo:

    Sugerir al periodista que haga encuentas sobre la calidad de lo que estamos comprando, las pilas de agua no sirven , se salen, compre una pila la tuve que cambiar 3 veces al final no encuentro como parar el goteo. No hay cheque de la calidad de lo que producimos y los precios siguen alto, una simple pila rustica no baja de 80 MN, si vas a las tiendas recaudadoras de divisa la pila más barata y con mala calidad está en 4.50 CUC. No hay bolsillo que aguante . Diana

  • Mayitin3 dijo:

    Yo Mario Félix Informático de profesión y mi esposa Yudisleidys Dra. de profesión estamos esperando ver en que rastro de la Habana venden estos herrajes, todos estos productos incluido el cemento y los áridos son y seguirán siendo acaparados por los revendedores que están en juego con los trabajadores de los rastros, ojo jamás soy absolutista con mis ideas y palabras pero aseguro que nadie puede resolver ningún herraje honradamente en los rastros y los otros materiales siempre a medias, los rastros son la mata de la corrupción y el delito en este país, pero por muchos años y mientras mas produzcan mas van a robar , deben cambiar el lugar donde vender (al menos los herrajes) o seguiremos en las mismas. Nunca voy a entender que un desvergonzado que no trabaja que vive de estafar al prójimo devengue ilegalmente un salario superior y viva como un rey mientras otros que somos honrados que nos quemamos las pestañas estudiando, nos sacrificamos y apenas podemos sobrevivir, todavía estoy esperando por comprar 2 sacos de arena y uno de polvo de piedra en los rastros del municipio Cerro, no puedo darme el lujo de comprarlos a 40 pesos casa uno a los revendedores para terminar una pequeña reparación que necesito hacer y que he aplazado por casi un año a falta de materiales a un precio justo proporcional a mi salario.

  • Jesus dijo:

    mas miseria para el cubano de a pie, mas beneficio para los revendedores.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también