Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Arribará a España héroe cubano Fernando González

| 4 |
Fernando Gonzalez en Audiencia  "Los Cinco, la guerra mediática y la subversión contra Cuba". Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fernando Gonzalez en Audiencia “Los Cinco, la guerra mediática y la subversión contra Cuba”. Foto: Ismael Francisco / Cubadebate.

El Héroe de la República de Cuba, Fernando González Llort, uno de los luchadores antiterroristas cubanos que cumplió una injusta condena en cárceles norteamericanas, arribará este martes 16 de septiembre a Madrid, invitado a participar en la Fiesta que organiza cada año el Partido Comunista de España (PCE).

Como parte de su visita a España, primera que hace al exterior el también Vicepresidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) tras su liberación, se han concertado encuentros con la Federación de Cubanos Residentes en España (FACRE) y representantes de asociaciones de solidaridad con Cuba; así como se celebrará un Concierto que ha organizado el Comité Estatal por la Liberación de los Cinco.

“Encontrará en España expresiones genuinas de aprecio a la justicia verdadera y amplias muestras de solidaridad y cariño con Cuba, razones por las cuales, miles de españoles, cubanos y otros nacionales residentes en este país, defienden la causa de Fernando y sus cuatro compañeros”, declaró el Embajador de Cuba ante el Reino de España, Eugenio Martínez Enríquez.

Hace unas semanas, más de trescientos políticos españoles firmaron una carta mediante la cual solicitan al Presidente Obama la liberación de los tres cubanos que permanecen en prisión en los EEUU desde hace 16 años por luchar contra el terrorismo. Algunos de esos actores políticos interactuarán con Fernando González para conocer sobre el proceso de los cinco cubanos. El pasado viernes 12 de setiembre, decenas de españoles se manifestaron en las ciudades de Madrid, Valencia, Alicante, Sevilla, Barcelona y las Palmas, entre otras localidades, para exigir la liberación inmediato de Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Tenemos que hacer valer la voz de Cuba en todas partes y si el amigo llama y si llaman los amigos de todas partes y tenemos posibilidad de alzar la voz de Cuba ante el mundo para denunciar las injusticias y podir la libertad de los héroes prisioneros en cárceles americanas, entoces es doblemente válido y sembrar en cada lugar amistad y ganar adeptos y levantar la voz que se vea a distancia como una luz inmensa. Hay que luchar y tener motivos para hacerlo de forma permanente sin desmayo. Saludo.

  • ARTURO@14975 dijo:

    ¿Aprobará Obama el indulto de los tres antiterroristas cubanos en el día de Acción de gracias?

    Wilkie Delgado Correa
    Rebelión

    El 12 de septiembre de 1998 marca una etapa, que dura dieciséis años después, de la vida de 3 hombres que guardan injusta prisión en cárceles de los Estados Unidos y que forman parte de los mundialmente conocidos por los Cinco. Esta etapa no solo comprende las vidas de esos seres excepcionales, sino incluye también las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, tirantes desde hace más de cincuenta años y cuyas manifestaciones más notorias han sido el bloqueo económico, financiero y comercial y agresiones miles, que involucran estas últimas las acciones terroristas contra Cuba, desarrolladas y planificadas desde el territorio norteamericano por grupos pertenecientes a las mafias cubanoamericanas.

    Esta etapa de tan larga duración marca fundamentalmente un episodio judicial, que aún se mantiene vigente en la Corte Federal de los Estados Unidos, caracterizado por el más triste e indignante desenlace, en el cual la venganza política contra un país, Cuba, se descargó sobre la existencia de cinco seres humanos, y en cuyo proceso la justicia, simbólicamente representada con una venda que le cubre los ojos, fue obligada a una ceguera y sordera funcionales para que no viera ni oyera lo que era perfectamente evidente y audible durante uno de los juicios más largo y trascendente de la historia en aquella nación.
    Y aquello que campeó en los recintos judiciales a todos los niveles, tuvo dos repercusiones en los medios de la prensa de la nación norteamericana: en primer lugar, el escarceo de la jauría mediática miamense, acuciada por el pago generoso a periodistas mercenarios por parte del gobierno de los Estados Unidos, y en segundo lugar, por la mordaza aplicada a la gran prensa del país para que un manto de silencio no permitiera revelar el crimen que en nombre de la justicia se cometió en la Corte Federal, en el Circuito de Apelaciones y en la Corte Suprema de Justicia contra aquellos cinco prisioneros.
    A partir de ahora, la fecha de un nuevo aniversario de la detención de los Cinco, transcurrirán los días hasta noviembre, sin ningún otro hecho connotado previsible en la sociedad norteamericana, que no sea el famoso Día de Acción de Gracias, que se celebrará el día 27, o sea, el cuarto jueves.
    Como todos los años, ese día millones de estadounidenses celebrarán una cena que forma parte de una de las tradiciones más antiguas de los Estados Unidos. Esta celebración tiene su origen en la ofrenda que hicieron los primeros colonos ingleses, que llegaron a bordo del “Mayflower” en 1620 a tierras americanas. Sabemos lo que ocurrió después, con la llegada de nuevas oleadas de inmigrantes, y quienes invadieron los territorios indígenas y les arrebataron sus tierras y les exterminaron de la manera más bárbara.
    Pero en fin, las tradiciones son como las quiere cada pueblo y hay que respetarlas. Así este acto primigenio, pudiéramos decir que de confraternidad, con el tiempo devino en una celebración nacional, a partir de que fuera proclamada oficialmente por el presidente Abraham Lincoln en 1863, y que luego, en 1911, fue declarada oficialmente por el Congreso.
    Pero ahí no quedó todo, y mucho más recientemente, se instauró una nueva ceremonia que tiene como protagonistas principales al presidente y a una pareja de pavos.
    Fue George H. Bush (padre), ¡vaya sensibles y humanos que son los Bush!, quien oficializó esta ceremonia y a partir de entonces todos los años se celebra con toda rimbombancia y protocolo.
    Por lo tanto, es seguro que dos pavos que pasarán a ser famosos, cuyos nombres aún no se conoce, tendrán el raro y especial privilegio de recibir el indulto del presidente Obama, como ya ha venido ocurriendo tradicionalmente. Los mencionados pavos se salvarán de ser cocinados en la tradicional cena de Acción de Gracias, que conlleva al sacrificio de, vaya Ud a saber, de cuantos millones de otros pavos. Es una verdadera suerte la que tendrán estos pavos al recibir el indulto de Obama, ya que, además de la vida, posarán en fotos con el presidente y recibirán un espacio destacado en la prensa norteamericana.
    También en ocasión de la fecha, Obama deberá, como presidente, ejercer la facultad constitucional, realizable en cualquier momento que lo considere pertinente, de conmutación de penas o de indultos, entre cientos y decenas, respectivamente, de solicitudes al respecto.
    Si tenemos en cuenta que existen 2,3 millones de estadounidenses presos, de los cuales unos 200 000 son reclusos en prisiones federales, podemos entender que este último recurso sea solicitados por quienes más méritos tengan para ser tomados en consideración, mediante un proceso en el cual se incluyen las características o fundamentaciones de los casos, relevancia de los solicitantes, así como las circunstancias peculiares del caso para el derecho a la misericordia, y la tramitación y recomendación de la Oficina del Fiscal del Perdón del Departamento de Justicia, que finalmente pasa los casos a la disposición del Presidente para su aprobación o negación.
    Una jurista norteamericana ha señalado “que los presidentes también han utilizado la autoridad del perdón para corregir errores y rehabilitación de recompensa en muchos casos destacados. Ningún sistema legal debería tener que depender de la clemencia ejecutiva para hacer justicia, pero no la nuestra.”
    En relación con los Cinco Héroes Cubanos, cabe señalar que quizás ningún otro caso califique con más mérito para recibir el indulto presidencial. Cientos y miles de solicitudes, a nivel individual e institucional (personalidades, parlamentos, iglesias, sindicatos, partidos, organizaciones, etc., se han dirigido a Obama con argumentos y razones que prueban la relevancia de atenderlas como una prioridad de interés nacional y como un acto de la más elemental justicia. Son tan contundentes los hechos y circunstancias que se manejan desde los puntos de vista del derecho, la ética, la política y los valores humanos, que sería un crimen no atender la petición y no conceder el indulto.
    Y habría que añadir que con ello, más que ejercer un perdón presidencial, en el caso de los cinco cubanos presos, sería reivindicar y honrar la justicia, y dar crédito y manifestar, con un acto de altura y grandeza moral, el respeto por quienes en todas partes del mundo, incluyendo en el propio seno de los Estados Unidos, han clamado por la liberación.
    Así que en lo que resta de estos meses del año, estamos seguros que Obama indultará a una pareja de pavos por segunda vez.
    En cuanto al indulto de nuestros 5 Héroes y de otros presos en cárceles federales, queda la incertidumbre de que antes del Día de Acción de Gracias, Obama se decida a ejercerlo en forma responsable y justa. Es una gran oportunidad del presidente para una buena acción en fecha tan significativa para la sociedad americana.
    Ojalá Obama escuche la voz universal que reclama la justicia y la libertad para Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labañino. Merecen el indulto como nadie, aunque otros también lo merezcan recibir, pues sus nombres están en las conciencias de millones de personas de este mundo.
    Unas preguntas nos asaltan en esta fecha del décimo sexto aniversario de la detención de los Cinco: ¿Habrá hecho la tramitación y recomendación correspondiente la Oficina del Fiscal del Perdón del Departamento de Justicia, que finalmente pasa los casos a la disposición del Presidente para su aprobación o negación? ¿Aprobará Obama el indulto merecido de los tres antiterroristas cubanos que cumplen prisión injusta en los Estados Unidos? Nosotros esperamos eso en el Día de Acción de Gracias. (We expect that in the Thanksgiving Day)
    Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

  • abe dijo:

    me alegro que tan digna persona visite a españa y que sea el presidente ICAP,nuestro apoyo y solidaridad ,lastima de no poder estrecharle mi mano . un saludo

  • Roilan brooks suarez dijo:

    Hasta cuando la injusticia con nuestro hermanos prisioneros , obama no se da cuenta que el, como premio novel de la paz debe demostrar su imparcialidad en cuanto a los 3 hermanos presos y acabar de liberarlos

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también