Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Keith Ellis: El privilegio de saber por qué nos dedicamos a Cuba

| 1 |
El vicepresidente del ICAP, Fernando González, impuso a Keith Ellis la Medalla de la Amistad, otorgada por el Consejo de Estado de la República de Cuba, a propuesta de ese instituto. Foto: Luis Toledo Sande.

El vicepresidente del ICAP, Fernando González, impuso a Keith Ellis la Medalla de la Amistad, otorgada por el Consejo de Estado de la República de Cuba, a propuesta de ese instituto. Foto: Luis Toledo Sande.

Por Liset García

Keith Ellis ha regresado a Cuba, por enésima vez. Lo hace, como siempre, en gesto amistoso, de cercanía, con la calidez que lo caracteriza. El país lo recibe con la gratitud que prodiga a los hombres buenos, y lo condecora, ahora con la Medalla de la Amistad.

Es uno de los reconocimientos con que Cuba agradece el quehacer de este intelectual jamaicano-canadiense, Profesor de Mérito de la Universidad de Toronto y de La Habana, miembro de la Academia Cubana de la Lengua, importante estudioso de la obra de Nicolás Guillén, José María Heredia, José Martí, de quienes ha traducido obras al inglés.

Él dijo que acepta “este gran honor pensando ahora en el trabajo que van haciendo o han hecho muchos amigos”, y nombró a un grupo representativo de quienes ofrecen su apoyo solidario desde Canadá, donde él reside. “Nosotros, y somos muchos, que dedicamos nuestros mejores esfuerzos a Cuba, tenemos el gran privilegio de saber por qué lo hacemos y lo seguiremos haciendo”.

Destacó que uno de los aciertos de la Revolución cubana es haber dado un lugar central a la cultura e introducir un concepto elevado, abarcador y auténtico de este fenómeno.

“Cuba ha demostrado que cultura no es solo la habilidad de presentar magistralmente a su público logros en sus respectivos campos de las artes y las ciencias… Cultura para Cuba es también la formación de una sensibilidad apta para considerar el bienestar de los demás y de pensar inteligentemente con el corazón, cualidades que tienen repercusiones sociales, económicas y políticas… Esto ha animado la voluntad de crear para el bien de todos, de involucrarse en la lucha contra las clases de enfermedades, tanto físicas como mentales, que refrenan el progreso humano…”

Ante el público asistente a la ceremonia realizada en la sede del Instituto de Amistad con los Pueblos (ICAP), contó que en su país natal, Jamaica, al celebrarse el primer aniversario de la Operación Milagro, se reunieron algunos de sus beneficiarios: gente pobre y religiosa, quienes recuperaron la visión gracias a las cirugías que ese programa cubano-venezolano propicia para corregir defectos visuales. “Rezaron, cantaron himnos, y al final coreaban estas palabras en inglés, After God, Cuba (Después de Dios, Cuba).

Fernando González, vicepresidente del ICAP, uno de los Cinco antiterroristas presos en Estados Unidos y el segundo en regresar a la patria tras cumplir su injusta condena, colocó la medalla en el pecho de Ellis. También estaban presentes el embajador de Jamaica en Cuba, A’ Dale Robinson, el presidente de la Casa de las Américas, Roberto Fernández Retamar, entre otros invitados.

En sus palabras de gratitud por la condecoración recibida, abundó en la necesidad de “persistir urgiendo que llegue pronto el día en que Obama deje de practicar uno de sus pasatiempos especiales: el de disimular su conducta agresiva… Entonces podrá atender a causas justas como la de los Cinco”.

Apuntó que los Cinco son “hombres nuevos”, extensamente producidos por la política cultural de Fidel, del Che, de la revolución. Y lamentó que la justicia esté tardando tanto en aparecer.

A punto de concluir su discurso, Keith Ellis leyó la carta que enviara al presidente estadounidense en la que le solicita que cese el encierro a que han sometido a los Cinco, apresados el 12 de septiembre de 1998, justo hace 16 años.

Carta al Presidente Obama

Recuerdas, Sr. Presidente, el día,
el momento en que una luz penetrante
iluminó de repente ese rincón de tu conciencia
juvenil,
mientras en tus pensamientos sobre un futuro legal
se unía la ley con la justicia,
y esa unión dio alas a tu sueño,
y te elevó a contemplar la dignidad profesional,
haciendo limpias y espontáneas tus sonrisas,
como tenaces abrazos cálidos para la gente buena
que sirves.

Luego la conveniencia del curso que escogiste
te hizo perder el equilibrio, te inclinó hacia los
crueles,
convirtió tu sonrisa en un deliberado despliegue de
dientes,
disimuló tus miradas, dividió tus palabras,
aceleró tu envejecimiento.

¡Oh, Oh, Obama! Gente que conoce el amor,
en la apartada oscuridad de la noche
y a la luz de cada nuevo día,
mesa los cabellos, tiembla de dolor,
al encontrar intolerable
el obstinado divorcio
entre la ley y la justicia.

Recibe otra vez en tu conciencia
esa penetrante luz que viste.
Vuelve a vivir con cálido ahínco.
Liberta a estos cubanos, los Cinco.

El reconocido investigador, hispanista, traductor de larga trayectoria académica, Keith Ellis, reclamó al presidente estadounidense Barack Obama que libere a los tres cubanos que continúan presos en su país. Foto: Luis Toledo Sande.

El reconocido investigador, hispanista, traductor de larga trayectoria académica, Keith Ellis, reclamó al presidente estadounidense Barack Obama que libere a los tres cubanos que continúan presos en su país. Foto: Luis Toledo Sande.

 

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Leonel Casco Gutierrez dijo:

    Estas dignas expresiones desde lo mas hondo del corrazon, son las que nos mueven a millones de conciencias en mantener activa y firme la solidaridad con Cuba, su revolucion y la exigencia de la libertad de los Cinco y su ejemplo de lucha aun desde lo oscuro de la carcel defendiendo a su patria y pueblo de actos terroristas programados y operados desde suelo estadounidense con tolerancia estatal.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también