Imprimir
Inicio » Noticias, Deportes  »

Valerie Adams: “Solo trato de ser simplemente yo”

En este artículo: Atletismo, Deportes, IAAF, Nueva Zelanda
| 7 |

adamsvalhero_thumbPor Lilian Cid Escalona y Juan Manuel Álvarez Tur

Puede que Valerie Adams no tenga en sus vitrinas el galardón al Mejor Atleta que cada año entrega la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés). No lo tiene por cuestiones de la dinámica comercial del deporte en la actualidad, que tiende a ponderar el componente mediático y/o comercial de las figuras por encima de sus logros individuales. Sin embargo, nadie duda de que la balista neozelandeza, como en su momento lo fue Jan Zelezny o nuestra Osleidys Menéndez, es una fuera de serie. Valerie milita prácticamente “sola en su peso”, proyectándose con 1 metro y algo más por delante de sus más cercanas coespecializadas.

Así, su historial en la impulsión de la bala es un bastión inexpugnable de triunfos: 145 victorias, 50 de ellas de forma consecutiva y el aliciente de haber dominado a placer. Pese a su inicial inclinación por el baloncesto, una disciplina pródiga en su familia con dos hermanos inmersos al más alto nivel profesional, a los 14 años conoció del atletismo, se enroló en los lanzamientos y se enamoró, para siempre, del deporte rey. Valerie aceptó con inefable humildad cuando DeporCuba la convocó para dialogar sobre su vida, sus retos . Para nosotros es motivo de regocijo servir de puente entre ella y los que aprecian del atletismo no solo el aspecto puramente competitivo, sino también esa dimensión de respeto al contrario y los seguidores. Por figuras mayestáticas como Valerie, que la defienden, seguir este deporte vale la pena.

Siete títulos mundiales (4 al aire libre y 3 en pista cubierta), dos olímpicos, innumerables victorias en mítines atléticos y de Liga de diamantes, en fin, que podemos contar casi con los dedos de las manos las veces que concluye su participación en un lugar distinto del primero. ¿Siente que le falta algo?

Bueno, yo siempre quiero tirar fuerte porque me gusta lo que hago. En cada competencia voy a luchar por hacerlo mejor, y tener siempre, resultados positivos.

En la lista de registros “imposibles” se cuelan los 22.63 m de la impulsión de la bala en poder de Natalya Lisovskaya desde Junio de 1987. ¿Cómo lo ve usted? ¿Es verdaderamente imposible?

Es un registro que se estableció hace mucho tiempo y no es una de mis metas. Es cierto que está bien lejos, pero como ya he dicho, mi objetivo es superarme a mí misma. Lanzar todo lo lejos que Valerie pueda.

Unos ocho años con resultados sostenidos sobre los 20m. ¿Cuál es la fórmula?

Trabajando duro y con mucha persistencia. He tenido lesiones como todos los atletas. Mi entrenador, Jean-Pierre Egger, es un hombre increíble, que ha sido capaz de mantenerme en la cima de mi especialidad durante varias temporadas. Me encanta este deporte y he sacrificado muchas cosas para llevarlo adelante, por ejemplo, estar cerca de mi familia. Así que cada competencia y cada triunfo, es una motivación para seguir.

El dopaje es un mal que marca al deporte. Desde su perspectiva como representante de un área como la de lanzamientos que clasifica entre las de mayor incidencia dentro del atletismo: ¿Qué opinión tiene al respecto?

Bueno, yo no apruebo en lo absoluto esta conducta y creo que el atleta que incurre no debería tener la oportunidad de regresar, pero esa es mi opinión personal. Desafortunadamente mi especialidad se ha visto manchada con esto, pero no puedo controlar lo que otros hacen.Yo estoy limpia, sé que estoy haciendo mi deporte de la manera correcta; es lo que está en mis manos, y por lo que me preocupo cada día.

Londres 2012. ¿Qué recuerdos guarda específicamente de esta final olímpica?

Para ser honesta, no tengo un gran recuerdo porque fue una competencia verdaderamente difícil para mí. Terminé con la medalla de plata y a los 7 días me entregan el oro porque la ganadora había dado positivo en el antidoping. De ahí que no haya muchos recuerdos sorprendentes, aunque el recibir mi medalla de oro cuando volví a casa, fue increíble.

Cuando se gana, se gana y se gana, ¿cómo es posible mantener la motivación?

Me encanta ganar y dominar el evento. Todos entrenamos con la idea de vencer; siempre pienso en mi difunta madre y en mi país, Nueva Zelanda. A nosotros se nos conocía por tener corredores de media distancia, así que ha sido genial poder insertarnos entre las naciones que consiguen victorias dentro de los eventos de lanzamientos.

Si tuviera que listar las principales cualidades que definen a un atleta del área de lanzamientos, ¿cuál sería su elección?

Trabajador duro, ser mentalmente fuerte, decidido, y también tener un alma viajera. Sólo se vive una vez, hay que vivir a tope y seguir los sueños.

Cuando usted iniciaba su bregar por la alta competición, una cubana, Yumileidi Cumbá coexistía en la élite del mundo de su especialidad. ¿La recuerda?

Por supuesto que recuerdo a Yumileidi. Cuando comencé a participar en el circuito competitivo de atletismo ella siempre estaba. Es una persona muy original y súper divertida. Estuve en Atenas cuando ganó el título, un día después por un asunto de dopaje. Realmente la admiro y la respeto.

¿Qué momento hasta hoy, clasifica como el más especial de su carrera deportiva?

Los Juegos Olímpicos de Beijing por lo increíble que es proclamarse campeón olímpico. En ese momento ves el resultado de tantos años de trabajo. Y también el mundial en Daegu 2011, donde lancé récord personal e igualé el registro para los campeonatos mundiales (21.24m).

¿Cómo asume el hecho de ser una de las deportistas más prominentes de su país y del mundo?

Solo trato de ser Valerie. De ser simplemente, yo. Siempre he dicho que si lo que hago es capaz de inspirar a alguien y cambiar su vida, puedo morir feliz.

Puede estar tranquila, usted es un ídolo para muchas personas. A propósito, ¿tuvo y/o tiene ídolos Valerie?

Mi mayor ídolo es mi difunta madre Lilika. Ella me inspiró a hacer lo que hago y la echo de menos todos los días; murió cuando yo tenía 15 años de edad.

¿Retos en la recta final de este ciclo olímpico?

El reto es tratar de mantenerme invicta durante el tiempo que sea posible; ya sumo 50 victorias. Y continuar mi preparación con normalidad hasta Río 2016.

De familia numerosa, y con varios hermanos vinculados a la actividad deportiva, ¿qué significa la familia en la vida de Valerie Adams?

Mi familia lo es todo. Nos mantenemos en contacto siempre y los amo a todos. Extraño mucho cuando estoy lejos, pero ellos me entienden y me apoyan en todo lo que hago.

(Tomado de DeporCuba)

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • williams dijo:

    Sencillamente sensacional y muy sencilla.

    • Darbel dijo:

      …un sueño de nivel integral de mujer… muchos éxitos más en su carrera y vida personal…

  • Rober dijo:

    VALERIE ERES LO MAXIMO

  • Reviewer dijo:

    Esta muchacha es una fuera de serie. Que fortaleza física y mental!!! Por eso no pierde, porque es una atleta “integral”

  • Sergio dijo:

    Es una “MONSTRUA”, como se dice,,,,,,sin tanto BOMBO ni PLATILLOS como otros, una de las mejores atletas de la historia, sin lugar a dudas.

    Saludos,

  • Alexis Polémico dijo:

    …y además es una trigueña bellísima, con todo y su cuerpo hipermusculado.
    Si no, busquen sus imágenes con Google y verán.

  • Mario dijo:

    desde hace años se mantiene en la elite del atletismo mundial pero al parecer los caminos que esta cojiendo el mundo del deporte no se diostingue a un atleta por resultados sino por la especulacion en la que participe el mismo o en las propagandas en la que este

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también