Imprimir
Inicio » Noticias  »

Sindicatos advierten a Gobierno de Puerto Rico de rechazo social a recortes

En este artículo: Puerto Rico, Sindicato
| 1 |

Puerto Rico AVarios sindicatos con representación en grandes compañías públicas de Puerto Rico advirtieron hoy al Gobierno de que la recién aprobada ley que decreta la emergencia fiscal puede provocar una reacción en su contra entre la ciudadanía que desborde sus previsiones.

La presidenta de la Asociación de Empleados Gerenciales de la Autoridad de la Energía Eléctrica (AEE), Luz Marixibelle López, dijo en una conferencia de prensa junto a varios líderes sindicales que el Gobierno “no tiene claras las repercusiones” de la aprobación la pasada noche de la Ley Especial de Sostenibilidad Fiscal y Operacional del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

Esa ley, de entrada en vigor inmediata, declara un estado de emergencia fiscal que contempla ajustes y recortes para la gran mayoría de las instancias públicas y sus empleados, que con la entrada en vigor de la norma verán mermados algunos de sus derechos adquiridos.

Aclaró que en un hipotético caso de huelga en rechazo a la nueva ley habría poco más de 500 personas en cargos de responsabilidad para atender las necesidades de un territorio de 3,7 millones de habitantes.

Además, matizó que se trataría de empleados de oficina sin la cualificación necesaria para llevar a cabo trabajo en la calle.

El sindicato envió hoy una carta al gobernador en la que se señala que la nueva ley acarreará el retiro del 25 por ciento de los empleados de la AEE, lo que afectará de forma grave al Centro de Control Energético y podría ocasionar, en último término, un colapso del sistema eléctrico.

Emilio Nieves, presidente de la Asociación de Maestros, la Unión Nacional de Educadores y Trabajadores de la Educación (Unete), aseguró también en la conferencia de prensa que la entrada en vigor de la normativa provocará que más de 150.000 estudiantes de escuelas públicas queden desatendidos.

Nieves dijo que la ley aprobada va a tener como consecuencia que todo el pueblo puertorriqueño se posicione contra la norma y no solo los empleados de compañías públicas, que son los principales afectados.

El presidente del Sindicato de Bomberos Unidos (SBU), José Tirado, indicó por su parte que la crisis que sufre Puerto Rico y que, a su juicio, empeorará con esta nueva ley, es peor que la que se vivió con el anterior gobernador, Luis Fortuño, y que la intención del actual Ejecutivo es desmantelar el movimiento obrero en Puerto Rico.

Durante la jornada de hoy un grupo de sindicalistas de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier) llevó a cabo una concentración frente a las instalaciones de la fábrica Martex en el municipio sureño de Santa Isabel, donde se esperaba la presencia del gobernador, Alejandro García Padilla.

El presidente de Utier, Ángel Figueroa Jaramillo, pidió a la ciudadanía, durante una entrevista radial, que no pague sus facturas de agua y luz en rechazo a esta ley, que congela salarios y contrataciones, reduce pagas extraordinarias y exige recortes presupuestarios a los organismos públicos.

Pese a estas amenazas de protestas, García Padilla recordó hoy que el Gobierno ha llegado a acuerdos con los sindicatos que representan a cerca del 70 por ciento de los empleados públicos, por lo que descartó que se pueda llegar a una huelga general.

(Con información de EFE)

Puerto Rico AB

(Con información de EFE)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Arístides Lima Castillo dijo:

    El que redacta este artículo se queda corto. Es cierto que los sindicatos están preocupados o más bien asustados por la nueva ley porque les elimina o les recorta drásticamente muchos de los privilegios y beneficios sociales de los que ahora gozan, que obtuvieron en épocas pasadas de administraciones que no pensaron bien en cuánto se comprometía al país para el futuro, porque al parecer se les fue la mano en las concesiones. Ahora sucede que el estado de Puerto Rico tiene un déficit enorme de recursos monetarios, por lo que no tiene dinero para cubrir esos costos, y si solicita y obtiene préstamos para balancear el presupuesto, tienen que ser a un alto costo, que provocaría un incremento del endeudamiento que ya tienen, que es enorme.
    Y por lo que me he informado, los dirigentes sindicales (muchos profesionales porque ese es su único empleo, y sus altos sueldos los obtienen de las cotizaciones de los sindicalizados), y los que los siguen, están defendiendo sus propios derechos y privilegios, no los del pueblo puertorriqueño, que en la realidad son los que les pagan con su sudor esos privilegios que ellos mismos, como trabajadores, no tienen.
    Hace solo unos pocos días que escuché a un comentarista político (Topi Mamery, del canal de televisión WAPA y WAPA América), al parecer nada afín con el gobierno actual, y radicalmente opuesto a las pretensiones de los dirigentes sindicales y de las protestas (más bien revueltas con bebidas alcohólicas), que en la agencia estatal conocida como AEE (Autoridad de Energía Eléctrica), secretarias, fíjense bien que digo “secretarias”, tienen sueldos de 10 mil dólares mensuales (60 + dólares/hora). Así que comenzando con eso, piensen en cuánto más cobrarán otros empleados de esa agencia, que como el mismo gobierno, está endeudada hasta la coronilla, con al menos una deuda conocida con los suministradores de petróleo que asciende a vario millones y que pretenden que pague el pueblo con un incremento en la factura de la electricidad.
    Y hablando de la agencia AEE, la mayor queja del pueblo de Puerto Rico, es por el costo de la electricidad (y los cortes de energía), cuyo precio que es de los más altos del mundo (26 centavos de dólar por kilowatt) que el gobierno planea o planeaba, reducir a 16 centavos de dólar en un plazo de unos dos años.
    Y si hablan del retiro de unos 25 mil empleados de las agencias estatales, no es porque hayan llegado al límite de edad permitido, es porque se apresuran a hacerlo antes de que entre en vigor la tal ley, para no perder que le paguen las vacaciones y los días de enfermedad, que supuestamente no han cobrado por años y que representan cifras increíbles.
    Y por favor, ni por asomo soy especialista en los asuntos puertorriqueños, pero no creo que esté equivocado en lo que comento. Tengo muchos amigos borícuas queridos, y siempre he considerado que como escribiera la destacada poetiza puertorriqueña Lola Rodríguez de Tió: CUBA Y PUERTO RICO SON DE UN PÁJARO LAS DOS ALAS…

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también