Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

En preparativos homenaje a Samuel Feijóo en centenario de su natalicio

| +
Samuel Feijoo. Foto tomada de Trabajadores

Samuel Feijoo. Foto tomada de Trabajadores

Tal vez para salvarlo de esa fina capa de olvido que sufrió por años, la central provincia de Villa Clara y esta capital ultiman detalles para celebrar mañana el centenario del natalicio de Samuel Feijóo (1914-1992). Este narrador, poeta y dibujante cubano no tuvo una formación académica en las artes pero dejó su huella en cada una de esas manifestaciones.

Numerosos cuentos de corte costumbrista y folclórico, varios poemas y un puñado de novelas, como Juan Quinquín en Pueblo Mocho y Gil Jocuma, se cuentan entre sus creaciones literarias, que a veces graficaba con sus propias ilustraciones.

Incursionó en el periodismo, durante 1940 y 1950 redactó para la revista Bohemia diversos reportajes sobre actualidad nacional, en los cuales criticaba males y vicios públicos, y también colaboró en Carteles, Orígenes, El Mundo, Revolución, Granma, Hoy y Signos.

En total, publicó más de 100 títulos y la mayoría de su prolífica obra literaria está editada en varios idiomas.

Asimismo, los temas folclóricos, la mitología y fabulaciones de los campesinos cubanos y las tradiciones de Latinoamérica ocuparon su ensayística.

Desarrolló una amplia labor de promoción cultural, en 1969 ocupó la vicepresidencia de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en la antes central provincia de Las Villas y también fungió como director de Publicaciones y Ediciones de la Universidad de ese territorio.

Un poco menos conocidas resultan sus creaciones plásticas, aunque muchas de ellas (dibujos, pinturas, ilustraciones) forman parte de la colección del Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba.

“La pintura es un tipo de poesía que no me ofrece la literatura, quizás sea mi más bella expresión, es una forma de sacarme los jardines que me crecen adentro”, dijo Feijóo en una entrevista.

Además, realizó traducciones de grandes autores como Edgar Allan Poe, Walt Whitman, Thomas Eliot y el Marqués de Santillana, entre otros.

Este hijo ilustre del poblado de San Juan de los Yeras, en la ahora provincia de Villa Clara, descansa en la capitalina Necrópolis de Colón, lejos de su tierra natal, pues la muerte quiso sorprenderlo en La Habana, el 14 de julio de 1992.

Como parte de las actividades por su centenario, en la Feria Internacional del Libro Cuba 2014 la editorial Letras Cubanas presentó El sensible Sarapico, que recoge una autobiografía del autor de Epitafio del poeta bobo, sus artículos periodísticos, cuentos, poemas y otros textos escritos de 1946 a 1968.

(Con información de Prensa Latina)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también