Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Renuncia Johnny Araya como candidato a presidencia de Costa Rica (+ Video)

En este artículo: Costa Rica, Elecciones
| 4 |
El ex candidato afirmó que percibió el sentimiento de los costarricenses y una voluntad inclinada por el relevo de partido en el gobierno de la República. Foto:AP (Archivo).

El ex candidato afirmó que percibió el sentimiento de los costarricenses y una voluntad inclinada por el relevo de partido en el gobierno de la República. Foto: AP (Archivo).

El candidato del Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya Monge, renunció a contender por la presidencia de la República de Costa Rica, aunque aseguró que seguirá en la búsqueda de un acuerdo nacional a favor de la producción, la equidad y la gobernabilidad en el país.

Esto dijo en el discurso que emitió este miércoles en el hotel Corobicí, lugar al que acudió con sus amigos, familiares y los 18 diputados liberacionistas electos.

No obstante, enfrentará el 6 de abril en segunda ronda a Luis Guillermo Solís, postulante del Partido Acción Ciudadana (PAC), pues el artículo 138 de la Constitución Política impide a los candidatos presidenciales retirarse de la contienda:

“No pueden renunciar a la candidatura para la Presidencia o vicepresidencias los ciudadanos incluidos en una nómina ya inscrita conforme a la ley, ni tampoco podrán abstenerse de figurar en la segunda elección los candidatos de las dos nóminas que hubiera obtenido mayor número de votos en la primera”.

Araya consiguió el 29,71% de los votos, por debajo de Solís quien obtuvo el 30,64% de los sufragios válidos, en la primera ronda del 2 de febrero.

Según Araya, la decisión anunciada hoy la tomó “con firmeza de ánimo” y dijo no tener turbulencias internas pese al momento político delicado.

“He vuelto a recorrer los caminos de la patria, he percibido el sentimiento de los costarricenses, he oído sus razones, he prestado atención a sus juicios, he consultado sondeos que miden las corrientes profundas de la opinión pública y he comprobado la existencia de una voluntad por el relevo del partido en la gestión del gobierno”, afirmó Araya frente a periodistas.

“La campaña hacia la segunda ronda se presenta muy difícil y llena de obstáculos. Los recursos y el tiempo son tan limitados como intensa es la tarea de revertir la tendencia contraria”, justificó Araya, al tiempo que indicó que, por razones éticas, se niega a hacer uso de “tácticas innobles” para variar esa tendencia.

“La sensatez indica que hay que sopesar los elementos. Con firmeza de ánimo hago saber mi decisión de concluir esta campaña. Más allá de mi aspiración está Costa Rica”, sostuvo.

En un corto discurso, Araya de 57 años, dijo que Liberación está dispuesto a trabajar en la construcción de un acuerdo nacional. “Nos aprestamos a ejercer de nuevo la oposición responsable. La misión histórica del Partido Liberación Nacional sobrepasa una contienda por la Presidencia de la República”.

Antes de anunciar su decisión, el candidato se reunió con el comando de campaña, los diputados electos del PLN y el directorio político del partido.

Para la segunda ronda, el PLN podía echar mano a menos de ¢1.000 millones de deuda política debido a que gastó más de ¢4.500 millones en la primera ronda, mientras que el PAC, que usó unos ¢1.500 millones de colones, dispone de más de ¢3.000 millones para esta segunda vuelta.

Eso obligaba a Liberación Nacional a recurrir a donaciones para completar los recursos en esta nueva campaña.

EL CONTENDOR

Luis Guillermo Solís, politólogo y profesor universitario de 55 años, tendría la oportunidad de encabezar el primer gobierno de Partido Acción Ciudadana (PAC), un partido fundado en el 2001 por el exministro, excandidato presidencial y hoy diputado electo, Ottón Solís.

El candidato del PAC fue militante del PLN en el pasado. Incluso, fue su secretario general y participó en dos gobiernos (el primero de Óscar Arias y el de José María Figueres Olsen), pero salió de la agrupación en la década del 2000 por divergencias con su forma de trabajar.

El PLN, en tanto, perdería la oportunidad de gobernar en tres ocasiones consecutivas. Empero, Antonio Álvarez Desanti, jefe de campaña, dijo que no llaman a desmovilizar el voto.

Esta es la segunda ronda electoral de la historia. La primera se produjo en el 2002 entre el expresidente Abel Pacheco, del PUSC, y Rolando Araya, del PLN.

Araya Monge, junto a su esposa Sandra León y los aspirantes a la dos vicepresidencias, Jorge Pattoni y Silvia Lara, indicó que lo de ahora “no es un adiós, sino un hasta luego”.

El candidato no respondió preguntas de la prensa.

(Con información de La Nación)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    En política en América no hay afirmaciones. Todo depende de las circunstancias y este candidato ha visto en tiempo real y a sacado los cuentas de cuanto gana y cuanto pierde en su toma de decisión y va, a mi forma de ver, conciliando con su conciencia y teniendo un poco de paz interna, cuando el momento es de dudas y decisiones.

  • Xavier dijo:

    Estos artículos, para gente como yo, deben desmenuzarse un poco más, pues me he quedado igual, no sé a quién representa cada uno, no hablo de los partidos en si, sino de la tendencia política en beneficio del pueblo que cada cual tiene.

  • 007* dijo:

    LA ECONOMÍA NO ESTÁ PARA ECHAR UNA PELEA, SABIENDO DE ANTEMANO QUE LA VA A PERDER, Y ESO ES LO QUE LE PASA A ESTE CANDIDATO, LOS SONDEOS INDICAN QUE VA POR DEBAJO EN LAS ENCUESTAS, Y QUE EN UNA SEGUNDA VUELTA, NO TIENE NADA QUE HACER.

  • ypm dijo:

    No quiere gastar mas dinero en campaña poque sabe que va a perder lo deduje mucho antes de terminar de leer el articulo y me lo confirmo el final.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también