Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

Crean dispositivo que genera energía eléctrica a través de los latidos del corazón

En este artículo: Ciencia, Estados Unidos, Salud
| 3 |

892a5f8f051070030e2f32dad734f5fa_articleUn grupo de científicos ha desarrollado un dispositivo que se alimenta de la energía generada por los latidos del corazón, lo que abre el camino para que un día el propio organismo humano sea capaz de recargar aparatos implantados como el marcapasos.

“En la actualidad estamos viendo más y más dispositivos electrónicos implantables (…) Habrá una creciente demanda de energía en el cuerpo humano”, dijo John Rogers, profesor de la Universidad de Illinois (EE.UU.) y uno de los autores del trabajo publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences‘.

Basándose en el concepto del efecto piezoeléctrico, generación de electricidad en ciertos materiales sólidos al someterse a una deformación mecánica, los científicos crearon una nanocinta flexible que convierte la energía de los órganos que se comprimen, como el corazón, pulmones o diafragma, en corriente eléctrica.

“El corazón es una excelente pieza para el trabajo mecánico, ya que se encuentra en constante movimiento. El principal problema con este órgano es que cualquier dispositivo puede afectar negativamente a su funcionamiento”, explicó Rogers. “Esto exige la creación de un aparato que no solo sea flexible, sino superflexible para no interferir en su funcionamiento”, añadió.

De esta forma desarrollaron una nanocinta de materiales piezoeléctricos de titanato circonato de plomo, a la que adjuntaron un rectificador eléctrico y batería. Para el experimento los investigadores fijaron el dispositivo a los corazones, pulmones y diafragmas de un grupo de vacas, ovejas y cerdos.Los aparatos eléctricos no limitaron el normal funcionamiento de los órganos y generaron suficiente energía como para alimentar la batería de un marcapasos.

“Un marcapasos funciona con una batería y se instala en su cuerpo. Cada vez que la batería se agota tienen que abrir el pecho para reemplazar el marcapasos”, explicó el profesor de la Universidad de Illinois. “Si hubiera la posibilidad de aprovechar el trabajo mecánico de nuestros órganos, quizá podríamos prolongar la vida de la batería o incluso sustituirla por completo”, añadió.

A pesar de los exitosos resultados obtenidos en animales, los primeros ensayos clínicos en personas tardarían varios años. Los científicos temen que el plomo, material del que está construida la nanocinta, represente serios problemas para el organismo humano, por lo que confían que en un futuro cercano se desarrolle un material con las mismas características pero que no sea nocivo.

Para más información, lea el texto científico en Proceedings of the National Academy of Sciences

(Tomado de RT Actualidad)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jorgi dijo:

    guaooooooooo, yo soy estudiante de medicina y dejenme decirles que eso me parece super espectacular, muchas felicitaciones a esos grandes cientificos e investigadores….

  • alejandro loyola dijo:

    esto está genial, menos mal…ayer había un artículo sobre fusiles que apuntan solo y hoy esto para contrarestarlo…eso es equilibrio natural
    ahora hace falta que la Apple no compre la patente para recargar los iphone…

  • arsenio solis dijo:

    exelente apreciasion científica, se esta ajustando al sistema humano,BIEN POR LA HUMANIDAD

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también