Imprimir
Inicio » Noticias, Militar e Inteligencia  »

Casa Blanca descarta posibilidad de otorgar amnistía a Snowden

En este artículo: Casa Blanca, Edward Snowden, NSA
| 3 |

casa blancaLa Casa Blanca desestimó hoy otorgar una amnistía a Edward Snowden a cambio de la entrega de documentos aún en su poder que incriminan a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) con un masivo caso de espionaje a nivel mundial.

El portavoz de la mansión Ejecutiva, Jay Carney, recalcó este lunes que la posición de la administración del presidente Barack Obama continúa invariable respecto al regreso al país para ser juzgado el excontratista de la NSA, asilado en Rusia.

Snowden es acusado de filtrar información clasificada y se enfrenta a cargos por delitos graves en Estados Unidos, apuntó Carney durante su habitual encuentro diario con la prensa.

Contestó así a Richard Ledgett, funcionario de la NSA, quien opinó el domingo en el programa 60 Minutes de la cadena televisiva CBS News que el Gobierno debería negociar un acuerdo para recuperar los documentos que permanecen en poder de Snowden.

Desde junio pasado Snowden centra el interés de la opinión pública mundial tras poner al descubierto alrededor de 200 mil archivos de la NSA que ilustran las prácticas de fisgoneo de las comunicaciones telefónicas e Internet de Estados Unidos de conjunto con algunos aliados occidentales como Reino Unido y Canadá.

Las revelaciones provocaron un revuelo mundial tras saberse de los programas de escucha ilegales de las comunicaciones de los estadounidenses y ciudadanos de otros países, incluidos dignatarios como la canciller federal alemana, Ángela Merkel, la presidenta brasileña, Dilma Rouseff, y su par mexicano, Enrique Peña Nieto.

Personalidades de la sociedad civil, organizaciones de derechos humanos, presidentes y representantes de organismos internacionales rechazaron por distintas vías tales prácticas.

Los gobiernos acusados justifican la vigilancia masiva basados en la necesidad de preservar la seguridad nacional ante amenazas terroristas.

Del otro lado, los detractores cuestionan la legalidad de esas acciones, pues las dimensiones de los programas de intervención electrónica vulneran el derecho a la privacidad.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Naria Jesus Casado dijo:

    La noticia del NYPost que podría conseguir un juicio civil de lo que pasó el 11-S
    http://nypost.com/2013/12/15/inside-the-saudi-911-coverup/
    Dentro de del encubrimiento del 11-S de Arabia Saudí
    Después de los ataques del 9/11 , al público se le dijo que Al Qaeda actuó solo , sin patrocinadores estatales.
    Pero la Casa Blanca no dejó ver a toda una sección completa del informe de investigación del Congreso sobre el 11-S que trata sobre ” fuentes específicas de apoyo extranjero ” a los 19 secuestradores , 15 de los cuales eran ciudadanos saudíes .
    Se mantuvo en secreto y lo sigue siendo hoy.
    El presidente Bush inexplicablemente censuró 28 páginas completas del informe de 800 páginas . El texto no está censurado aquí y allá en esta sección central crítica y que sin embargo falta. Las páginas están completamente en blanco , a excepción de las líneas de puntos donde se estima que 7.200 palabras estuvieron colocadas una vez ( esta historia por comparación es cerca de 1000 palabras).
    Un par de legisladores que leyó recientemente la parte redactada dicen que están ” absolutamente conmocionados del “nivel de la participación del Estado extranjero en los ataques.
    Reps Walter Jones (R -NC ) y Stephen Lynch ( demócrata por Massachusetts ) no pueden revelar la nación identificada sin violar la ley federal . Así que han propuesto que el Congreso apruebe una resolución pidiendo al Presidente Obama que desclasifique el informe 2002 , la ““Joint Inquiry Into Intelligence Community Activities Before and After the Terrorist Attacks of September 11, 2001.”” (“investigación conjunta de la comunidad de inteligencia de las actividades antes y después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001″).
    Parte de la información ya se ha filtrado desde la sección de clasificados , que se basa en dos documentos del FBI y de la CIA , señalan de nuevo a Arabia Saudí, un presunto aliado.
    Los saudíes niegan cualquier participación en 11-S, pero la CIA en una nota informa que encontraron “pruebas irrefutables” de que los funcionarios del gobierno de Arabia Saudita – no sólo la línea dura de saudíes ricos, sino los diplomáticos de alto nivel y los funcionarios de inteligencia que trabajan por el reino – ayudaron a los secuestradores tanto a nivel financiero como logístico. Los archivos de inteligencia citados en el informe implican directamente a la embajada saudí en Washington y al consulado en Los Ángeles en los ataques, por lo que el 11-S no es sólo un acto de terrorismo , sino un acto de guerra.
    Modal de disparo
    Los resultados, de confirmarse, serían una copia de seguridad de informes de código abierto que muestra que los secuestradores tenían, como mínimo , los vínculos a varios funcionarios y agentes sauditas mientras estaban preparando sus ataques dentro de Estados Unidos. De hecho, consiguieron la ayuda de personalidades saudíes de costa a costa :
    LOS ANGELES : oficial consulado saudí Fahad al- Thumairy presuntamente organizó un equipo de avanzadolla para recibir dos de los secuestradores saudíes – Khalid al- Mihdhar y Nawaf al- Hazmi – cuando llegaron a LAX en 2000. Uno de los hombres de avance , Omar al- Bayoumi , un agente de la inteligencia saudí sospechoso , dejó el consulado de LA y se encontró con los secuestradores en un restaurante local. ( Bayoumi salió de los Estados Unidos dos meses antes de los ataques, mientras Thumairy fue deportado a Arabia Saudita después del 9 /11. )
    SAN DIEGO : Bayoumi y otro agente saudí sospechoso , Osama Bassnan , configuran esencialmente una base de operaciones en San Diego por los secuestradores después de salir de Los Ángeles. Se les proporcionó habitaciones, alquiler y móviles, así como en reuniones privadas con un clérigo estadounidense de Al Qaeda que más tarde se haria in-fame, Anwar al- Awlaki, que regentaba una mezquita de financiación saudí de un suburbio cercano. También fueron agasajados en una fiesta de bienvenida . ( Bassnan también huyó de Estados Unidos justo antes de los ataques. )
    WASHINGTON : El entonces embajador saudí, el príncipe Bandar y su esposa enviaron cheques por un total unos 130.000 dólares a Bassnan mientras él estaba con los secuestradores. Aunque los Bandars afirman que los controles eran “ayudas” para la supuestamente enferma esposa de Bassnan , el dinero , sin embargo, se abrió camino hacia las manos de los secuestradores .
    Otros fondos de Al Qaeda se trazan a Bandar y a su embajada – tanto es así que en 2004 el Banco Riggs de Washington había reducido el número de saudíes como clientes.
    (…)
    Paul Sperry es un compañero de los medios de comunicación Hoover Institution y autor de “Infiltración” y “Mafia . Musulmana”.

  • DefenderCuba dijo:

    Como ya comentaba en el artículo anterior que hay sobre este tema, la supuesta amnistía a Snowden no era más que otro de sus juegos engañosos para ver si pescaba el anzuelo. Lo cierto es que Snowden ha logrado en muy poco tiempo poner en duda ante todo el mundo la credibilidad y veracidad de muchas de las acciones de la mayor potencia imperialista del mundo.

  • hugo salvador dijo:

    los criticos del imperio nuclear siempre seran perseguidos.los criminales son acogidos y amnistiados por su democracia.ejemplo todos los narcoparamilitares q descuartizaron a los campesinos colombianos los premian con la ciudadania y a otros los nombran administradores de la colonia llamada republica de colombia

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también