Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

Mandela fue pionero de la lucha contra el VIH/Sida en Sudáfrica

En este artículo: Nelson Mandela, Salud, SIDA, Sudáfrica, VIH
| + |

El fallecido ex presidente de Sudáfrica, Nelson Mandela, también posee el mérito de romper con el tabú respecto al VIH/Sida en su país natal. Mandela, se convirtió en uno de los principales activistas de la lucha contra una enfermedad que, según la ONU, afecta a 6,1 millones de personas en ese país con una población de más de 52 millones.

En Sudáfrica, que convive con la contradicción de ser la primera economía africana mientras su estructura social es una de las más desiguales del mundo, se habló poco o nada de esa enfermedad durante años.

Tampoco se hizo nada para afrontarla y prevenirla. Incluso Mandela no hablaba de la enfermedad, hasta que entendió, según dijo alguna vez, que el Sida era “el enemigo invisible y silencioso que estaba amenazado al tejido real de nuestra sociedad”.

mandela sidaCuando “Madiba” fue liberado, en febrero de 1990, el Sida no tenía aún impacto en Sudáfrica. Después de que fuera elegido presidente, cuatro años después, Mandela se encontró ante varios desafíos, como la violencia y la desigualdad, y subestimó el impacto destructivo del virus. De hecho, hizo poco para ayudar a aquellos que habían contraído el VIH. En esa época, el Congreso Nacional Africano (CNA) se encontró en medio de un debate sobre las causas y el tratamiento para el Sida.

Cuando finalizó su mandato, en 1999, Mandela empezó a dedicarse a ello con campañas para investigar las causas del virus, así como con temas sobre educación sexual y mejores remedios para los pacientes afectados. Sin embargo, aún eran muchos los sudafricanos que escondían la enfermedad. Mandela entonces dio discursos memorables.

En uno de ellos, por ejemplo, dijo que su país estaba afrontado “un desastre de proporciones inconmensurables a causa del Sida. Sean fieles los unos con los otros y usen preservativo. Den a un niño risas y paz, no Sida”. El ex presidente también dijo que Sudáfrica tenía que promover la “abstinencia”, los condones, la atención preventiva, así como consultas y medicamentos para reducir la infección de la madre al niño.

En noviembre de 2003, Mandela y la fundación que lleva su nombre intensificaron la campaña de sensibilización y lanzaron una colecta de fondo llamada 46664, el número del también Premio Nobel de la Paz cuando estuvo detenido en la cárcel de Robben Island.

La campaña tomó un nuevo impulso en 2005, cuando Mandela anunció al país que su hijo, Makgatho, había muerto de Sida. Michel Sidibe, jefe del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida, dijo que la influencia de Mandela ayudó a salvar muchas vidas.

“También en la lucha contra el Sida su herencia permanecerá en generaciones”, añadió.

(Con información de ANSA)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también