Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Júbilo en Colombia por acuerdos entre Gobierno y Guerrilla

| 5 |
Piedad Córdoba

Piedad Córdoba.

El movimiento Colombianos y Colombianas por la Paz, fundado por la exsenadora Piedad Córdoba, recibió con júbilo los nuevos acuerdos entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC-EP y pidió iniciar las conversaciones con el ELN.

En un comunicado difundido en internet, la organización social y política reiteró su total respaldo al proceso de paz, que dentro de dos semanas cumplirá un año, e invitó nuevamente al presidente Juan Manuel Santos a incorporar a los diálogos al Ejército de Liberación Nacional (ELN).

“Ninguna solución al conflicto armado será integral si se desconoce a este movimiento alzado en armas, que ha reiterado su disposición de conversar, delegando a sus voceros para tal fin”, señala en el texto la organización, que ratificó su deseo de seguir aportando con sus propuestas al proceso.

Tras expresar su alegría por los acuerdos parciales logrados la víspera entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), el movimiento señaló que con estos esfuerzos se percibe la posibilidad de llegar a la paz.

Si es posible lograr la solución del conflicto armado a mediante el diálogo sostenido con la voluntad, la generosidad de las partes, para que nunca más la guerra sea el sino de nuestra realidad, señaló.

La organización, que agrupa a distintos sectores sociales, subrayó que se esperan nuevos tiempos de tensiones en medio del debate electoral que se aproxima de cara a los comicios de 2014.

“Muchos quieren usar la mentira, proyectar odios sobre personas, continuar la guerra sucia con asesinatos y con un discurso que niegue a los colombianos la posibilidad de vivir en otro tipo de sociedad”, manifestó.

Colombianos por la paz insistió en una propuesta de acuerdo parcial entre las partes por un tiempo regulado que posibilite un cese de hostilidades, unilaterales o bilaterales durante los diálogos.

El 10 de octubre pasado ese colectivo anunció que propondrían a la guerrilla un cese unilateral del fuego como lo hicieron el pasado año en la época de navidad.

El Gobierno y las FARC-EP dieron a conocer ayer un “acuerdo fundamental” sobre el tema de la participación política, que incluye subpuntos como el de derechos y garantías para el ejercicio de la oposición política, en particular para los nuevos movimientos que surjan luego de un acuerdo final.

Este es el segundo punto que logra resultados en la mesa tras la firma de acuerdos en el tema del desarrollo agrario integral, en mayo último.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • EFRAIN PARDO COLÓN dijo:

    Siempre lo he reseñado, que la insurgencia colombiana es una parte importante del movimiento revolucionario moderno de Colombia, no es el todo, pero su carácter revolucionario ideológica y políticamente de oposición armada al actual régimen político social reaccionario pro imperialista colombiano es evidente. Las FARC-EP, se diferencian de otras organizaciones criminales como el narcoparamilitarismo y otras formas de delincuencia común, específicamente por su concepción revolucionaria ideológica y política, por tanto no son una organización TERRORISTA, ni NARCOTRAFICANTE. En su oposición armada, al actual régimen político social narcoparamilitar colombiano, está enfrentada en guerra contra las FF.AA narcoparamilitares, que sostiene en el poder político del estado colombiano a delincuentes mafiosos criminales y a organizaciones mafiosas capitalistas, amparados en supuestos partidos políticos reaccionarios apoyados por el imperialismo moderno y por la concepción ideológica y política fascista sionista imperialista moderna.

    Por tanto es legítimo, en un proceso de PAZ, la participación DEMOCRÁTICA de la insurgencia colombiana, donde la oposición al actual régimen narcoparamilitar colombiano, se traslada a la lucha política abierta y democrática por la toma del poder político del estado colombiano. La confrontación armada actual, entre la insurgencia y el régimen político social narcoparamilitar reaccionario pro imperialista colombiano. Se traslada ahora a la confrontación ideológica y política democrática. Por tanto los garantes del proceso de PAZ, deben proponer una garantía democrática en términos de igualdad, en esa confrontación ideológica y política, entre las partes enfrentadas. ASI: LA MODERNIZACIÓN Y REFORMA del sistema electoral colombiano que elimine todas las formas de corrupción y manipulación de los resultados electorales, para que esos resultados sean transparentes y confiables a la LUZ del sol. Porque lo que existe en el sistema electoral colombiano actual. Es una manipulación absoluta del narcoparamilitarismo y de narcoparamilitares incrustados en el poder político del estado colombiano. Esto es un gran avance en este proceso de PAZ que todos los colombianos políticamente civilizados aplaudimos y apoyamos con los brazos abiertos, siempre y cuando se vislumbren, las garantías democráticas y del respeto a la vida para quienes ejercemos el derecho de pensar y hacer política de una manera diferente al actual régimen fascista narcoparamilitar colombiano, cuyos verdugos del pueblo se escudan tras bambalinas actuando como agentes puros del fascismo sionista imperialista.

  • EFRAIN PARDO COLÓN dijo:

    EFRAIN PARDO COLÓN dijo:

    Siempre lo he reseñado, que la insurgencia colombiana es una parte importante del movimiento revolucionario moderno de Colombia, no es el todo, pero su carácter revolucionario ideológica y políticamente de oposición armada al actual régimen político social reaccionario pro imperialista colombiano es evidente. Las FARC-EP, se diferencian de otras organizaciones criminales como el narcoparamilitarismo y otras formas de delincuencia común, específicamente por su concepción revolucionaria ideológica y política, por tanto no son una organización TERRORISTA, ni NARCOTRAFICANTE. En su oposición armada, al actual régimen político social narcoparamilitar colombiano, está enfrentada en guerra contra las FF.AA narcoparamilitares, que sostiene en el poder político del estado colombiano a delincuentes mafiosos criminales y a organizaciones mafiosas capitalistas, amparados en supuestos partidos políticos reaccionarios apoyados por el imperialismo moderno y por la concepción ideológica y política fascista sionista imperialista moderna.
    Por tanto es legítimo, en un proceso de PAZ, la participación DEMOCRÁTICA de la insurgencia colombiana, donde la oposición al actual régimen narcoparamilitar colombiano, se traslada a la lucha política abierta y democrática por la toma del poder político del estado colombiano. La confrontación armada actual, entre la insurgencia y el régimen político social narcoparamilitar reaccionario pro imperialista colombiano. Se traslada ahora a la confrontación ideológica y política democrática. Por tanto los garantes del proceso de PAZ, deben proponer una garantía democrática en términos de igualdad, en esa confrontación ideológica y política, entre las partes enfrentadas. ASI: LA MODERNIZACIÓN Y REFORMA del sistema electoral colombiano que elimine todas las formas de corrupción y manipulación de los resultados electorales, para que esos resultados sean transparentes y confiables a la LUZ del sol. Porque lo que existe en el sistema electoral colombiano actual. Es una manipulación absoluta del narcoparamilitarismo y de narcoparamilitares incrustados en el poder político del estado colombiano. Esto es un gran avance en este proceso de PAZ que todos los colombianos políticamente civilizados aplaudimos y apoyamos con los brazos abiertos, siempre y cuando se vislumbren, las garantías democráticas y del respeto a la vida para quienes ejercemos el derecho de pensar y hacer política de una manera diferente al actual régimen fascista narcoparamilitar colombiano, cuyos verdugos del pueblo se escudan tras bambalinas actuando como agentes puros del fascismo sionista imperialista.

  • EFRAIN PARDO COLÓN dijo:

    EFRAIN PARDO COLÓN dijo:

    Siempre lo he reseñado, que la insurgencia colombiana es una parte importante del movimiento revolucionario moderno de Colombia, no es el todo, pero su carácter revolucionario ideológica y políticamente de oposición armada al actual régimen político social reaccionario pro imperialista colombiano es evidente. Las FARC-EP, se diferencian de otras organizaciones criminales como el narcoparamilitarismo y otras formas de delincuencia común, específicamente por su concepción revolucionaria ideológica y política, por tanto no son una organización TERRORISTA, ni NARCOTRAFICANTE. En su oposición armada, al actual régimen político social narcoparamilitar colombiano, está enfrentada en guerra contra las FF.AA narcoparamilitares, que sostiene en el poder político del estado colombiano a delincuentes mafiosos criminales y a organizaciones mafiosas capitalistas, amparados en supuestos partidos políticos reaccionarios apoyados por el imperialismo moderno y por la concepción ideológica y política fascista sionista imperialista moderna.

    Por tanto es legítimo, en un proceso de PAZ, la participación DEMOCRÁTICA de la insurgencia colombiana, donde la oposición al actual régimen narcoparamilitar colombiano, se traslada a la lucha política abierta y democrática por la toma del poder político del estado colombiano. La confrontación armada actual, entre la insurgencia y el régimen político social narcoparamilitar reaccionario pro imperialista colombiano. Se traslada ahora a la confrontación ideológica y política democrática. Por tanto los garantes del proceso de PAZ, deben proponer una garantía democrática en términos de igualdad, en esa confrontación ideológica y política, entre las partes enfrentadas. ASI: LA MODERNIZACIÓN Y REFORMA del sistema electoral colombiano que elimine todas las formas de corrupción y manipulación de los resultados electorales, para que esos resultados sean transparentes y confiables a la LUZ del sol. Porque lo que existe en el sistema electoral colombiano actual. Es una manipulación absoluta del narcoparamilitarismo y de narcoparamilitares incrustados en el poder político del estado colombiano. Esto es un gran avance en este proceso de PAZ que todos los colombianos políticamente civilizados aplaudimos y apoyamos con los brazos abiertos, siempre y cuando se vislumbren, las garantías democráticas y del respeto a la vida para quienes ejercemos el derecho de pensar y hacer política de una manera diferente al actual régimen fascista narcoparamilitar colombiano, cuyos verdugos del pueblo se escudan tras bambalinas actuando como agentes puros del fascismo sionista imperialista.

  • Ce moi dijo:

    No se, Santos…. Nunca ha sido Santo de mi devoción.
    Es un personaje con muchas contradicciones…… Ayer quería convertir a Colombia en un Miembro mas de la OTAN y hoy….. ¿Aplaude los acuerdos con la Guerrilla? Tal vez….tal vez, el jalón de orejas que le dió Maduro le hizo ver la realidad de la America, del Sur, claro está, a diferencia de la del Norte…. tal vez…. Hojalá. Ese sería el camino más HUMANO.

  • armando dijo:

    SALUDOS:

    EL TRABAJO LLEVADO A CABO POR PIEDAD CORDOBA, DEMUESTRA QUE :

    EL PUEBLO DE COLOMBIA DESEA LA PAZ.

    EL PUEBLO DE COLOMBIA NO CREE LO QUE EXPRESA SU GOBIERNO .

    !! Y QUE A LA SENADORA PIEDAD CORDOBA LE SOBRA “LO QUE LE FALTA A MUCHOS POLITICOS” EN COLOMBIA!! .

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también