Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Pakistán autorizó uso de drones estadounidenses en su territorio

En este artículo: CIA, drones, Estados Unidos, Pakistán
| 2 |

DronesDocumentos de la CIA publicados este jueves por el influyente diario estadounidense ‘The Washington Post’ revelan que el Gobierno de Pakistán dio durante años su respaldo tácito a los ataques ejecutados por aviones no tripulados de Estados Unidos en el país, algunos de los cuales fueron llevados a cabo a petición expresa de Islamabad.

Los documentos describen decenas de ataques con ‘drones‘ en las Áreas Tribales bajo Administración Federal (FATA), ubicadas en la frontera con Afganistán y consideradas como un refugio de los talibán y milicianos vinculados a la organización terrorista Al Qaeda, e incluyen fotografías aéreas tomadas desde finales de 2007 hasta finales de 2011.

Los primeros documentos describen 15 bombardeos entre diciembre de 2007 y septiembre de 2008, todos excepto dos dirigidos contra altos cargos de Al Qaeda. La campaña desde entonces ha matado a alrededor de 3.000 personas, entre ellas cientos de civiles, según cálculos independientes.

Este año se han producido 23 bombardeos con ‘drones’, cifra que está muy por debajo del pico del 2010, cuando se registraron 110 ataques.

Algunos de ellos fueron marcados por el Centro Antiterrorista de la CIA con el objetivo de que fueran compartidos directamente con el Gobierno de Pakistán. La filtración de los mismos llega en medio de una ofensiva diplomática de Islamabad encabezada por el primer ministro, Nawaz Sharif, para poner fin a los mismos.

En total, los documentos detallan al menos 65 ataques y, en algunos momentos, se sucedieron con tal regularidad que pasaron a formar parte de la rutina diplomática entre ambos países, ha indicado el diario. Un portavoz de la CIA ha rechazado pronunciarse, si bien no ha disputado su autenticidad.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Exteriores paquistaní, Ahmad Chaudhry, ha dicho que su Gobierno no comenta informaciones de prensa que citan a fuentes anónimas, si bien ha recalcado que “independientemente de cualquier acuerdo que se alcanzara o no durante el pasado, el actual Ejecutivo ha sido muy claro sobre su política sobre el asunto”.

“Consideramos que estos bombardeos son una violación de nuestra soberanía y del Derecho Internacional. Además, son contraproducentes”, ha sostenido. Asimismo, ha recalcado que el Gobierno está unido contra estos ataques, que son muy impopulares en el país centroasiático.

Sin embargo, el general retirado paquistaní Talat Masud, que en la actualidad trabaja como analista militar, ha dicho que “la gente ya conocía este asunto, pero estas revelaciones lo hacen aún más obvio”.

PETICIÓN DE SHARIF

El miércoles, Sharif pidió al presidente estadounidense, Barack Obama, que pusiera fin a estos ataques durante una visita diplomática a Washington, durante la que además desveló que sus principales prioridades son la economía, la energía, la educación y combatir el terrorismo.

Por su parte, Obama dijo que ambos países continúan siendo importantes aliados estratégicos a pesar de las tensiones existentes desde hace algo más de dos años tras la operación estadounidense en la que murió el exlíder de Al Qaeda Usama bin Laden, que fue ejecutada en la localidad de Abbottabad sin informar a las autoridades paquistaníes.

Las relaciones bilaterales se deterioraron aún más a consecuencia de la muerte de 24 soldados paquistaníes a consecuencia de un bombardeo estadounidense contra un puesto de control ubicado en la frontera con Afganistán a finales de 2011.

En este sentido, Obama reconoció que las tensiones persisten y ha descrito la situación como “un desafío”. “Estamos comprometidos a trabajar juntos y asegurar que en vez de que ésto (los ‘drones’) sean una fuente de tensión, sean una fuente de fortaleza”, manifestó.

El mandatario estadounidense aclaró que los métodos de cooperación entre ambos países han de “respetar” la soberanía paquistaní, así como “las preocupaciones de ambos países”, al tiempo que ha resaltado la importancia de garantizar la “estabilidad y la seguridad” de la frontera entre Pakistán y Afganistán.

INFORME DE LA ONU

La visita de Sharif a Washington se produce tras la divulgación de un informe de Naciones Unidas que cifra en más de 2.200 los fallecidos en Pakistán durante la última década a consecuencia de los ataques llevados a cabo por Washington con aviones no tripulados, unos 400 de ellos civiles.

El documento, entregado la semana pasada a la Asamblea General de Naciones Unidas, revela que el balance realizado por Pakistán eleva a al menos 2.200 personas las fallecidas por ataques de ‘drones’ y a 600 las personas que han resultado gravemente heridas desde 2004.

De entre las víctimas, “al menos 400 son civiles que han sido asesinados como resultado de ataques de aviones a control remoto y 200 más son consideradas como probables no combatientes”. El relator especial de la ONU en Derechos Humanos y Antiterrorismo, Ben Emmerson, advirtió de que estas cifras son una “subestimación” del saldo total de civiles fallecidos debido a los obstáculos para realizar una investigación efectiva de los ataques.

Por ello, Emmerson reclamó a Estados Unidos que publique sus datos sobre el número de víctimas civiles que han causado las ofensivas con aviones no tripulados estadounidenses. Reino Unido e Israel también han recurrido a los ‘drones’.

CRÍTICAS DE AI

Por su parte, Amnistía Internacional (AI) denunció el martes los “homicidios ilegítimos” cometidos por Estados Unidos mediante ataques con ‘drones’ en las zonas tribales del noroeste de Pakistán, algunos de los cuales podrían constituir “crímenes de guerra”.

“El secreto en torno al programa de aviones no tripulados da al Gobierno estadounidense licencia para matar fuera del alcance de los Gobiernos o de las normas fundamentales del Derecho Internacional”, afirmó el investigador de Amnistía Internacional sobre Pakistán, Mustafa Qadri.

En contra de las afirmaciones oficiales de que los fallecidos eran “terroristas”, la investigación realizada por Amnistía Internacional señala que “las víctimas de estos ataques no estaban participando en combates y no suponían amenaza alguna para la vida”, advirtió la organización.

Al respecto, Amnistía recordó que el Derecho Internacional prohíbe los homicidios arbitrarios y limita el uso legítimo de fuerza letal intencionada a situaciones excepcionales.

En casos de conflicto armado, sólo los combatientes y las personas que participan directamente en las hostilidades pueden ser blanco de un ataque directo y fuera del conflicto armado, la fuerza letal intencionada sólo es legítima cuando sea estrictamente inevitable para proteger frente a una amenaza inminente para la vida, ha añadido.

(Con información de Europa Press)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Shagrath dijo:

    Que mayor afrenta para Pakistán que esta.

  • Shagrath dijo:

    Es una completa falta de respeto por parte de Pakistan

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también