Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Polémica respecto a los hermanos sospechosos de los atentados en Boston

En este artículo: Atentado, Boston, Chechenia, Estados Unidos
| 4
hermanos

Dzhojar y Ruslán Tsarnáev.

Los hermanos Dzhojar y Ruslán Tsarnáev, de origen chechén y residentes legalmente en EE.UU., acaparan hoy la atención mundial al ser perseguidos por la policía estadounidense como sospechosos de los atentados con explosivos en la maratón de Boston, que causaron tres muertos y casi 180 heridos.

El hermano mayor, Ruslán, de 26 años, fue abatido en un tiroteo con la policía, que identificó a ambos gracias a imágenes de cámaras tomadas durante la prueba deportiva y que lanzó la persecución tras un tiroteo anoche en el campus del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), donde murió un agente.

El comisario de Policía de Boston, Ed Davis, confirmó que uno de los sospechosos de los atentados ha muerto, mientras que el segundo está huido y se le busca cerca de un centro comercial en la localidad de Watertown.

Para capturarle, las fuerzas de seguridad han puesto en marcha un espectacular despliegue policial con helicópteros, vehículos blindados de los equipos de intervención especial y centenares de agentes y decenas de coches patrulla.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) confirmó que Dzhojar Tsarnáev, de 19 años, es el segundo sospechoso de los atentados que logró huir, y medios estadounidenses identificaron a su hermano mayor, Tamerlán Tsarnáev, como el fallecido.

Ambos tenían residencia legal en Estados Unidos, y en el caso del menor, Dzhojar, estaba registrado para votar y fue becado para estudiar en la ciudad de Cambridge.

El y su hermano habrían nacido en Majachkalá, la capital de la república norcaucásica rusa de Daguestán, vecina de Chechenia, y se habrían trasladado en 2002 a EE.UU.

Anzor Tsarnáev, el padre de los dos sospechosos de los ataques de Boston, denunció desde Rusia que los servicios secretos estadounidenses tendieron una trampa a sus hijos por tratarse de "creyentes musulmanes".

"Me enteré de lo ocurrido por televisión. Mi opinión es que los servicios secretos se la han jugado a mis hijos porque son creyentes musulmanes", dijo en una conversación telefónica con la agencia rusa Interfax.

También señaló que el hijo menor, "estudiaba en el segundo curso en la facultad de Medicina en EE.UU. Le esperábamos para las vacaciones. Ahora, no sé lo que pasará. Insisto: los servicios secretos les han tendido una trampa a mis hijos".

Ruslán Tsarni, tío de los jóvenes, declaró por su parte a la cadena de televisión estadounidense CBS que Tamerlán defendía ideas extremistas, y aseguró al canal local Fox 25 que Dzhojar era un buen estudiante y quería ser médico.
"Temo que su hermano mayor haya podido tener una mala influencia sobre él", dijo el familiar, que le pidió a su sobrino fugado que se entregue.

Según los registros de internet contrastados con medios locales, Dzhojar estudió en el instituto Ringe & Latin School de la ciudad de Cambridge, que en 2011 le concedió una beca de 2 500 dólares.

El joven participaba en clases de lucha y, según indicó una excompañera de clase a Fox 25, era una persona callada y poco sociable.

Sobre Tamerlán Tsarnáev se conoce que se dedicaba al boxeo, había participado en el campeonato National Golden Gloves, soñaba con entrar en la selección nacional de EEUU y quería ser ingeniero.

Otro tío de los dos hermanos, Alvi Tsarni, se mostró incrédulo ante la supuesta responsabilidad de sus sobrinos en el ataque, y recordó que el jueves, antes de que muriera en un tiroteo con la policía, Tamerlán le llamó para reconciliarse con él.

"Ayer me llamó y me dijo 'perdóname'", declaró Tsarni a la cadena local WBZ, filial de CBS, sobre Tamerlán, con quien hace tiempo no tenía contacto por "problemas entre las familias".

Alvi Tsarni explicó que se trasladó hace diez años a vivir a Estados Unidos, y sus sobrinos llegaron con su familia "unos dos años más tarde".

"Lo siento si él hizo esto. Es una locura. No es posible. No puedo creer que él hiciera esto", declaró.

Por su parte, el líder de esa república norcaucasiana rusa, Ramzán Kadírov, dijo que los hermanos Tsarnáev, sospechosos de haber perpetrado los atentados con bombas del maratón de Boston, crecieron y se formaron en Estados Unidos, no en Chechenia.

"Cualquier intento de trazar algún vínculo entre Chechenia y los Tsarnáev, si son encontrados culpables, será en vano. Ellos crecieron en América, sus opiniones y convicciones se formaron allí.

La raíz del mal hay que buscarla en América", dijo Kadírov en la red social Instagram.

Kadírov, quien recordó que ya había transmitido sus condolencias al pueblo americano por los atentados del pasado lunes, aseguró que "el terrorismo debe ser combatido en todo el mundo: eso lo sabemos mejor que nadie".

"Hoy, según los medios, durante un intento de detención fue abatido un tal Tsarnáev. Hubiera sido lógico que lo hubieran apresado y efectuado una investigación para esclarecer todas las circunstancias y determinar su grado de culpabilidad", dijo.

En cambio, añadió, "parece que los servicios secretos necesitaban lograr resultados por todos los medios para aplacar a la sociedad".

"Durante largo tiempo (la familia Tsarnáev) vivió en (la república centroasiática de) Kazajistán y desde allí emigraron a EE.UU., donde los miembros de la familia recibieron permiso de residencia", apuntó.

Por ello, agregó, "los individuos de los que estamos hablando no vivieron en Chechenia cuando eran mayores, y si se convirtieron en 'malos', pues esa pregunta habrá que hacérsela a los que les educaron".

(Con información de EFE)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también