Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Cuba: Mayor productor de azúcar del país pudiera detenerse

En este artículo: Azúcar, Cuba, Economía
| +
central-ecuador-1

El número de sacos crece y disminuye la capacidad en el almacén.

Este coloso marcha bien: 90 % de aprovechamiento de la norma potencial en lo que va de zafra (varias veces ha sobrepasado el 100 %), hoy con rendimiento estable por encima de 11 %, y más de 500 toneladas producidas todos los días.

Pero esto puede cambiar ante el lento ritmo diario de extracción, muy por debajo de lo contratado con Tecnoazúcar, la unidad comercializadora también perteneciente al Grupo Empresarial Azcuba.

"Al ritmo actual de producción, si no nos extraen el refino, nos veremos obligados a detener el proceso en los próximos ocho días. Si nos sacaran el 50 % del volumen, alargaríamos la cobertura a 16 días", asevera Santana.

"En enero, de un plan de 93 casillas ferroviarias contratadas, faltaron 29 y ahí mismo se formó el cuello de botella. En lo que va del mes de febrero nos deben tres. Veremos cuál es el comportamiento en lo adelante.

"El plan de la Unidad de Camiones de Ciego (UDECAM) se ha cumplido según lo pactado, a razón de dos cada día, pero eso es como sacarle una pala de arena en un desierto, porque en los almacenes tenemos en existencia varios miles de toneladas", afirma Santana.

"Las tres casillas programadas cada día tampoco satisfacen. Ellas cargan 180 toneladas entre todas y al almacén entran más de 500 como promedio diario, al subir el rendimiento industrial y mejorar la calidad de los jugos. Realmente, la cuenta no nos da, porque el central anda muy bien, además de que somos la mayor refinería del país".

Pero al ingenio lo acusan de ser lento en el llenado de camiones; incluso, según datos aportados por Tecnoazúcar, su UEB deberá pagar en los próximos días más de 5 000 pesos por concepto de estadía.

"Es verdad lo de la estadía por las reglas que nos imponen de solo darnos tres horas por camión para recibirlo, tararlo, limpiarlo, prepararlo y cargarlo con 35 toneladas; después, pesarlo y facturarlo, a lo que se agrega el movimiento interno que eso genera. Cuando entran dos camiones juntos, es imposible que el segundo salga antes de tiempo. No obstante, todo esto es despreciable contra lo que nos deben pagar por la no extracción de 1 740 toneladas de azúcar en el mes de enero y por el pronto despacho que hemos realizado a las casillas, reclamación que ya está en curso".

En el piso de azúcar, el jefe de brigada Gabriel Machado Saavedra y sus hombres están dispuestos a realizar el "esfuerzo que sea necesario" ante cualquier urgencia para garantizar el pronto despacho de los medios, incluso, si arribaran de forma masiva.

"No vaya a pensar que aquí el trabajo es fácil. Solo en 12 horas de labor un estibador manipula unos 1 200 sacos, equivalentes a 60 toneladas", asegura Machado Saavedra.

Santana argumenta que en 24 horas pueden llenar diez casillas o 20 camiones de 30 toneladas, a partir de la capacidad organizativa del personal, "pero todo a su ritmo. No podemos violarlo", dice.

La preocupación de la posible paralización del ingenio trasciende a los hombres del piso de azúcar, corre por los transportadores y llega a la cabina de ensaque, donde Osvaldo Quintana y Mayelín Pérez llenan, pesan y contabilizan los sacos.

"Estamos al tanto —dice Mayelín— de lo que sucede en el piso de azúcar. Si ellos se detienen, nosotros debemos hacer lo mismo. Y aquí un minuto cuenta, porque en ese tiempo llenamos unos 14 sacos, de nos ser así, el salario se nos afecta".

ENTRE LA TRANSPORTACIÓN Y LA ESPADA

Pudieran ser tres casillas ferroviarias, dos camiones, o un número superior, como ha sucedido en las últimas horas, pero lo cierto es que la extracción de azúcar en la refinería Ecuador, en la presente zafra, ha marchado a paso de jicotea.

En Tecnoazúcar, encargada de la comercialización de este producto y otros derivados de la caña, intercambiamos con Mario Martín Jiménez, su director en Ciego de Ávila. Entre cuestionamientos y preocupaciones, no evadió el sentido de responsabilidad al ser la entidad que él dirige una de las causantes de que no lleguen al destino final los medios de transporte pactados en el contrato".

"Los cálculos nos revelaron que el balance de medios a emplear para sacar todo el refino era de dos camiones y tres casillas, diariamente. Mucho nos afectó el incumplimiento de enero en el caso de este último tipo de transporte", argumenta Martín Jiménez.

Por su parte, Carlos Lismé Salomón, director del Centro de Carga y Descarga de la provincia, se limitó a decir que no siempre tienen las casillas necesarias para ponerlas en función de la refinería Ecuador. "No todas las que llegan —comenta—, podemos mandarlas hacia allá. A veces existen otras urgencias que debemos solucionar".

Pudieran existir otras urgencias, pero impedir que un central como el Ecuador se detenga, tiene que estar entre las prioridades. Bajarle su ritmo actual, que le ha permitido hasta lo que va de zafra 4 600 toneladas por encima del plan, o paralizarlo, desinflaría todo lo hecho en la preparación de la molienda, y no solo se perdería el azúcar, sino todo el recurso financiero y humano, invertido para producirla.

Urge ajustar los cálculos precontienda y luego delimitar y exigir responsabilidades por la actual situación, pues si hace tres campañas, el ingenio viene en un ascendente y progresivo rendimiento, el cual dio como resultado utilidades superiores a los 17 millones de pesos en la etapa anterior, cómo se hizo un cálculo tan conservador de extracción del producto para la presente temporada.

Una de las posibles soluciones podría ser la recuperación de las casillas dejadas de enviar en enero, y la otra, poner en práctica una estrategia bien diseñada que responda al sobrecumplmiento del plan del Ecuador.

(Con información de Granma)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también