Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Inmigrantes en España contra el recorte en su derecho a la salud pública

| +

inmigrantes

Organizaciones y colectivos de la sociedad civil, asociaciones de inmigrantes y refugiados se manifestaron frente a uno de los mayores hospitales de Madrid para exigirle al gobierno conservador de Mariano Rajoy que dé marcha atrás en su iniciativa que, a partir de hoy, restringe la atención en los centros sanitarios estatales a los "sin papeles".

Casi 2 mil médicos se declararon contrarios a esta medida, así como también y siete de los 17 gobiernos regionales del país.

La protesta se realizó frente al complejo del Hospital Gregorio Marañón, de la capital española, donde hasta hoy los inmigrantes podían obtener la tarjeta que permite utilizar los servicios médicos públicos con un simple empadronamiento, pero que en el marco de sus políticas de mayor rigor, el gobierno de Mariano Rajoy decidió endurecer: sólo serán atendidos en los servicios de pediatría, asistencia al embarazo y urgencias.

A los inmigrantes "sin papeles" se sumaron enfermeras y otro personal sanitario, movilizados por ONG como Médicos del Mundo que lanzó una campaña, bautizada "Derecho a curar", en la que llamó a los profesionales del sector a la objeción de conciencia.

Por su parte, el gobierno afirmó que los indocumentados seguirán siendo atendidos aunque deberá pagar por el servicio y propuso que éste sea facturado a sus países de origen cuando exista un convenio bilateral que lo permita. Siete de los 17 gobiernos regionales del país, competentes en materia de sanidad, afirmaron que desacatarán la ley y mantendrán el acceso a la salud pública para inmigrantes irregulares.

(Con información de Página 12)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también