Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

El 2013 no será un buen año para España

| +

espana-recesionLa economía de España sufrirá una recaída de 0,5 por ciento en el 2013, con lo cual se mantendrá técnicamente en recesión, según previsiones hechas este viernes por el gobierno de Mariano Rajoy.

El Ejecutivo también contempla un aumento del gasto para 2013 en 9.2 por ciento debido al pago de los intereses de la deuda y prestaciones sociales.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, presentó ayer el nuevo escenario macroeconómico en una jornada en la que España sufrió el recrudecimiento del acoso de los mercados internacionales sobre su deuda, lo que elevó la prima de riesgo hasta cerrar en 610 puntos y hundió la bolsa, con una caída de 5.82 por ciento, la mayor del año.

La presión de los mercados no cedió pese a la aprobación de los términos y condiciones de la ayuda de hasta 100 mil millones de euros que recibirá España para sanear su sector financiero.

El Consejo de Ministros retrasó hasta 2014 la recuperación económica en España, ya que para 2013 prevé que se mantendrá el escenario de recesión “aunque más suave”, según Montoro, con una caída del crecimiento del 0.5 por ciento del PIB, y una ligera mejora en 2012 al establecer la contracción económica en 1.5 por ciento frente al 1.7 por ciento previsto anteriormente.

El desempleo es uno de los principales problemas de la crisis en España, que se traduce en una gran destrucción de puestos de trabajo, y que comenzó antes con el estallido de la “burbuja” inmobiliaria, aunque luego se agudizó con la falta de crecimiento económico.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) detalló la “asistencia técnica” que tendrá en el programa de ayuda europeo para recapitalizar la banca española, dentro del cual “proveerá consejo independiente” y vigilará ese sector financiero.

La asistencia del FMI está contemplada en el acuerdo europeo para recapitalizar la banca española, que supondrá para ese país un estricto régimen de vigilancia y controles a cambio de la ayuda.

El FMI tiene como objetivo emitir informes trimestrales cuya publicación será consensuada con Bruselas, “para apoyar los esfuerzos de las autoridades españolas de recapitalizar su sector financiero, a través de una asesoría independiente”, aseguró ayer la organización internacional en un comunicado.

España deberá proporcionar al FMI “bajo estricta confidencialidad, toda la información necesaria para desempeñar sus funciones de supervisión previstas”, agregó el comunicado.

Mientras tanto, las movilizaciones se han convertido en cotidianas desde que sindicatos y funcionarios públicos han decidido salir a la calle todos los días para protestar por los recortes y las medidas de austeridad.

(Tomado de Milenio)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también