Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Washington construye una central gigante para la ciberguerra

En este artículo: Ciberguerra, Estados Unidos
| 18

central-ciberguerra-estados-unidosLa ciberguerra es una prioridad para Estados Unidos, así lo demuestra un colosal centro de datos que la Agencia Nacional de Seguridad construye “discretamente” en el Estado de Utah. ¿El Objetivo? Una sofisticada tecnología para vigilar Internet y otros medios.

En una pequeña y somnolienta comunidad del oeste de Estados Unidos, donde la mayoría de sus casi 7.000 habitantes son mormones, la comunidad de inteligencia está levantando el centro de espionaje más grande que el mundo haya conocido hasta ahora. La ciudad se llama Bluffdale y se encuentra en el estado desértico y montañoso de Utah, cuya población mira con asombro el gigante que está construyendo el cuerpo de ingenieros del Ejército. Se trata de la nueva base de la poderosa National Security Agency (NSA), que se convertirá en el corazón de un colosal tablero mundial destinado a espiar cada rincón del planeta que considere hostil o afecte los intereses de Washington. Es, tal vez, el paso más beligerante que da EE.UU. en la llamada “guerra del ciberespacio”.

Carroll F. Pollett, director de la Agencia de Defensa de Sistemas de Información (DISA), lo explicó con claridad en una sesión en el Congreso. “El ciberespacio se ha convertido en un nuevo campo de batalla . Ha adquirido una importancia similar a la que tienen los otros, tierra, mar, aire y espacio. Está claro que debemos defenderlo y volverlo operativo”. En lenguaje militar, el ciberespacio es denominado “quinto campo de batalla”.

El centro de datos de Bluffdale es una descomunal estructura -cinco veces el tamaño del Capitolio- que albergará la más moderna tecnología destinada a interceptar, almacenar, descifrar y analizar la compleja red de comunicaciones del globo. Sus veloces computadoras deglutirán inconmensurables datos captados por los satélites, extraídos de la red de celulares y arrebatados a la Web. En su primera etapa el emprendimiento se mantuvo en estricto secreto hasta que salió a la luz por una investigación del periodista James Bamford, experto en inteligencia, en Threat Leve l, un medio especializado en seguridad.

El amo de esta omnisciente instalación es la NSA, la agencia más poderosa y enigmática de EE.UU., cuya capacidad y recursos dejaron muy atrás a la CIA y al FBI. Su especialidad son las comunicaciones y el criptoanálisis. Es, básicamente, un “Gran Hermano” de formidables dimensiones. Para ello dispone desde hace más de tres décadas de la polémica red de espionaje Echelon, basada en satélites alrededor del planeta.

Este nuevo bunker de la NSA costará unos 2.000 millones de dólares y se espera que lo terminen el año próximo. Pese al aura de secreto, medios estadounidenses adelantaron que constará de cuatro salas de 2.300 metros cuadrados, cada una de ellas llena de servidores. A esto hay que agregarle otras plantas, de medidas similares, destinadas al sector técnico y administrativo. Tal cantidad de equipos necesita un enorme poder de refrigeración y esto, a su vez, de energía. Se presume que consumirá el promedio de electricidad que utiliza habitualmente una pequeña ciudad. Todo el complejo será autosuficiente.

Su funcionamiento, una vez terminado, será el siguiente. Tomará la información recogida por los satélites -particularmente de la red Echelon-, los datos provenientes de agencias en el exterior y las comunicaciones interceptadas en los centros de vigilancia instalados en el mundo, para luego depurar, analizar y determinar que es relevante para la sede madre de NSA en Maryland.

Si bien el proyecto se concreta ahora, tiene su origen en una iniciativa que la NSA impulsó durante el gobierno de George W. Bush tras el 11/S, que se conoció como “Stellar Wind” (viento estelar). Esta actividad de espionaje resultó tan controvertida y peligrosa para los propios estadounidenses que el Parlamento se opuso, y terminó anulándola. Pero desde hace unos años volvió con fuerza. El punto que genera mayor incógnita en este proyecto tiene que ver con la monstruosa cantidad de datos que podrán escanear los equipos de la NSA. De hecho será enormemente superior a lo que se hace actualmente, que de por sí es asombroso.

Más allá de los controles para mantener la seguridad interna, los servicios de inteligencia estadounidenses apuntan ahora a detener los continuos ciberataques chinos que sufrieron agencias del gobierno y empresas, tanto militares como comerciales. Hoy, en esta gran guerra tecnológica desplegada por las potencias, donde el robo industrial se convirtió en un hecho cotidiano, los grandes enemigos para EE.UU. son China y Rusia, y en menor medida Corea del Norte e Irán. En este marco no se sabe muy bien si la gran central de la NSA busca proteger el país contra los ciberataques y descubrir células terroristas, o incursionar con mayor capacidad en el espionaje comercial. El general Keith Alexander, director de la NSA, expuso la cuestión en una comisión del Congreso: “Necesitamos hacer que sea más difícil para los chinos hacer lo que están haciendo. La propiedad intelectual no está bien protegida, y podemos hacer un mejor trabajo protegiéndola”.

Desde la otra vereda, el coordinador especial de Rusia en tecnología de la información, Andrey Krutskikh, resumió el escenario con estas palabras: “Tenemos una situación en la que se producen millones de ataques de hackers contra nuestro dinero, contra nuestras empresas, en nuestras computadoras privadas, significa que es una forma nueva de confrontación”.

Para los especialistas, la guerra del ciberespacio entró en una nueva y peligrosa fase, donde el desarrollo tecnológico será fuente de poder y control.

“Estamos a una pequeña distancia del Estado totalitario”, advirtió el ex integrante de la NSA William Binney. Y sus palabras hacen pensar que tal vez no se comprendió a tiempo lo que en su momento planteó Ray Bradbury: “No intento describir el futuro; intento prevenirlo”.

(Tomado de Clarín)

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Lola dijo:

    Queé bien, Cuba debería hacer lo mismo!!!!

  • Archy dijo:

    La actual guerra mundial, la cibernética o ciberguerra como quieran llamarle nos conducira a controlar y manipular todo lo que este a nuestro alrededor. Ya saben no hablen mal de otros paises porque les podría ir mal…

  • juan karlos dijo:

    lola, tu estas perdida… ya lo digeron aqui en 1 discurso… “el que piense que por esconderse detras de una mata de platano va a hablar sin que nadie se entere… esta perdido”

    eso, de aqui de los cubanos de cuba :-)

  • Hermano del Kilombo dijo:

    No hay que preocuparse. Ese lugar, aunque sea manejdo por robots, no hay que olvidar que el robot lo fabrica un ser humano. Creo que ha llegado la hora de que empiece también a crearse el nuestro y que el Elpidio Valdés y su aguerrida tropa cambie su machete del Siglo XIX por una Computadora y empiece a cargar con nuestras verdades en el ciberespacio que nos convenga a nosotros los mambises del Siglo XXI.

  • InduMadrid dijo:

    Lola!!!!! esto es para hablar en serio

  • frank dijo:

    cuba esta a años luz poder fabricar algo asi digo cubano china russia cualquier otro pais simplemente una sola cosa los eeuu nos guste o no son la unica superpotencia su dinero es inagotable y lo sera por muchos años mas

  • Alberto Juan dijo:

    Frank, tu has leído la historia el imperio romano o del imperio británico?

  • Gárgola dijo:

    Hermano del Kilombo, y que tu sabes del Elpidio Valdes????????? uuuuuuummm

  • Gárgola dijo:

    frank niño, la pasion te mata, los russos estan haciendo cosas que han dejado obsoleta a las chatarras USA

  • frank dijo:

    simplemente lo russos ni los chinos pueden seguir a eeuu a una carrera armamentistan no sean tontos no es pasion es realida

  • Henry dijo:

    Que no nos estrene nunca lo que el imperio ase porque ellos piensan solo en la malda ellos se alimentan de malos pensamientos eso es lo que comen

  • danieñ dijo:

    dejense de romper las pelotas controladores de mierda

  • Jorge LGuerrero dijo:

    EE.UU esta obsoleto al lado de los chinos y rusos,ya en el 2014 los chinos dispondran de 14 trenes bala y los idiotas gringos,andan a caballo todavia,uno que anda de floron por el foro,sepa que dentro de 15 años china sera la primera potencia mundial,caballeros despierten ee.uu va marcha atras,la debacle esta al doblar de la esquina,solo dejen que los elefantes agarren el poder,no sueñen con EE.UU,ESO ES HISTORIA DESPIERTEN Y VENGAN AL PRESENTE.

  • Lola dijo:

    Jorge LGuerrero, ¿has contado cuantas empresas líderes a nivel mundial son chinas y cuantas de EEUU? ¿Te has dado cuenta que EEUU tiene más patentes de invención que sus tres paises que le siguen juntos? No todo se mide por tres de alta velocidad. Despierta tú y ven al presente!!!

  • Hendris Manuel dijo:

    EUA, China, Rusia, Marte, Plutón…ñooooo

  • blen b blen dijo:

    @Jorge LGuerrero
    No veo muchos americanos viviendo en China, si veo Chinos de diferentes clases sociales viviendo en USA, esa es la realidad

  • Jose Andres dijo:

    El ciberespacio es el nuevo campo de batalla.

  • jose dijo:

    como todos saben q la internet es una fuente de muchas noticias y es muy poderosa por que la gente puede enterarse de todo lo q pasa en el mundo, y los EEUU lo pueden controlar asu gusto como somete al mundo entero se cree dueño del mundo esos.
    por otra parte nisiquiera aora son los EEUU sino el club gilderber, los mazones, los iluminaty y otros clubes de millonarios
    y pienso q cuba como el unico pais socialista del mundo debe aser eso arriba cuba

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también