Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Indignados en EEUU, tres meses de protestas contra inequidad

| +

david-swanson_occupy-wall-street-washington1Cuando se cumplen tres meses del inicio de movimiento de ocupación en Estados Unidos, grupos de indignados en las principales ciudades de este país norteño refuerzan hoy sus protestas contra las políticas financieras y la desigualdad social.

Desde su inicio el pasado 17 de septiembre en Nueva York, son numerosas las actividades desarrolladas por los miembros de Ocupemos Wall Street (OWS), quienes han crecido en organización y reconocimiento internacional.

Para festejar esta jornada, en la Gran Manzana se prevé una toma cultural durante todo el día, la cual contará con el apoyo de más de mil 400 líderes religiosos, defensores de los derechos civiles y artistas.

La idea es re-“ocupar” el centro de la ciudad, como respuesta a los allanamientos de las últimas semanas en todo el país.

En un terreno vacío en el corazón de Manhattan, seguiremos ocupando la imaginación nacional con arte, cultura, y nuestro grito por la libertad, una llamada a la justicia y la igualdad para el 99 por ciento, mediante el ejercicio de nuestros derechos, explicaron los organizadores del evento en su sitio digital.

La actividad en Nueva York será solo una de las tantas previstas a lo largo de Estados Unidos para marcar la fecha.

Manifestaciones, plantones, tomas de plazas públicas e instituciones federales, ferias de gastronomía y artesanales, así como jornadas contra el consumismo, las deportaciones y la crisis hipotecaria, son algunas de las acciones realizadas en estos 90 días.

Una de las más significativas fue una caminata de casi dos semanas, en noviembre pasado, en la que decenas de personas recorrieron más de 300 kilómetros desde la Gran Manzana hasta Washington, para exigir a un comité parlamentario leyes favorables a los más desposeídos.

Los manifestantes llevaron sus demandas por comunidades de Pennsilvania, Delaware, Maryland, Filadelfia y Baltimore hasta llegar a la sede de la Casa Blanca.

Otro momento en el que se unieron indignados de las principales ciudades fue durante el inicio de las compras de navidad, el llamado viernes negro, cuando se apostaron frente a las grandes cadenas de tiendas para protestar contra el consumismo.

Como resultado de su constante accionar se han registrado más de cuatro mil la detenciones de los “ocupa”, como también se les conoce a quienes se expresan contra el sistema económico vigente.

Varias de las marchas organizadas por ellos culminaron con la intervención de las autoridades locales, que utilizaron la fuerza, métodos violentos y el gas pimienta (permitido solo en concentraciones violentas) para disiparlas.

Uno de los episodios más difundidos y criticados por los medios nacionales y extranjeros fue el aborto de una mujer embarazada, quien perdió a su bebé días después de ser golpeada por un efectivo, mientras participaba en una marcha.

Asimismo, suman decenas los desalojos de campamentos establecidos por los grupos en lugares públicos y plazas para llamar la atención de las autoridades sobre sus exigencias y atraer más seguidores a su causa.

Los indignados también se han apostado frente a los lugares donde el dignatario, Barack Obama, y los candidatos republicanos a las elecciones presidenciales de noviembre de 2012, han ofrecido discursos destinados a atraer simpatizantes.

Para OWS, el movimiento ha puesto de manifiesto en todo el territorio nacional la bancarrota moral de una economía llena de paradojas, con sin-techos y viviendas desocupadas, aulas masificadas y escuelas vacías, de gratificaciones en Wall Street y colas interminables de desempleo.

El movimiento llegó a los rincones más lejanos de Estados Unidos para establecerse en regiones como Alaska y trascendió las fronteras hasta llegar a Canadá, donde también centenares de personas protestan contra los elevados impuestos bancarios, entre otras cosas.

La idea es permanecer en la lucha hasta que sus exigencias sean escuchadas y atendidas por el gobierno.

(Con información de Prensa Latina)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también