Imprimir
Inicio » Noticias  »

Niños de La Colmenita se presentarán en Harlem

| 2

Por Deisy Francis Mexidor, corresponsal de Prensa Latina

La Colmenita en Nueva York. Foto: Bill Hackwell

La Colmenita en Nueva York. Foto: Bill Hackwell

El Harriet Trubman Learning Center, una escuela pública de Harlem, al norte de Manhattan, espera hoy por La Colmenita, una compañía infantil cubana de teatro que por estos días arranca ovaciones en varias ciudades estadounidenses.

Hasta el momento cada nueva salida a escena supera la anterior y así se corroboró anoche luego de casi dos horas de actuación en el teatro del Centro Hostos para las Artes y la Cultura en el Bronx neoyorquino.

La duración de la puesta se extendió tanto como quisieron los espectadores, quienes entre aplausos prolongados y al reclamo de “otra, otra”, así como las exclamaciones de “¡Viva Cuba!” y “¡Bravo!”, obligaron a estas “abejas” a continuar creciéndose sobre el escenario.

Es que los niños y niñas (22 en total) salieron a las tablas como impulsados por una fuerza mayor. Miraron al público como mismo les pide siempre su director, Carlos Alberto Cremata, “recto a los ojos”, porque según él es la manera de saber cuándo un mensaje se entiende y llega.

Y se logró una especial comunicación con quienes acudieron a ver la obra Abracadabra, dedicada a cinco luchadores antiterroristas cubanos arrestados en territorio estadounidense el 12 de septiembre de 1998.

“Hemos conocido una historia contada con particular sensibilidad”, expresó a Prensa Latina Gilbert Brownstone, presidente de la Fundación homónima, que auspicia este “hermoso proyecto portador de un mensaje de amor y justicia”.

“Entre los participantes estaban muchos puertorriqueños que ignoraban quiénes son Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González. Ellos se sorprendieron y se emocionaron”, comentó.

A partir de ahora los Cinco, como son identificados esos hombres en las campañas internacionales por su liberación, son más cercanos para aquellos que han tenido la oportunidad de disfrutar del trabajo de La Colmenita.

Un ejemplo de ello fue lo ocurrido en el Hostos, donde en medio de las risas, la música y el canto, también se arrancaron emociones hasta las lágrimas cuando el auditorio se adentró en el argumento de una obra que entrega su fuego hasta el final, según el significado de Abracadabra en hebreo antiguo.

“Espectacular manera de ofrecer un triste episodio de injusticia”, dijo una madre boricua que estuvo con su pequeña niña desde muy temprano para “ocupar uno de los primeros asientos en el teatro”.

Pero en Brooklyn, ocurrió algo que antes no había sucedido con ninguna de las presentaciones de Abracadabra: los participantes en la función se quedaron junto al grupo para intercambiar ideas sobre Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René, y saber “¿qué más podemos hacer?”.

Al paso por Washington, Tia Powell Harris, rectora para las Artes, de la Duke Ellington School of the Arts, reconoció que el tema de los Cinco cubanos “es un asunto complejo para los americanos y para los cubanos, pero no pudo evitar identificarme con esos activistas, que comparten hechos similares en nuestra Historia”.

“El tema de la obra me recuerda a Malcom X y a Martin Luther King Jr. y un gran número de hombres y mujeres que lucharon por los derechos de otros. Ese elemento de la obra es lo que me ha hecho conectarme y querer escuchar más”, consideró en un reportaje presentado por un canal local de televisión.

Para el lunes La Colmenita tendrá ante sí una importante prueba cuando se presenten en la sede de Naciones Unidas, la víspera de la votación en la Asamblea General del informe de Cuba sobre la necesidad de poner fin al bloqueo económico y comercial que por más de 50 años imponen sucesivas administraciones de la Casa Blanca contra la nación caribeña.

Tal política unilateral de Washington ha ocasionado pérdidas superiores a los 975 mil millones de dólares al país antillano, y en octubre del pasado año 187 naciones votaron a favor de levantarla.

El Centro Hostos para las Artes y la Cultura forma parte del complejo del Hostos Community Collage, que tiene una matrícula de más de seis mil estudiantes y es además uno de los 25 recintos de la Universidad de la ciudad de Nueva York.

En el escenario del Center for the Arts and Culture han dejado su impronta innumerables artistas cubanos, “desde 1996 cuando tuvimos por acá a la orquesta Los Van Van”, señaló a Prensa Latina Wallace Edgecome, director de la institución.
A partir de entonces otros representantes de la cultura del país antillano también han sido aplaudidos allí como la orquesta Aragón, la Revé, Chucho Valdés, Booby Carcacés o el Septeto Nacional.

Aún le restan varias jornadas a La Colmenita en territorio estadounidense. A pesar de ser agotador el ritmo de presentaciones que llevan desde que llegaron el pasado 13 de octubre, parecen no cansarse. Es que los niños son dueños de toda la energía del mundo.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Julia Elisa dijo:

    Me gustaria poder leer una Reflexion de Fidel sobre el Horrendo Crimen que puso fin a la vida del Lider libio, quien a mi criterio aun cuando al final fue asesinado, pñuso en jaque a la maquinaria del Imp÷erio a pesar de su alto poderio, me gustria la opinion del compañero Fidel

  • jadiel ferro dijo:

    Porque sera que cuando se vive fuera de la tierra que te vio nacer se piensa tanto en ella.Yo siempre admire la figura del apostol de Cuba, Pero despues que por azahares de destino emigre su pensamiento me ha tocado mas profundo. Su sentencia de que los “ninos son la esperanza de mundo” vive hoy mas que nunca.Estos ninos de “La colmenita” pueden ser la semilla de que esa tan esperada reconciliacion entre mis dos patrias ” la real y la adoptiva” se comiense a producir. Cuanta sencivilidad en estos infantes, casi ingenuos del problema que pudieran resolver sus abituales dotes de artista.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también