Imprimir
Inicio » Noticias, Medio Ambiente  »

Cuba afectada por el calentamiento climático (+comentario de meteorólogo)

| 3
Para mitigar el calor cubano. Foto Jorge Camarero Leiva

Para mitigar el calor cubano. Foto Jorge Camarero Leiva

El clima cubano se calentó en los últimos 60 años en alrededor de 0,9 grados centígrados, dijo hoy un especialista del Instituto de Meteorología nacional.

“El mayor incremento ocurrió en la temporada invernal con unos 1,4 grados Celsius por encima de los registros anteriores”, sostuvo Ramón Pérez, especialista del Centro del Clima, una entidad que depende del Instituto.

Pérez manifestó al noticiero matutino de la televisión nacional que la temperatura media anual de Cuba creció desde 1951 hasta hoy aproximadamente 0,9 grados.

Aunque recordó que el calor más intenso en Cuba se produce en los meses de julio y agosto, el especialista afirmó que este año “no ocurrieron temperaturas extraordinarias” hasta ahora.

El record de calor en Cuba se registró en una localidad del extremo este, de más de 38,8 grados centígrados.

De acuerdo con Pérez, la elevación promedio en las últimas seis décadas se debió a la mayor radiación solar y a las sequías, que se hicieron en ese lapso más prolongadas.

El doctor en ciencias explicó que la sensación térmica que sienten las personas en el verano cubano es cuatro grados más alta que la temperatura reinante en el entorno.

(Con información de ANSA)

NOTA DEL LICENCIADO RAMÓN PÉREZ DEL INSTITUTO DE METEOROLOGIA

Estimados compañeros:

Agradezco que hayan reproducido parte de la información expuesta en el día de hoy en la Televisión Cubana, en particular en la revista Buenos Días en su sección Mirada de Lunes, a cargo de la periodista Gisela García. Es importante difundir la información sobre el comportamiento del clima, que resulta del esfuerzo de los trabajadores del Instituto de Meteorología, a través de los medios de información masiva. Por ello deseo explicar algunos detalles de los expresados por mí esta mañana.

Lo que considero más importante es lo relacionado con el incremento de la temperatura media anual en 0,9 grados C desde 1951 hasta el presente, y en particular del verano en 0,8 grados C. Tal incremento se encuentra relacionado con el calentamiento global de nuestro planeta, debido en gran medida al incremento de los gases de efecto invernadero en la atmósfera. Por otra parte expresé que las temperaturas del verano suelen ser más altas cuando estamos en presencia de procesos de sequía meteorológica, ya que al disminuir la nubosidad recibimos mayor radiación, mientras que si disminuyen las precipitaciones y las tormentas eléctricas propias del verano se favorece en gran medida el calentamiento diurno de la atmósfera. Por tanto, la sequía condiciona lo que ocurre en un mes o un verano determinado, la intensificación del efecto invernadero condiciona la tendencia que se observa a través de los años, o a través de los veranos como nos referimos en el día de hoy.

En el presente verano también hemos sentido mucho calor. Sin embargo he insistido en que otros veranos han sido aún más calurosos, como el del pasado año, el que fue el segundo más caluroso de los últimos 60 años, aunque aún faltan más de dos semanas para terminar el mes de agosto. Hasta ahora sólo unas pocas estaciones meteorológicas han marcado nuevos records de temperatura máxima. Pero los records deben analizarse con cuidado. El valor máximo observado de 38,8 grados C ocurrió el 17 de abril de 1999, sin embargo no es abril el mes más cálido del año. Dicho valor fue registrado en un período en que predominó la poca nubosidad y la poca precipitación. Por otra parte, el incremento de la temperatura media anual, o del verano también, observado en nuestro país está más bien relacionado con el incremento de las temperaturas mínimas, o sea, las nocturnas. Ello implica que durante el verano tenemos temperaturas muy altas durante el día, pero en la noche no refresca lo suficiente, el calor “no nos da tregua” durante las noches y no nos recuperamos adecuadamente. Estamos sometidos a la tensión del calor durante mucho tiempo.

Bueno, creo que he escrito bastante. Pudiéramos explicar otras cosas más, pero debemos esperar otro momento.

Muchas gracias a Cubadebate por esta oportunidad.

Saludos,

Ramón.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • El Yaro dijo:

    Hola, yo conozco los términos de “cambio climático” y “calentamiento global”; ahora resulta que inventaron para Cuba el “calentamiento climático”. Ahora si que no entiendo porque dice el IPCC de las Naciones Unidas, que el calentamiento es por culpa de las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero; porque la humanidad, principalemente los más los ricos, han polutado este mundo con el humo de sus autos y sus industrias y han talado indiscriminadamente los bosques de la Tierra.
    Creo que Cuba no escapa de eso… Lo mejor del artículo es la fotografía de la nueva gitana tropical.

  • josé juan requena dijo:

    Aquí muere Sansón con todos los filisteos.
    Por culpa del capitalismo salvaje la industralización desmedida y el consumismo que agotan a paso de gigante los recursos del planeta, la biosfera ha cambiado irremediablemente.
    Más calor, menos agua, más terremotos y huracanes, aumento de la sequía e inundaciones desmedidas son algunos de los platos feurtes que nos deja de herencia, el imperio del águlia calva.

  • Manuel Martin Lora dijo:

    Cuba afectada por el calentamiento climático

    Ni que decir de tan extremado y difícil problema que enfrenta la humanidad, donde es el hombre quien con su actuar desmesurado contra la tierra madre, ha conllevado al deterioro de zonas tan importantes como la capa de ozono, la destrucción de habita de importantes zonas de nuestra geografía, como la Amazonia y otras.

    Cuba no se excluye de ese grave problema, que nos afecta a esta generación y mucho mas grave aun a las futuras generaciones, que se verán sometidas a inimaginables catástrofes naturales a consecuencias del desmesurado uso de sustancias dañinas como los hidroclorofluorocarbonatos (HCFC), los gases emitidos a la atmósfera, prescindir de los clorofluorocarbonatos, es vital para capa de ozono. Múltiples esfuerzos realiza la comunidad internacional en especial la Asamblea General de las Naciones Unidadas, entre los cuales se declaro la fecha del 16 de septiembre como Día Internacional por la Protección de la Capa de Ozono, instituida en 1994, en respuesta a los acuerdos del Protocolo de Montreal, que exhorta a los gobiernos a suprimir el uso de sustancias agotadoras.

    La afectación es grave no solo a nuestros océanos, mares, ríos; es innumerable el daño que se le ha ocasionado a la tierra madre. Tenemos que afrontar esas graves consecuencias que nos afectan y se agravaran cada día. Esta en manos de la comunidad Internacional, de los gobiernos u sistemas políticos de cualquier color u de pensamiento filosófico, el tratar de apalear la crisis del calentamiento climático y la destrucción de la capa de ozono; entre dos de los mas graves problemas que nos pudieran llevar a un holocausto de la especie humana.

    Termino como siempre, mis escritos con frases de nuestro Apóstol y Héroe Nacional
    “La tierra es la gran madre de la fortuna”, cuidémosla, protegerla es nuestro deber

    “Sobre la tierra no hay más que un poder definitivo: la inteligencia humana”, póngase la inteligencia en servicio de proteger la tierra.

    “Todo en la tierra es consecuencia de los seres en la tierra vivos”, cuidemos a ese el mas preciado bien de la humanidad.

    Manuel

    14:30 pm del 16 de setiembre del 2011

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también