Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Gobierno libio obliga a rebeldes a batirse en retirada

| 6
Los rebeldes se reagrupan para no perder equipos militares (Foto: EFE)

Los rebeldes se reagrupan para no perder equipos militares (Foto: EFE)

Las tropas del gobierno libio obligaron a las fuerzas rebeldes del puerto petrolero de Ras Lanuf a batirse en retirada y reconquistaron una ciudad cerca de Trípoli, en una escalada bélica que ya nada parece detener, según advirtió este jueves la Cruz Roja.

La oposición llamó a los países occidentales reunidos en Bruselas a seguir el ejemplo de Francia, primer país en reconocer como “legítimo representante” del pueblo libio al Consejo Nacional de Transición (CNT) formado por los insurgentes en Benghazi (este), reseño AFP.

La decisión de Francia fue calificada de “ilegítima e ilegal” por el viceministro de Relaciones Exteriores libio, Jaled Kaim.

A su vez, Estados Unidos afirmó este jueves estar en “contacto directo” con la oposición al régimen de Gadafi, incluyendo los miembros del CNT.

Los rebeldes, que controlan el este, habían avanzado el viernes pasado hasta Ras Lanuf, pero este jueves abandonaban en decenas de vehículos este estratégico puerto del Mediterráneo, machacado durante horas por la artillería.

“Fuimos vencidos. Están bombardeando con obuses y estamos huyendo”, dijo un insurgente que se presentó bajo el nombre de Osama.

La televisión estatal proclamó la victoria: “Ras Lanuf fue purgada de los grupos armados y en todas las instituciones se izaron banderas verdes”, anunció, antes de añadir que el próximo objetivo es Benghazi, la capital rebelde, unos 350 km al noreste.

En el oeste, las fuerzas de Gadafi reconquistaron el miércoles Zauiya, el bastión rebelde más cercano a la capital (40 km al oeste de Trípoli), tras una ofensiva de varios días llevada a cabo con apoyo de tanques y artillería.

Tres periodistas de la BBC detenidos el lunes en un retén fueron liberados 21 horas después. En la misma región fueron detenidos un reportero iraquí del diario británico The Guardian y un reportero brasileño, Andrei Netto, del diario O Estado de Sao Paulo, liberado este jueves después de una gestión de la presidenta Dilma Rousseff, según anunció su rotativo.

En Bruselas, la OTAN y la Unión Europea (UE) iniciaron dos días de reuniones para decidir si Occidente acentúa la presión económica y militar contra el gobierno de Gadafi.

Una de las opciones más mentadas es imponer una zona de exclusión aérea en Libia, con mandato de la ONU, supuestamente para impedir que la aviación de Gadafi ataque a la población civil.

El plan para imponer una zona de exclusión aérea en Libia será presentado el martes 15 de marzo a la OTAN, anunció la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton.

Pero también se barajan opciones de una intervención directa.  El presidente francés Nicolas Sarkozy, propondrá el viernes a sus socios europeos efectuar “ataques aéreos selectivos”, indicaron fuentes cercanas a la presidencia en París.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, dijo que se reunirá con opositores libios durante su viaje a Egipto y Túnez la semana próxima.

La Unión Africana rechazó este jueves toda intervención militar extranjera en Libia, anunció a la prensa el comisario para la paz y la seguridad de la organización, Ramtane Lamamra.

Los precios del petróleo marcaban pese a todo un retroceso, debido a la sorpresa provocada este jueves por el déficit comercial chino, pero se mantenían por encima de los 100 dólares el barril, un nivel que alcanzaron por primera vez desde 2008 tras el inicio de las hostilidades en Libia.

(Con información de agencias)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • bernal dijo:

    Esa guerra civil debe terminar. Solo esperamos que si Gadafi gana no tome represalias contra los rebeldes que sean hechos prisioneros, esperamos que se les perdone y Libia sea un pais donde vivan tranquilos todo tipo de personas con todo tipo de ideologia dejando atras las diferencias y, aunque es dificil, saber perdonar y rectificar los errores.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Hay errores de hombres que se vuelven errores de revoluciones y errores de revoluciones que se vuelven errores nacionales y los errores nacionales conllevan a convertir errores nacionales en territoriales y mundiales y los erroes en la política mundial llevaron a la primera y segunda guerras mundiales. Vean los errores de Stalin, por ejemplo. Y los errores son falta en el alcance de la inteligencia de los hombres.

    Cada cosa tiene y debe ocurrir con una norma de causalidad dentro de una lógica que se torna matemática en ocasiones. Nada superior puede acorruir sin tener normas evolutivas que se correspondan con un proceso de ascendencia,y sin haber estudiado que las condiciones objetivas y subjetizas estén dadas para ello, pero en ocasiones creemos que estamos avanzando y estamos retrocediendo. Estudiénse lo planteado por Vladimir Ilich Lenin en su ensayo “Un paso alante dos pasos atrás”.En ocasiones el camino más largo es el más corto, no por apurados vamos a llegar más temprano. Una montaña se gana rápido en un helicoptero cuando hay buen tiempo climático, pero para ascenderla a pie hay que subirla con calma, pensando y asumiendo la mejor vía, para escalarla y alcanzar la cima seguros.

    Los procesos de ascención de las comunidades humanas no deben de violentarse y esto lo prueban las razones de las revoluciones que han ascendido y se han mantenido como revoluciones universales y que se concretan en las acciones de millones de personas en todo el mundo como es la evolución de la familia, de la tribu, de la nación.

    Hay que centrarse hoy en la protección humana, sacar conclusiones de que el mundo todo tiende a unir intereses, que las fronteras están por desaparecer, que todos los seres humanos interpretan un idioma común y que hay recursos para que el pensamiento viaje y se comparta en todas partes, que la filosofía, el sentimiento religioso y la formación cultural se comparten universalmente y que los hombres amasan, por regla general, en todas partes, aspiraciones parecidas para vivir en paz y alcanzar el desarrollo.

    Continuar improvisando revoluciones, sin tener en cuenta las causales y no poder atención en el pensamiento científico, social, político y económico más avanzado, dejarse llevar por improntas que conducen al no entendimiento; obrando como si tuvieramos todas las verdades en las manos y por otra parte creando focos de terror y de dominio; que más que juntar separan y que a mi forma de ver ya no alcanzarían, dadas las polarizaciones y hegemonismos imperantes y la tozudez de tantos que consideran, que porque dominan las finanzs, porque tienen la supremaciía en las armas y porque pueden en cierto momento hacerse obedecer por la fuerza en determinados territorios, se consideran gendarmes del mundo.

    La Revolución de Octubre hasta ahora ha sido la Revolución social de más alcance, la que abrió el camino en la lógica de una filosofía trabajada durante decenios sobre realidades y comportamiento humano, sobre realidades económicas y posibilidades de ciencia y técnica, la que llevó a la destrucción del sistema mundial colonialista y abrió el camino a una universalidad del hombre en su desarrollo, la que unida a las revoluciones anteriores, que fueron más en las ideas y en el avance científico que en lo social, porque la Revolución social ha sido tratada en profundidad por los marxistas y corroborada con el avance sustancial de la raza humana en los últimos decenios.

    El pensamiento filosófico actual y la política de paz que alcanza la cumbre con la actuación del ALBA y el pensamiento tercer mundista y universal que se concreta en la aparición de los Paises no Alineados y la filosofía que lleva adelante para salvar al mundo el pnesamiento creativo de Fidel Castro Ruz, como perfil universal humanitario y coherente, no contra nadie en particular, sino como aglutinador del interes universal humanitario, preside la claridad futura de una línea de ascenso del hombre como raza para el futuro inmediato. Ya el porvenir v quedando atrás, el ombre es de ahora y hay que concretarlo como ser universal en este siglo haciendo una sola nación y llevando al hombre a Dios en su conjunto y concreción.

    Ha sido a mi juicio la actuación de las revoluciones sociales, las que han tenido fundamento en la liberación del hombre, en la profundidad del uso del pensamiento y en el avance social, reconociendo al hombre como un ser pensante y universalmente avanzado y poniendo al frente de ella el pensamiento que resumido pudiera aglutinar ideas de los pensadores del todo el mundo y no hacer una hegemoía. La REvolución social y el humanismo con ella compulsan al hombre a la utilización del pensamiento creador, a una justicia superior a utilizar en tiempo real el avance científico ténico para llevar a la humanidad a protegerse contra todos los fenómenos que les son dañino y en ese deberá concretarse toda revolución futura.

    Las Revoluciones se tornan violentas solo cuando de imposición salen y cuando se violan preceptos humanos que no se corresponde y esto ocurre, cuando no se siguen las reglas que dictara el sabio pensamiento universal de todos los tiempos.

    Un hombre deberá aglutinar, cuando quiere dirigir pueblos, el pensamiento de muchos hombres y la realdad circundante. Violentar procesos que llevan tiempo y acomodo, no nos hace más fuerte, sino que da posibilidad al enemigo de crearnos trampas en que, en ocasiones caemos solos y luego no tenemos a quien culpar.

    La evolución libia deberá retomar su camino y salvar de los errores anteriores a la nación. La nación está y estará siempre por encima de cualquier intento por revolucionario que sea y los que crean causales para avanzar en el camino de la revolución social deberán ser consecuentes. Los errores, algunos están sujetos a rectificaciones, pero hay errores que luego de cometidos son tan problemáticos que forman una barrera infranqueable y dan paso a otras revoluciones a las que hay que acometer de forma nueva.

    La nación libia puede salvarse, pero han de superar diferencias con la comunidad libia por fragmentada que esté, con la comunidad progresista internacional y concretar fuerzas que humanamente la validen, superar errores y hacer, como decimos los cubanos “de tripa corazón” y no crerse nadie que es el ombligo del mundo. Es tiempo de corregir errores, pero tal dramatismo los complica, deberán alcnzar la unidad con el pueblo y ser consecuente con ella.

    En el imperialismo no se podrá confiar ni hoy ni mañana ni nunca. Si lo que pensamos es que este sistema dio lo que pudo y hoy, es una traba, una valla al desarrollo universal. No confiemos en el poder imperial y unamos fuerza de pueblo para sostenernos y alcanzar la victoria.

  • F. JUAN ÁGUILA dijo:

    Someto al consejo publicación aquí.
    Extracto de el país. “forista”

    Conforme llegaban las noticias del avance del Ejército y el retroceso de los milicianos, la inquietud se transformaba en miedo en Bengasi. El caos domina ya buena parte de la costa de este extenso país -casi cuatro veces la superficie de España-, donde vive la inmensa mayoría de sus seis millones de habitantes, sin duda menos ahora tras el éxodo masivo de los inmigrantes.
    En el frente del oeste -entre Trípoli y la frontera con Túnez-, en la ciudad de Zauiya, asediada desde hace días, la situación es catastrófica después de varios de cruentos combates.
    Incluso las comunicaciones telefónicas -utilizadas por los alzados del oriente en el campo de batalla- se deterioraron drásticamente. Era casi imposible recibir llamadas o mensajes. ¿Se prepara Gadafi para una larga contienda? ¿Trata de acelerar la ofensiva aprovechando que la comunidad internacional es más que reacia a imponer la zona de exclusión aérea?

  • F. JUAN ÁGUILA dijo:

    someto al consejo publicación aquí

    Y si las palabras de su hijo Saif el Islam se cumplen, la guerra contra los sublevados del oriente se agravará sin remedio: “Se acabó el tiempo. Les dimos dos semanas. Ahora es el momento de la acción”, declaró a Reuters. A tenor de la ofensiva, la más intensa desde el inicio de las batallas, el autócrata parece dispuesto a echar el resto. “

  • David Urra Arias dijo:

    Bueno, tema complejo este. No debemos perder la brújula. Lo fundamental aquí no es si Khadafi es o no un satrapa y si es mas o menos revolucionario.
    Lo mas importante son los principios que deben regir la humanidad.
    Pienso en:
    1.-Los problemas deben ser resuelto por los de casa y no por los extraños.
    2,-Nadie tiene derecho, mucho menos con el tejado de vidrio, a atacar invadir, excluir o interferir en ningún país bajo el pretexto de la ayuda humanitaria.
    3.-La farsa de defender al pueblo Libio debe ser denunciada. Son los intereses hegemonicos y económicos lo que en realidad están defendiendo.

  • eze dijo:

    Abajo el regimen dictador del moustro de gadafi, por una libia revolucionaria y socilista no hay que bajar los brasos.
    al imperialismo ni justicia

    Jorge Altamira

    El imperialismo encubre a Gaddafi

    Y extorsiona a la sublevación popular para imponer su propia salida

    Mientras los titulares informativos ponen la atención en la suerte variable de las operaciones militares de uno y otro campo en el enfrentamiento entre el gobierno libio y las unidades de la población sublevada en el este del país, el desenlace de la crisis revolucionaria en Libia se juega en el plano político internacional. Para empezar, contra toda la propaganda que ubica al imperialismo en el campo opositor a Gaddafi, el Financial Times (4/3) no vacila en asegurar que “los millones del petróleo aún fluyen hacia Gaddafi”. Más precisamente, “Los pagos por la exportación del petróleo crudo encuentran su camino de retorno al Banco Central de Libia y, potencialmente, al control directo del coronel Gaddafi, de acuerdo a funcionarios occidentales de alto rango y comerciantes contactados por FT”. Los ingresos por la exportación de un millón de barriles diarios entre la última semana de febrero y los primeros días de marzo totalizaron 770 millones de dólares. Como el arma fundamental de la guerra es el dinero, el aporte internacional que recibe Gaddafi es decisivo para su performance militar. Sintomáticamente, las ‘agresivas’ posiciones adoptadas por la ONU y la Otan contra el ‘jefe máximo’ de Libia no incluyen el embargo petrolero.

    Tampoco han sido embargadas ni congeladas las inversiones del Fondo Soberano de Libia en las mayores multinacionales. El nacionalista Gaddafi no ha destinado las reservas de divisas de Libia a pagar la deuda externa -como se hace en Argentina-, sino a integrar los capitales de Glaxo, Shell, Vodafone, British Petroleum, Exxon, Chevron, Pfizer, Halliburton, etc. (Urgente24.com). Esta lista no incluye las inversiones de las multinacionales en Libia, incluidas las de China. “En 1977, Libia acudió al rescate de Fiat y compró el 15% de sus acciones. La participación de capital libio en Fiat es del 2%; Fiat integra ahora el capital de Chrysler, junto al Tesoro de Estados Unidos. Gaddafi posee incluso parte del capital del Juventus. Con el primer ministro Berlusconi se encuentra aliado, vía Fininvest, en importantes medios de comunicación. Gaddafi no ha dejado de recibir los dividendos de estas inversiones en sus cuentas en Europa desde el inicio de la revolución. Es claro que el imperialismo está lejos del propósito de estrangular a Gaddafi económicamente. Una intervención sobre esta amplia gama de inversiones alteraría el funcionamiento de las Bolsas internacionales”, y “corre el riesgo de que algunos países árabes podrían retirar sus fondos…” (Urgente). La mayor parte de ellos manejan sus excedentes financieros por medio de Fondos Soberanos. “Más recientemente -reporta Le Monde (3/3)-, el Fondo Soberano de Libia se ha lanzado a la gestión financiera llamada alternativa, mediante la creación de su propio fondo especulativo en Londres, FM Capital Partners, dotado de 3 mil millones de libras esterlinas (4,5 mil millones de dólares). En total, de acuerdo a fuentes oficiales, esta cartera reportó, entre 2006 y 2009, 2,4 mil millones de dólares (y sigue)”. El chavista del norte de Africa cuenta con un enorme financiamiento mundial para librar su guerra contra las poblaciones rebeldes.

    Las promesas de bloqueos militares no han tenido mejor destino. Luego de innumerables advertencias, el establecimiento de una zona de exclusión aérea para la aviación de Gaddafi no ha ido a ningún lado. “Nada de eso parece haber cuajado -relata la corresponsal de La Nación (6/3)-, incluso entre quienes aquí cuestionan a la Casa Blanca por no apoyar más abiertamente a los rebeldes”. Tienen sus ‘razones’: “Me encantaría poder entregar armas a las fuerzas de oposición en Libia, pero no sé quiénes son ni a qué apuestan, admitió el senador republicano Lindsey Gram” (La Nación). Gaddafi es, entonces, el ‘mal menor’. El imperialismo no le ha bajado el pulgar a Gaddafi; para hacerlo, espera que éste haya doblegado a la oposición y que empuje a la misma a ponerse bajo la tutela del imperialismo. Obama, ciertamente, “intensifica las operaciones militares en Libia” (WSWS.org), que cita al New York Times para denunciar la presencia en las costas de Libia de la Unidad Expedicionaria de la Marina, la que provee una fuerza completa de aire, mar y tierra capaz de proyectar su poder en forma inmediata a través de centenares de kilómetros, a partir del Mediterráneo o de un puente de playa. Este despliegue, sin embargo, sólo significa (y nada menos) que el imperialismo yanqui pretende arbitrar en su beneficio un impasse en el terreno, o sea dictar los términos de una salida política. Como lo explica mejor un columnista del New York Times (La Nación, 8/3): “Sin un solo disparo, una operación relativamente pasiva que emplee un avión para obstruir las señales en el espacio aéreo internacional podría estorbar la comunicación del gobierno libio con sus unidades militares”. Si esto no se hace es porque la libertad de acción de la aviación de Gaddafi funciona como una extorsión, por parte de Obama, al bloque de fuerzas revolucionarias que se han levantado contra el dictador pro-imperialista. Era ese el encargo que tenía una fuerza de comandos británicos que desembarcó en el este del país y fue detenida por los comités revolucionarios.

    Es que en el campo opositor se desarrolla una fuerte crisis política, que tiene por eje el planteo de formar “un gobierno de transición” dirigido por el ex ministro de Justicia de Gaddafi, Mustafá Abdel-Jalil (Stratfor, 8/3). Abdel-Jalil es el hombre del imperialismo, que ha propuesto una amnistía para Gaddafi y el llamado a elecciones en noventa días. La formación del gobierno busca acabar con la actividad autónoma de los comités, precisamente para superar la desconfianza que produce en el imperialismo la ‘anarquía’ que reinaría en el campo revolucionario. Una mayoría de este gobierno está compuesta por funcionarios de alta jerarquía que han defeccionado de Gaddafi. Las compañías petroleras han cesado virtualmente la producción en los yacimientos del este. De acuerdo a algunas fuentes, este gobierno pretendería organizar una marcha de conquista hacia el oeste, lo que implica una cobertura militar extranjera, al menos bajo la forma de una intervención que neutralice a la aviación de Gaddafi, por eso ha pedido una declaración internacional de veda del espacio aéreo. Pero el avance de la revolución desde su inicio, el 17 de febrero, no se ha producido de este modo, sino por medio de levantamientos revolucionarios en sucesivas ciudades. Es el camino a seguir, pero para eso hay que poner fin a este gobierno que se ha formado a espaldas de los comités. Un gobierno realmente revolucionario desarrollaría una amplia agitación nacional para producir nuevos levantamientos populares.

    http://www.argenpress.info/2011/03/el-imperialismo-encubre-gaddafi.html

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también