Inicio » Noticias, Política  »

La situación actual de Egipto es un problema para EEUU, dice Chomsky

En este artículo: Egipto, Estados Unidos, Noam Chomsky
12 febrero 2011 | 13
Noam Chomsky

Noam Chomsky

Cuando entré ayer a las 10 y media de la mañana a la oficina de Noam Chomsky, le dije a su secretaria Bev Stohl: “Bev, Mubarak se va del gobierno”. Yo tenía 20 minutos para culminar, preguntándole sobre la situación del medio oriente, una larga entrevista sobre América Latina iniciada en octubre y de la cual esta conversación sería solo una posdata. Bev no sabía la noticia de la caída de Mubarak y aseguró que Chomsky tampoco.

“Hay muchos rumores”, afirmó Chomsky para no tomar totalmente en serio lo que oía. “Venía escuchando la radio de la BBC y repetían lo que había asegurado Mubarak anoche: se irá a su casa de veraneo, pero no dejará el poder”. Le dije que acababa de darse la noticia en el New York Times. Como buen objetivista, es de los que necesitan ver para creer. Y si lo dice el New York Times hay que darle crédito, aunque él mismo sea su mayor crítico. En cualquier caso, le planteé como escenario de la conversación la salida de Mubarak y sus efectos, en particular las posibilidades del avance democrático en el mundo árabe. Al terminar se despidió cruzando los dedos para señalar sus esperanzas por un futuro democrático.

Parte del mundo árabe está viviendo una epidemia de demanda de democracia. Ahora Mubarak ha dejado el poder. Implica su salida un cambio en el juego de poder de la región. Se habla de revolución y libertad, pero, ¿pueden la democracia y la independencia consolidarse? Como dijo un filósofo en estos días, “no podemos dar el futuro por descontado”. ¿Cuál es su esperanza personal?

Lo que ha venido pasando, incluyendo la salida de Mubarak, es espectacular y no puedo recordar nada parecido. Se le compara a estos eventos con lo que sucedió en 1989 en Europa del Este, pero no hay comparación. Por una razón. Allá hubo un Gorbachov que manejo la situación para que el sistema se mantuviera en pie. Y los poderes de Occidente lo ayudaron y apoyaron. En el caso de Europa del Este también las potencias occidentales apoyaron a los manifestantes, en el norte de África ningún poder de Occidente ha apoyado las protestas. Así que la única comparación posible es con Rumania, donde Ceaucescu, el más horrible de los dictadores, quien gozaba del cariño y protección de Estados Unidos y Gran Bretaña, que lo apoyaron casi hasta el final.

Lo que ha sucedido en Túnez, Jordania, Yemen y Egipto, muestra un nivel de valentía y determinación al que es difícil encontrarle situaciones análogas. En Túnez el sistema estaba relativamente bajo control de Francia, con espías franceses infiltrados por doquier. Egipto, en cambio, ha estado bajo control de Estados Unidos. De modo que su situación afecta directamente los intereses de Washington. Esto no es nada nuevo, por supuesto.

En los cincuenta, el presidente Eisenhower sostuvo reuniones secretas con su equipo para discutir lo que el llamó “la campaña de odio contra Estados Unidos”. El Consejo Nacional de Seguridad envió un memorándum secreto revisando la situación y en el que decía algo así: hay la percepción en el mundo árabe de que Estados Unidos apoya dictadores rudos y brutales y bloquea la democracia y el desarrollo. Eso lo hacemos porque queremos mantener el control de los recursos energéticos. El memo decía que la percepción era más o menos adecuada porque eso precisamente es lo que nosotros -es decir el gobierno de Estados Unidos- deberíamos estar haciendo.

El principio de esta lógica es que en tanto la población permanezca pasiva, intimidada y distraída, podemos hacer los que nos dé la gana. Y esa lógica prevalece justo hasta este momento. Así que por ejemplo, pensemos en la filtraciones de Wikileaks en las cuales el gobierno árabe aparece apoyando a Estados Unidos en relación con Irán. Bueno, investigando la prensa no pude encontrar -y creo que nadie más podrá hacerlo- una sola información de lo que piensa la opinión pública árabe.

Hay encuestas de opinión, hechas por prestigiosas compañías estadounidenses, como la que publicó hace muy poco The Brookings Institution en la que se muestra otra vez que el sentimiento de odio hacia Estados Unidos es extraordinario. Cerca de 10 por ciento de la población ve a Irán como una amenaza, pero entre 80 y 90 por ciento piensa que las mayores amenazas son Israel y Estados Unidos. Incluso, la mayoría de la población piensa que estarían mejor si Irán tuviera armas atómicas, pero eso no se reporta. Y la razón es un pronunciado y profundo desprecio de Estados Unidos e Israel por la democracia en el mundo árabe. En tanto la población esté bajo control y tengamos a un dictador de nuestro lado, hacemos lo que queremos. Eso es realmente sorprendente.

Por eso, la situación actual de Egipto y el mundo árabe, representa un problema. Lo que tradicionalmente ha sucedido en el punto en el que estaban las cosas antes de la salida de Mubarak es una estrategia rutinaria que ha pasado una y otra vez: Marcos en Filipinas, Duvalier en Haiti, Suharto en Indonesia. Es decir, llega un momento en el que ya no puedes apoyar a tu dictador favorito y entonces tienes que hacerlo a un lado, llamar a una transición “ordenada”, expresar tu amor por la democracia y tratar de restaurar el viejo status quo lo más rápido posible. Eso es lo que ha venido pasando en Egipto, aunque no sabemos si está funcionando o no.

Pero hay un evidente conflicto entre las masas de manifestantes que se quedaron en la calle pidiendo democracia ya y esa estrategia de restauración del control. Son aspiraciones contrapuestas. ¿Cuál es son las posibilidades de una democracia real?

Los poderes que vigilan ese proceso no quieren democracia real. Estados Unidos y Europa están aterrados con la democracia, porque la democracia puede llevar a la independencia. Se habla de islamismo radical, pero eso no tiene ningún sentido. Estados Unidos y Gran Bretaña, por ejemplo, han apoyado tradicionalmente al extremismo islámico en detrimento del nacionalismo secular. Arabia Saudita el estado islámico más extremo y fundamentalista, es su más cercano aliado, además también de ser el centro ideológico del terrorismo islámico. Sin embargo, es nuestro más estrecho aliado porque Obama les está vendiendo armas por 60 mil millones de dólares.

En Pakistán, que es la otra gran fuente de terrorismo islámico, Estados Unidos se ha comprometido por años con la islamización del país. La presidencia Ronald Reagan, a quien todos celebran ahora, coincidió con la dictadura de Mohamed Zia-ul-Haq -la peor en una serie de atroces regímenes- que estaba desarrollando armas nucleares. El gobierno se hizo el desentendido para seguir dándole apoyo a la islamización radical que establecía las madrazas, con fondos saudíes, donde no enseñaba nada pero se hacía que los estudiantes aprendieran de memoria el Corán y la yihad. Eso ha permitido que hace poco jóvenes abogados aplaudan y celebren a los asesinos de Salman Taseer, gobernador de la provincia de Punjab.

Esos son los mismos abogados -islamistas radicales- que se formaron en las madrazas de Reagan-Zia-ul-Haq. Las relaciones entre Israel y Estados Unidos, que se consolidaron en 1967, obedecen a un patrón semejante. ¿Qué pasaba ese año? Un conflicto esencial entre el islamismo radical, representado por Arabia Saudita, y el nacionalismo secular, bajo Gammal Abdel Nasser. Estados Unidos apoyó otra vez al islamismo radical destruyendo el nacionalismo radical. Eso contribuyo a establecer las relaciones actuales de Israel en la región. Así que el islamismo radical no es el problema. El problema de fondo se llama independencia. Por ejemplo, en América Latina, Estados Unidos libró una amarga guerra contra la iglesia católica. Otra vez el problema de fondo era el control. Por eso, yendo otra vez al mundo árabe, Estados Unidos y Europa están preocupados con la democracia. La única elección realmente libre fue la de Palestina, transparente y supervisada por todos los ángulos.

Como el resultado no favorecía los intereses tradicionales, Estados Unidos, con apoyo europeo, inmediatamente se volvió a castigar a los palestinos. Amamos la democracia, pero solo cuando está del lado que queremos. Es demasiado obvio. En Egipto y el resto del noráfrica, eso puede pasar, así que están tratando de bloquearla mediante maniobras para restablecer el statu quo. A eso llaman una transición ordenada. Y no es solo una cuestión de votos, sino de toda una estructura socio-económica.

Egipto ha atravesado un periodo neo-liberal con las consecuencias acostumbradas: empobrecimiento de la población con el crecimiento de sectores privilegiados de extrema abundancia, incluyendo la clase política, los altos grados del ejército y los sectores financieros y corporativos. Eso lo ves también en América Latina, porque ese es el modelo neoliberal. Aunque la población no esté sufriendo la pobreza de África Central o el interior de la India, su situación es muy mala. Pero los garantes del statu quo deben asegurarse de que ese orden se mantenga.

La táctica de estos días había sido hacer que la población se cansara y desistiera. La mayoría de los manifestantes son gente pobre que vive del día a día y necesita llevar comida a sus mesas. Pues se buscaba cansarlos, pues en algún momento el hambre y la necesidad los llevaría de vuelta adonde estaban, a su horrible normalidad. Sin embargo, ahora no está nada claro esta vez que esos poderes puedan mantener el control de la población. La estrategia que puede funcionar ahora es que el ejército egipcio trate de restablecer el orden con un apoyo mayoritario de la gente.

Entonces, ¿cuál es su esperanza personal?

-Que los manifestantes logren sus objetivos. Esto es que, después de unas elecciones fraudulentas con un congreso fraudulento -lo que en buena medida fue lo que encendió la protesta-, puedan llamar a elecciones libres y limpias, y que esas elecciones puedan reconducir a la sociedad egipcia en un camino de bienestar. Pero es un largo camino, como sabes.

En cuanto a Israel-Palestina, ¿cómo cambia el juego?

Estados Unidos tienen ya un plan en curso: apoyar lo que está dado. Hay un proceso de paz. Y eso significa que Estados Unidos está a cargo. Sabemos que Washington está desesperado por la paz, por supuesto y por eso está tratando de sentar juntos a dos partidos recalcitrantes: Benjamin Netanyahu y la derecha israelí, por un lado, y Mahmoud Abbas del lado palestino. Esa es supuestamente la situación.

Pero esto no tiene nada que ver con la realidad. La verdad es sencilla: hay un conflicto. Por un lado, están Israel y Estados Unidos y del otro lado Palestina y el resto del mundo. Si hubiese una verdadera negociación, estaría a cargo de alguien de no sé de donde que pudiera reclamar cierta neutralidad. Así, de un lado estarían Estados Unidos-Israel y del otro el mundo entero, con esas dos o tres excepciones. Teóricamente, eso es lo que reflejan las resoluciones del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas desde 1976, cuando Estados Unidos vetó por primera vez la resolución sobre los dos estados, hasta esta fecha. Incluso la ONU ha declarado ilegales los asentamientos, lo que es tan incontrovertiblemente cierto que hasta Israel lo ha aceptado hace décadas. Y, en resumen, no es que la ONU sea un organismo meramente simbólico, sino que Estados Unidos ha provisto el apoyo económico, militar, diplomático e ideológico de las políticas que ejerce Israel en la región. Mientras eso sea así, no hay proceso de paz, sino un proceso de capitulación.

Ahora, trata de encontrar reportes sobre esto. No los encontrarás sino muy en los márgenes. El problema para Israel es que el nuevo gobierno de Egipto decida no jugar el histórico papel pasivo y opte por no colaborar con la charada que tiene montada Estados Unidos. Lo mismo con Jordania. Si tienes una democracia, quizá la gente decida no ser cómplice de las políticas que ha seguido su país. De hecho, es sorprendente aunque comprensible que el apoyo público más fuerte que obtuvo Mubarak fuese de Israel y Arabia Saudita, los aliados tradicionales que quieren mantener el orden de las cosas. El único líder mundial que, durante las últimas semanas, ha apoyado abiertamente la democracia en la región es Recep Tayipp Erdogan, primer ministro de Turquía, quien ha jugado un papel decente en todo esto.

(Fragmento de la primera parte de la entrevista realizada por Boris Muñoz y publicada por El Librero-Prodavinci.)

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    La lectura de las opiniones de Noam Chomsky, invitan a opinar aunque sea solo por estar un rato en sintonía con este eminente intelectual que siempre aporta una clase magistral.

    Lo que ha pasado en Egipto ha puesto a pensar a muchos en el mundo y obliga a repasar la vida de los dictadores que se aferran al poder y terminan traicionando al pueblo.

    Mubarak estaba tan obsesionado del poder que hasta última hora subestimó a la juventud egipcia que con zapatos en la mano estaba dispuesta a echarlo de la presidencia.

    Los imprescindibles medios de comunicación modernos jugaron un papel esencial en que en cuestión de minutos la solidaridad internacional, con este pueblo, recorriera el mundo.

    Independientemente de la “jugada” que hagan Estados Unidos e Israel, el triunfo del pueblo no se podrá negar nunca.

    EL MUNDO ARABE SE DESPIERTA CON UNA FUERZA QUE HACE TEMBLAR A LOS ENEMIGOS DE LOS PUEBLOS.

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    Muy buen articulo con la opinión del maestro Chomsky.
    Es una desfachatez el argumento que esgrimen EUA y toda la recua de países segundones. Para ellos es una prioridad de que no se instale el extremismo islámico.Para el todo aquel simple mortal malamente informado o que esté atiborrado hasta los tuétanos de la palabrería y la propaganda de consumo,esto será verdad de perogrullo.Todos los que se tragaron los de la Torres Gemelas,el ataque a la sede del Pentágono, lo del antrax,de las variaciones de los códigos de alerta de arcoiris a que tienen a las diferentes sociedades de los países capitalistas, aplaudirán hasta formarseles callos en sus manos,! bravo!, que no se instalen en Egipto esos islamistas barbudos desalmados.
    Se sabe bien claro quien sufragó la creación de las madrazas en Pakistán, que tipo de formación se les dieron a estos educandos,como fue el método de reclutamiento de sus alumnos y porque fueron la punta de lanza contra los soviéticos en Afganistán.Sabemos de donde salieron los Talibanes.Solo que cuando el alumno se les escapo de sus manos lo convierten en el coco, y el grito de …!a el ladrón!..se escucha en todas las capitales del “mundo libre”.Gracias.

  • Walter Velázquez dijo:

    Excelente la nota de Chomsky sobre Egipto….

  • H. LO dijo:

    ISRAEL SE QUEDA SOLO. (El perro guardian del imperio en el medio oriente se queda solo y aislado)
    El unico pais en el mundo que cada año vota fielmente al lado de su amo contra Cuba en la ONU es Israel. El año 2010 la totalidad de los paises latinoamericanos uno a uno reconocieron a Palestina y restablecieron las relaciones diplomaticas de estado a estado. (hasta Piñera presidente de Chile lo hizo). Hoy se derrumban los paises del medio oriente y los “aliados” de decenas de años ya no estan. Como dice Chomsky: ” Por un lado esta EEUU e Israel y por el otro lado El Resto Mundo”. Se anre una ventana (pequeña rendija) a la esperanza para la paz de los Palestino en Gaza. Ya los facistas “sionista” de Israel le queda un tiempo limitado para su hora y obligarlos a aceptar los acuerdos internacionales.
    La segunda decada del siglo XXI comienza con grandes cambios el lo politico, lo economico y lo social. El actual sistema de dominacion capitalista neoliberal no aguanta mas ni badie lo soporta. Cambios tendra que haber, La hambruna y los fenomenos climaticos alrededor del globo acelerara los necesarios cambios sociales.

  • Juan Castro dijo:

    Chomski:

    En lo personal me parece muy profundo y serio la profundidad que Noam Chomski hace sobre la actualidad en Egipto y sobre la participacion de USA e Israel.

    Vale esperar el paso que decida el pueblo Egipcio.

    Con saludos
    Juan Castro
    Mexicano…

  • alejandro dijo:

    EE.UU ha estado todo el tiempo detras de las Manifestaciones!,su viejo amigo estaba en apuros y no se podia sostener mas a la cara de todos,asi ke movieron los Hilos para las protestas “Democraticas y Pacificas”,Un ejercito acorde a Mubarak,tomo el control de la Situacion,acaso eso no fue un Golpe de estado preconcebido?,en ese momento se violo la constitucion!,un vicepresidente se keda en la presidencia,realmente con un Historial Sucio,dependiente de la CIA,y sus sucia torturas,desapariciones etc,Unos manifestantes ke centraron todoas sus fustraciones en una persona,Mubara!,cuando en realidad deberia ser el conjunto de esa sociedad politica y militar palgada de Corrupcion,represion etc,ahora ,Se acabo el Show y todos trankilos para su casa!,por ke vamos a restaurar el Orden “Democratico y Libre”ke Ustedes pedian!,todo seguira igual pero con diferntes caras muy apetecidas po EE.UU e Israel.

  • BERTHA dijo:

    ESTOY DE ACUERDO CONNOAM CHOMSKY AHORA QUIENES TIENEN QUE APRETARSE LOS PANTALONES SON LOS EGIPCIOS YA QUE TODOS CONOCEMOS EL JUEGO HIPOCRITA DEL IMPERIO NA Y LA UNION EUROPEA. DEMOCRACIA AL ESTILO DEL FMI SEGUIRAN PASANDO HAMBRE Y ATROPELLOS CONTRA EL PUEBLO QUE PROTESTE.

  • Roberto Simeon dijo:

    El comentario de Noam Chomsky es moderado y objetivo, es un analistas que siempre leo cuidadosamente. Yo siempre me proyecto con una percepcion optimista, convencido qie el destino nos debe una victoria. Tengo que confianza de que el proceso de Africa ha de desarrollare en forma indetenible en pos de un socialismo democratico con modaliadades muy propias atendiendo a su espacio-tiempo historico.

    Fraternalmente

    Roberto Simeon

  • manuel cidoncha-hinestrosa dijo:

    Hoy, 13 de Febrero, ha aparecido éste tituar en las noticias:
    “Golpe militar silencioso en Egipto puede degenerar en elecciones teledirigidas por Estados Unidos” (’Patriagrande’).

    Todo se ha fabricado en Langley,
    lo mismo que se fabricó alli mismo la llamada
    “Trancisión” en España para sustituir
    a otro satrapa, Franco, por el rey Bobón de turno.
    Lo mismo que pasó en Honduras
    y en tantísimos sitios más.

    Hace unos días, en un comentario,
    ya lo habíamos dicho:

    NO NOS DEJEMOS ENGAÑAR DE NUEVO,
    TENEMOS QUE APRENDER DE LOS RECORDS HISTORICOS,
    SEAMOS ESTRUCTURALISTAS,
    VEAMOS LAS ESTRUCTURAS,
    NO LAS INDIVIDUALIDADES:
    MUBARAK YA NO LE SERVIA AL IMPERIUM,
    A LA GANGSTER-CRACIA INTERNACIONAL…
    ….MUBARAK HA SIDO SUSTITUIDO POR OTRO “MUBARAK”
    …en éste caso, por el Ejército oligárquico,
    emblemático de los intereses del Pentagono.

    El heróico pueblo egipcio,
    abrumado por el hambre,
    el desempleo,
    la brutal represion y el embrutecimiento,
    lo único que ha podido hacer
    es echarse a la calle,
    los pueblos no tienen otro poder que ocupar las calles,
    y ésta espontánea insurrección popular,
    sin conciencia de clases
    — la lucha por los elementos básicos de la existencia
    no permiten el lujo del desarrollo mental-politico—,
    es aprovechada para que el sátrapa
    se escape, IMPUNEMENTE,
    al exterior con sus billones de dolares
    y para que el Ejército,
    lacayo del Imperium y del Banco Mundial,
    tuerza las energías populares
    en un “golpe de estado orwelliano”
    que acabe en “elecciones teledirigidas por Estados Unidos”.

    Lo mismo que escribía Michel Chossudovsky:
    “Ahora los dictadores —y los sicarios del Imperium—
    se establecen por ’elecciones libres’
    supervisadas por la ’comunidad internacional’ ”

    No nos dejemos engañar
    lo mismo que cuando Obama
    tomó la presidencia del Imperium
    y todos los ingenuos del mundo
    creyeron que la politica del ’American Dream’
    había “cambiado de color”.

    En Egipto lo único que ha cambiado de color
    es que la Dictadura Internacional de los Ricos (DIR),
    empujada por el pueblo,
    se ha visto en la necesidad
    de cambiar la máscara
    que mantuvieron, sangrientamente, por treinta años.

    Y el pueblo egipcio lo sabe.
    Y todos los no-ingenuos del mundo lo sabemos.

    Si, “La situación actual de Egipto es un problema para EEUU”
    …pero es un “problema” -y esto de le olvido de decirlo
    al jacobino de Chomsky– que ya Langley,
    al igual que Kasparov,
    el ex-campeon del mundo de ajedrez,
    tiene previsto responder
    con “muchísimas movidas por delante”
    –con damas, torres, caballos y alfiles–
    de lo que pueda articular el pueblo egipcio
    con sus “peones” en la calle.

  • Servando dijo:

    Sin embargo una de las causas importantes de por qué el pueblo esta así es la falta de Laicismo. Todos los países árabes excepto Turquía, Jordania y Albania, tienen un denominador común tienen como religión de Estado el Islam. Es tan determinante esto que las primeras palabras del representante de la junta militar al anunciar la salida de Mubarak fueron “En el nombre de Alá del clemente del misericordioso…” La educación pública es religiosa única y solo del Islam. Turquía que dice ser laico en el gobierno tiene educación religiosa islámica única obligatoria. La difusión pública de otra religión es catigada con cárcel, igualmente el ateísmo o el agnosticismo, incluso con muerte en países como Irán, Agfanistan y Paquistan. La democracia no son sólo elecciónes esta también respeto a la pluralidad social sobre todo en la religiosa. Yo difiero de Chomsky porque dice nacionalismo seculares, como vemos no son seculares por ningún lado. La cuestión es que la lucha por el poder se dan entre los no tan religiosos y los extremistas religiosos. De laico no tienen nada por orden del Corán. La educación no siendo laica compite con la ciencia. Sus tribunales no son civiles sino se rigen en parte por la sharia, son religiosos ¿qué se puede esperar de esos países? Dictadores, explotación, bajos salarios, discriminación. Engels describió bien el destino de esta sociedades ¿qué dice el Corán sobre los no musulmanes? Cito la Sura 9 verso 29 “Combate a los que no creen en Alá ni en el último día, a los que no consideran prohibido los que Dios y su profeta han prohibido y a aquellos hombres de las escrituras (judíos y cristianos)que no profesan la ciencia de la verdad. Hacedles la guerra hasta que paguen el impuesto, a todos sin excepción hasta que estén humillados” Los jovenes protestantes de Egipto por el internet desean cambio. Pero su falta de laicismo explica toda su historia y su futuro. No estoy contra la religión pero debe haber una separación total y absoluta entre el Estado y la religión, para que un país se desarrolle politica y socialmente. De otra forma no funciona la Democracia.En latinoamerica veíamos a Pinochet y Videla y otros acompañados de cardenales y obispos a sus actos oficiales. Solo el laicismo y educación laica sacará a esos pueblos del atraso, pero es lo que no quieren entender.

  • Bordes añadidos dijo:

    Maestro!!!
    También, recomiendo el siguiente artículo. http://www.elmalpensante.com/index.php?doc=display_contenido&id=1727
    Saludos

  • jorge justo dijo:

    estados unidos no tiene porque preocuparse respecto a egipto.porque su pueblo mayoritario son totalmente ignorantes.siempre colaboraran con los yanquis,y ademas cooperaran para desaparecer a los arabes del planeta.hasta es seudo colonia de norteamerica.jamas se libraran,su destino es ser vasallo.

  • jorge justo dijo:

    los medios de comunicacion bajo real control de los estados unidos puede decidir cambios politicos en el mundo.los ciudadanos del orbe seran manejados a su antojo.el 80 u 90 % de la poblacion del globo terraqueo no tiene conocimiento politico.
    “pueblo imbecil haz lo que yo quiero” dijo alguna vez un politico.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también