Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Giffords abandona el hospital para iniciar su rehabilitación

En este artículo: Estados Unidos, Texas, Tucson, Violencia
| 3
La congresista Gabrielle Giffords ha llegado a Houston (Texas) para ingresar en un centro de rehabilitación, tras abandonar el hospital de Tucson (Arizona) en el que se recuperaba de la herida que sufrió en el tiroteo del 8 de enero, en el que murieron seis personas.
Guillermo Tell
Giffords, ya en la ambulancia, antes de su traslado a Houston. Foto: REUTERS/Office of Rep. Gabrielle Giffords/Jennifer Polixenni Brankin

Giffords, ya en la ambulancia, antes de su traslado a Houston. Foto: REUTERS/Office of Rep. Gabrielle Giffords/Jennifer Polixenni Brankin

El avión que trasladaba a la congresista desde la base aérea de Davis-Monthan llegó al aeropuerto de Houston hacia las 13:00 hora local (19:00 GMT). Desde allí, fue llevada al Centro Médico Hermann-Texas para someterse a un chequeo antes de ingresar en el centro de rehabilitación TIRR Memorial Hermann.

El equipo médico que se encargará de su tratamiento indicó en una rueda de prensa que el viaje fue bien, tranquilo y sin dificultad para la paciente.

De camino al hospital, grupos de personas salieron a las calles para aplaudir al paso de la ambulancia como muestra de solidaridad con la congresista.

“Ella respondió muy bien a eso, sonriendo, y, de hecho, incluso lloró un poco. Fue muy emotivo, muy especial”, dijo el doctor Randall Friese del Centro Médico de Arizona que acompañó a Giffords en el viaje. “Creo que entendió el enorme apoyo de los ciudadanos”, dijo el médico, que aseguró que “la vamos a echar de menos mientras esté aquí pero este es el sitio donde necesita estar”.

Los médicos indicaron que tras la primera revisión de media hora, Gibbons ha respondido bien al sonido de un aplauso y aunque no hizo ningún movimiento tiene buen tono en las piernas, lo que le permitirá, si no caminar de inmediato, sí mantenerse en pie. “Tiene un gran potencial de rehabilitación, nos va a mantener ocupados”, señaló otro de los médicos.

El doctor Dong Kim explicó que Giffords “se ve muy bien” es consciente de lo que le rodea y en los próximos meses realizará grandes progresos en su recuperación.

Giffords abandonó esta mañana el hospital de Tucson en una ambulancia precedida por una hilera de motociclistas del cuerpo de veteranos de guerra. Junto a ella viajaba su marido, el astronauta Mark Kelly, su madre, dos miembros de su equipo en el Congreso y el cirujano traumatólogo que la atendió en Tucson, Peter Rhee, informaron los medios locales.

A su paso por las calles cortadas de la ciudad, decenas de personas se congregaban en las aceras en señal de apoyo a Giffords, que sobrevivió al tiroteo en el que murieron seis personas y otras catorce quedaron heridas después de que el joven Jared Loughner abriera fuego en un acto con votantes de la congresista.

Giffords, cuya recuperación ha sido calificada de “extraordinaria” por su marido, superó las intervenciones quirúrgicas con éxito y en pocos días pasó de estado “crítico” a “serio”. El miércoles fue capaz de ponerse de pie e incluso juguetear con la pantalla de un iPad, y el jueves disfrutó de los primeros rayos de sol desde su silla de ruedas en una de las secciones del hospital.

Su marido, que trabaja en el Centro Espacial Johnson en Houston y es el comandante de la última misión del transbordador Endeavour a la Estación Espacial Internacional (EEI), prevista para el 19 de abril, ha explicado que parte de la razón del traslado es que pronto deberá incorporarse de nuevo a su trabajo.

Estar en Houston, localidad situada a 1.512 kilómetros de Tucson, le permitirá además cuidar de sus dos hijas -fruto de una anterior relación- al tiempo que atiende a su esposa y continúa con la misión.

“GG (Gabrielle Giffords) se dirige hoy a la nueva fase de su recuperación. Estoy muy agradecido a los doctores y enfermeras del hospital, al departamento de Policía de Tucson, a la oficina del sheriff… ¡Volveremos a Tucson lo antes posible!”, escribió hoy Mark Kelly en su cuenta de Twitter. Según sus médicos, la congresista permanecerá en el centro de rehabilitación una media de uno o dos meses, hasta que ya no necesite cuidados médicos las 24 horas.

(Con información de Público)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    HA SIDO RAPIDA LA EVOLUCION A PESAR DE LA GRAVEDAD OCASIONADA POR EL DISPARO

  • Jorge LGuerrero dijo:

    Estaba leyendo un articulo bien interesante,bien bonito y algo que me sorprendio,el ayudante de esa congresista es un joven hispano de 29 años y en cuanto se formo el violento acto,este protegio a la congresista para evitar ser blanco de nuevas balas,,el rapidamente hizo precion sobre la herida de la mujer,eso prevenia que se desangrara,el le dijo cada vez que te tome la mano,tu me la aprietas es seraseñal que esta bien,asi fue y el tenia ideas de primeros auxilio,por lo que su accion evito males mayores,ahhhh pero el odio,el desprecio ,el racismo y la prepotencia pueden mas que los actos de buena voluntad y de esto no se menciono en la prensa imperial, es decir que su salvador fue un hispano.

  • Julian dijo:

    Mi mejor deseo de que recupere pronto todas sus abilidades fisicas y mentales. Es bien dolorosa esta transicion a un estado semejante y mas cuando ha sido la accion de un enajenado mental, quizas instigado por el odio exacerbado de ciertos politicos en los medios de difusion.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también