Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Suspenden traslado de los restos de Carlos Andrés Pérez

| 6

carlosandresperez_georgehwbush2La familia en Miami del fallecido ex presidente venezolano Carlos Andrés Pérez rechazó la repatriación del cadáver y disputará en los tribunales de Estados Unidos el lugar en el que debe ser enterrado el ex mandatario.

La decisión de la compañera sentimental de Pérez, Cecilia Matos, y sus hijas Cecilia Victoria y María Francia Pérez Matos, se dio a conocer hoy en un comunicado de la familia en Venezuela del ex presidente enviado a Efe por María González, nieta del ex gobernante que reside en EE.UU.

Carlos Andrés Pérez, de 88 años, falleció el pasado 25 de diciembre en Miami de un ataque cardíaco y la familia Pérez Matos planeaba sepultarlo en esta ciudad, pero Blanca Rodríguez de Pérez, quien afirma ser la única esposa del ex presidente, interpuso una demanda en un tribunal para evitarlo.

“Nuestra familia (Pérez Rodríguez) ha recibido información del abogado de Cecilia Matos de que la familia Pérez Matos ‘no estaría de acuerdo en ningún envío de los restos’ de Carlos Andrés Pérez y disputará la repatriación en corte”, señalaron los Pérez Rodríguez.

Según la familia Pérez Rodríguez, desde la semana pasada trató en varias ocasiones de iniciar un diálogo con los Pérez Matos para comenzar el proceso de repatriación del cadáver, pero no recibieron respuesta a su solicitud.

“No obstante, nunca esperamos un cambio total de su posición. Como muchos venezolanos, estamos sorprendidos por su cambio (de decisión) que contradice totalmente su reciente declaración de que ‘Carlos Andrés Pérez ahora pertenece a Venezuela y a todos los venezolanos'”, expresó la familia Pérez Rodríguez.

La familia lamentó verse forzada a tomar acción legal para cumplir con los deseos del ex mandatario, “pero la decisión de Pérez Matos de obstaculizar nuestros esfuerzos para la repatriación no nos deja otra elección”.

En el mismo comunicado la familia Pérez Rodríguez se disculpó con los venezolanos por el “inesperado retraso en la repatriación” de los restos de Pérez y afirmó que mantiene su intención de sepultarle en Venezuela.

Cecilia Matos y sus dos hijas aceptaron el miércoles pasado la repatriación del cadáver para que sea sepultado en Venezuela tras una demanda civil interpuesta por Blanca Rodríguez de Pérez, en el Undécimo Tribunal de Circuito del condado de Miami-Dade.

“Repatriarlo es una manera de rendirle tributo, por lo tanto Cecilia Matos ni sus hijas van a convertirse en un obstáculo”, aseguró entonces la familia Pérez Matos.

“Repatriarlo es una manera de rendirle tributo, por lo tanto Cecilia Matos ni sus hijas van a convertirse en un obstáculo”
Con ese anuncio el juez encargado del caso, Gerald Hubbart, debería haber desestimado la demanda una vez que ambas partes presentaran en su tribunal constancia de lo acordado, según abogados, pero la acción legal sigue abierta en el tribunal.

Rodríguez de Pérez afirmó en la demanda interpuesta contra la funeraria Caballero Rivero Woodland que ella es la única persona legalmente calificada para tomar decisiones sobre el cadáver de Pérez por ser la esposa del ex gobernante.

“Nunca nos divorciamos, por lo que permanecimos legalmente casados hasta la fecha de su muerte”, argumentó Rodríguez de Pérez en la demanda.

Pérez, que fue dos veces presidente de Venezuela (1974-1979 y 1989-1993), tuvo seis hijos con ella.

El ex gobernante residía en Miami desde hace años junto a Cecilia Matos. Llegó a la presidencia de Venezuela en dos oportunidades (1974-1979 y 1989-1993) de la mano del partido Acción Democrática, uno de los partidos que se alternaban en el poder tras el llamado Pacto de Punto Fijo.

Pérez fue uno de los políticos venezolanos más controversiales del país. Nació en Rubio, estado Táchira, el 27 de octubre de 1922.

Su primer gobierno se desarrolló el llamado período de la “Venezuela Saudita” gracias al flujo de recursos provenientes de la exportación de petróleo.

El segundo mandato, por el contrario, estuvo signado por una crítica situación económica y la imposición, por parte de CAP, de un paquetazo neoliberal que llevaron al Caracazo de 1989, con cientos de muertos y miles de heridos, escándalos de corrupción y las rebeliones militares de 1992 protagonizadas en febrero de ese año por Hugo Chávez Frías, actual presidente de Venezuela, y luego en noviembre, por un grupo de oficiales de la Fuerza Aérea.

No llegó al final de su segundo mandato (1994), pues la Corte Suprema de Justicia de la época lo obligó a dejar la presidencia en 1993 por acusaciones de corrupción y enriquecimiento ilícito.

Era un enemigo acérrimo de Hugo Chávez y en declaraciones en Miami, donde vivía su exilio dorado, pidió el asesinato del actual presidente venezolano.

(Con información de EFE/ Cubadebate)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • EL DON APACIBLE dijo:

    ¡sera posible¡… O LO QUIEREN MUCHO O NADIE LO QUIERE…¿POR QUE SERÁ?

  • Na dijo:

    hasta para enterrar un cadaver se forma pleito en esos lugares, de madre, no es facil

  • Jorge LGuerrero dijo:

    Oye, que le den candela,incinerenlo, por 50 dollars, se sale de ese estiercol de cocodrilo.

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    SIN COMENTARIOS

  • Efrain Amaya Padrino dijo:

    !Que CANDANGA!, llevan una pila de dias en esto.

  • Manuel C. Rodríguez dijo:

    Por un problema de orgullo nacional venezuela no debería permitir que enterraran a semejante personaje en la tierra de Bolivar, es un insulto al hermano pueblo venezolano.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también