Imprimir
Inicio » Noticias, Medio Ambiente  »

Comenzará reunión de ONU sobre Cambio Climático sin perspectiva de acuerdo

En este artículo: Cambio Climático, Cancún, México
| +

cop161La 16 Convención de Partes de ONU sobre Cambio Climático comienza el lunes en Cancún sin expectativas de acuerdo sobre la reducción de emisiones que causan el calentamiento global y con algunos gobiernos que ya están mencionando la próxima cita, en Sudáfrica, como el lugar de firma de un nuevo protocolo mundial.

México, el organizador de la conferencia de este año, pide no ser pesimistas y cree que podrían alcanzarse pactos “integrales con resultados a corto plazo”. La canciller Patricia Espinosa dijo que hay una especie de concenso internacional de que “no es el momento adecuado” para un gran acuerdo similar al Protocolo de Kioto, que vence en 2012.

Para Espinosa, el acuerdo post Kioto “estrictamente no es indispensable” en esta cita.

China, el principal emisor actual aunque no per cápita, considera que los países desarrollados deben comprometer en Cancún transferencia de recursos económicos y tecnologías a las naciones en vías de desarrollo para así lograr en Sudáfrica un acuerdo global.

“Lo que es particularmente importante -dijo Xie Zhengua, enviado chino a la conferencia de Cancún- es que necesitamos ir hacia una sustancial transferencia de financiamientos y tecnología”.

Xie sostuvo que estas son “las cuestiones que los países en vías de desarrollo observan como más cercanas, en modo de poder crear una base sólida para alcanzar un resultado jurídicamente vinculante en el encuentro del año próximo en Sudáfrica”.

Estados Unidos, principal emisor histórico y segundo en la actualidad, también mostró expectativas en que se logren avances menores y mantiene la misma oferta realizada el año pasado en términos de reducción de gases: un 4 por ciento, que ni siquiera logró la aprobación del Senado local.

Esa cifra está muy por debajo de lo que los científicos del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) pidieron recortar, que es entre el 25 y el 40 por ciento de las emisiones globales para 2020 y así evitar que el aumento de la temperatura del planeta supere los 2 grados Celsius.

“Lo que a mí me gustaría ver es un conjunto de decisiones que hagan avanzar, aunque sea parcialmente”, afirmó Todd Stern, enviado especial sobre cambio climático de Estados Unidos.

“Nosotros nos mantenemos en los compromisos hechos el año pasado”, aseveró, aunque manifestó desilusión por el hecho de que el Senado no haya aprobado la ley de cambio climático, que tampoco cree que pueda pasar esa instancia parlamentaria.

Sólo anticipó que su gobierno tratará de tomar medidas administrativas y avances legislativos para reducir emisiones.
Justamente, Estados Unidos y China son clave para que se firme un nuevo protocolo.

Washington quiere que Pekín y otros países en vías de desarrollo se comprometan a tomar medidas obligatorias bajo la verificación internacional. Al mismo tiempo, Pekín pide a Washington y al resto de los países más ricos que se comprometan con una mayor reducción de emisiones, considerando su responsabilidad histórica en la situación actual del planeta.

En la región, Bolivia irá con el objetivo de que se trate e implemente el Acuerdo de los Pueblos, alcanzado en la conferencia realizada en abril pasado en Cochabamba, algo prácticamente imposible, dado que las exigencias son mucho más elevadas de lo que está en discusión. Junto a Venezuela, Cuba, Nicaragua y Ecuador, Bolivia forma un eje de naciones con muy bajas emisiones de CO2 que han resuelto exigir a los poderosos metas de reducción y obligaciones financieras que garanticen una protección de la Madre Tierra y de la filosofía del “buen vivir”.

De hecho, esos países fueron los que se negaron a cerrar un acuerdo en Copenhague.

A mitad de noviembre, la viceministra de Medio Ambiente y Biodiversidad de Bolivia, Cynthia Silva, se negó a suscribir un acuerdo de los países de la OEA al respecto.”No se puede ni debe valorar en términos monetarios a los servicios que presta la naturaleza y menos desarrollar un mercado alrededor de los mismos”, dijo.
Según la funcionaria, “es esta visión que considera a la Madre Tierra una cosa, a la que se le puede poner precio, la que ha llevado a la humanidad a romper el equilibrio con la naturaleza”.

La conferencia, al igual que la 6ª Conferencia de las Partes actuando como Reunión de las Partes del Protocolo de Kioto, se desarrollarán hasta el 10 de diciembre, con poca presencia presidencial en comparación con Copenhague. Además, se realizará nuevamente el Klimaforum, una conferencia climática autónoma que plantea debates desde el punto de vista de las organizaciones sociales, campesinas y ambientalistas e indígenas “sin influencias corporativas ni gubernamentales”.

“Ante la cumbre donde los gobiernos fracasan, los pueblos avanzan”, dicen los organizadores, que previeron una Ecoaldea.
Las organizaciones de base también realizarán una movilización por Cancún el martes, convocada por La Vía Campesina.
Y dentro de las actividades oficiales, habrá eventos paralelos, como los Diálogos por el agua, y una Villa con actividades culturales.

(Con información de ANSA)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también