Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Carlos Acosta estrena hoy en Pinar del Río la coreografía “End of Time”

| +
CIENFUEGOS-CARLOS ACOSTA-PRMER BAILARIN-CONFERENCIA DE PRENSA

Carlos Acosta

“Pinar del Río es la tierra de mi padre, quien me inculcó esta carrera, y no solo eso, Pinar del Río básicamente me rescató”, así expresa el reconocido bailarín Carlos Acosta, al llegar a esta provincia, la más occidental de la Isla, para cumplir hoy con la presentación en el teatro José Jacinto Milanés.

“A mí casi me expulsaron de la Escuela de Nivel Elemental de La Habana, y gracias a Pinar del Río pude terminar. Estuve dos años becado en la Vocacional de Arte de aquí y tengo bellísimas memorias, además de haber hecho muchos amigos que espero ver ahora en esta ocasión”, refiere el experimentado artista, mientras conversa con la prensa luego de más de dos décadas fuera de los escenarios pinareños.

Sobre la actuación esta noche en el “Milanés”, recuerda otras presentaciones hechas en la afamada institución, “en actos de la escuela, y la avanzada que se hacía frecuentemente. Pero desde entonces no he vuelto y esta va a ser una ocasión especial. Estoy ansioso de bailar para los pinareños”.

Ante la interrogante por la larga ausencia de los predios más occidentales de la Isla, explica que hasta hoy “no había sido el momento, necesitaba continuar con mi carrera y reafirmarme como artista internacional. Ahora ya estoy en condiciones de programarme a mi manera y decidí hacer esta gira”.

Para el programa de esta noche, cuenta como él mismo define “con un equipo excelente”, integrado por la primera bailarina del Ballet Nacional de Cuba, Viengsay Valdés, recién llegada de una gira por Italia, Laura Díaz del conjunto de Danza Contemporánea, la pianista Lisandra Rodríguez Varela y Amparo del Riego Vidal en el violonchelo.

Carlos Acosta estrena hoy  End of Time, de Ben Stevenson, y además, interpretará Je ne regrette rien y Le bourgeois de Ben Van Cauwenbergh, Suite of dances de Jerome Robbins, Two de Russel Maliphant y Cara o cruz de Jorge Abril, serán las piezas a interpretar.

Varias de estas obras constituyeron las actuaciones precedentes en tres provincias del país (Santiago de Cuba, Camagüey y Cienfuegos), como parte de su actual gira nacional, que culminará en Ciudad de La Habana.

“Esta gira ha sido una revelación, ha sido algo hermoso, inesperado. Fue todo muy rápido, improvisado y realmente es una reafirmación de que la cultura y el arte en Cuba son apreciados, no solo en La Habana, sino en todas las provincias del país. Hay que seguir llevando arte a todos lados. Yo me lo he propuesto así, voy a tratar de hacer que esta gira se convierta en algo regular y realmente ha sido un ejercicio de amor y de compartimiento entre todos los cubanos”, valora.

Aún cuando no tiene la precisión, Acosta pretende continuar la gira, luego de inmediatos compromisos internacionales en el Royal Ballet de London, donde figura como bailarín principal. “Más adelante donde quiera que haya un hueco de diez días de disponibilidad, intentaré incorporar otras ciudades que no han podido verme”, afirma.

Carlos Acosta, ya con 37 años de edad, aprovecha la oportunidad para ratificar su valía como uno de los principales exponentes de la danza a nivel mundial, aunque no tiene miedo al retiro. “La vida del bailarín es una vida muy corta pero no es así la vida del artista. Me considero un artista, cuando ya no pueda hacer el ballet clásico pues entonces será hora de evolucionar hacia otras avenidas. De hecho, estoy desde hace ya un tiempo programándome para ese día”.

“No creo realmente que voy a tener muchos arrepentimientos, sí voy a extrañar el ballet porque ha sido mi gran amigo en las horas oscuras, el ballet siempre ha estado a mi lado. Pero igualmente hay mucho que aprender, mucho que experimentar y en eso estamos y de eso se trata”.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también