Imprimir
Inicio » Noticias  »

Muere histórico dirigente obrero español Marcelino Camacho

En este artículo: España, Marcelino Camacho, Obituario
| 1
Marcelino Camacho

Marcelino Camacho

El dirigente sindical Marcelino Camacho, referente en la lucha política y social de la izquierda española, falleció hoy en un hospital de esta capital aquejado de una grave enfermedad.

Defensor de las libertades y de los derechos de los trabajadores, Camacho llevaba ingresado en una clínica madrileña desde el pasado 26 de octubre, cuando entró gravemente enfermo.

En un comunicado, Comisiones Obreras (CC.OO.) lamentó la muerte de su primer secretario general y destacó su contribución a que esa asociación sea hoy el sindicato más fuerte del país.

Era un hombre abierto, firme, coherente y defensor de un sindicalismo de presión-negociación, que desde hace muchos años simboliza la estrategia del movimiento sindical, precisó CC.OO., una de las dos centrales obreras más importantes de España.

Ha muerto Marcelino Camacho. El dirigente obrero y comunista, el representante más cualificado de los derechos de los trabajadores, subrayó en su nota la Comisión Ejecutiva de una de las dos centrales obreras más importantes de España por afiliación.

Para CC.OO., Camacho dedicó toda su vida a la causa de los más débiles, a la conquista de una sociedad más justa y solidaria.

Recordó cómo tanto en la Guerra Civil, en el exilio, en la dictadura (del general Francisco Franco) y en la libertad, el también militante del Partido Comunista de España (PCE) siempre luchó al lado de los trabajadores.

Junto a otros sindicalistas, el histórico dirigente fundó a finales de la década de 1950 del pasado siglo las primeras comisiones obreras y fue su primer líder, cargo que ocupó durante 10 años, remarcó.

Nacido el 21 de enero de 1918 en Osma la Rasa (Soria), Marcelino Camacho Abad, hijo de un guarda agujas, se afilió al PCE en 1935, con apenas 17 años.

Durante la Guerra Civil española (1936-1939) combatió del lado republicano contra los insurgentes en los frentes del Centro y del Sur.

Compartió la mayor parte de su vida con su esposa, Josefina Samper, con la que se casó en 1948 y tuvo dos hijos, pero, sobre todo, se dedicó por entero a la lucha obrera, algo que él mismo plasmó en sus memorias Confieso que he luchado, publicadas en 1990.

Ni nos domaron, ni nos doblaron ni nos van a domesticar, fue su lema famoso, reflejo de su compromiso con las libertades y la democracia.

Una frase que él mismo recordó en su última intervención pública, en el multitudinario homenaje que se le rindió en noviembre de 2007 y en el cual recibió el reconocimiento unánime del gobierno, la mayoría de los partidos y sindicatos y la patronal.

A lo largo de su vida recibió numerosos reconocimientos, desde la Orden Lázaro Peña de primera clase, otorgada en 1984 por el Consejo de Estado de la República de Cuba, o la Medalla de Oro de los sindicatos de la extinta República Democrática Alemana.

En España recibió la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil y el premio de la Fundación Abogados de Atocha, entre otros.

Marcelino Camacho, el líder sindical más importante del siglo XX en España, será siempre un referente fundamental del movimiento obrero y del PCE, exaltó esa agrupación en una nota de prensa.

Uno de los mejores comunistas y una de las personalidades de la historia de este país que más ha luchado por los trabajadores y la democracia, reza el texto.

(Con información de EFE)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Debate Cuba dijo:

    Creó su camino, su lugar, su papel en el universo al lado de los trabajadores, luchando por un mundo mejor, que es un mundo más justo. Utilizó la libertad que nace del valor, la libertad que no macillan ni los fusiles ni las cárceles, la libertad que no tiene enemigos. No se quedó sentado en el sillón. Admirable.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también