Imprimir
Inicio » Noticias  »

Fidel y Raúl honran la memoria de dirigente angolano

| 1

Paulo Texeira Jorge

Paulo Texeira Jorge

El Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, y el Presidente de los Consejos de Estados y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, enviaron ofrendas florales a las honras fúnebres del dirigente angolano Paulo Teixeira Jorge.

Una delegación cubana las depositó en la sede de Asamblea Nacional de Angola, ante los restos mortales de Teixeira Jorge, diputado a la Asamblea Nacional y miembro del Secretariado del Buró Político del Partido Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA).

Asistieron a las honras fúnebres el general de Cuerpo de Ejército Leopoldo Cintra Frías, viceministro primero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias; y Pedro Ross Leal, embajador de Cuba en Angola.

El destacado luchador, falleció el sábado último en Luanda y fue sepultado este jueves en el cementerio capitalino Santa Ana, tras el homenaje del pueblo en la sede de la Asamblea Nacional.

Con información de la AIN

En el sepelio estuvieron presentes, junto al presidente de Angola, José Eduardo Dos Santos, miles de pobladores, el cuerpo diplomático acreditado en ese país africano y representaciones políticas y sociales de diversas partes del mundo.

Teixeira Jorge, cercano colaborador del ex presidente Agostinho Neto (1922-1979), se desempeñó como ministro de Relaciones Exteriores y secretario para las Relaciones Exteriores del MPLA, entre otras responsabilidades.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    Angola para mi es algo que nunca podré olvidar; momentos muy bonitos y también demasiados tristes.

    Un pueblo cariñoso que fue capaz siempre de dar su lado humano y brindar el significado que para su vida tenía nuestra presencia.

    Pueblo de grandes valores éticos.

    Vi la muerte tan de cerca que nunca me pasó por la mente cuidar la vida.
    Cadáveres constantes de las masacres sin sentido. Mi padre muerto y sus restos perdidos y/o sin identificar. También lo vi en aquella lejania truncada a veces en las neuronas tambaleantes de un sueño.

    Conocí la fantasía de una población mística que aseguraba historias increíbles y para ellos ciertas. Vi las manos en garras de amigos muy queridos producidas por explosiones de granadas en una caravana obligatoria para recibir una simple carta de la distante Cuba. La isla adorada y verde.

    Hoy cuando leo pienso en los valores que repaso a diario como una guía y trato de juntarlos en un solo concepto desde Confucio y Sócrates.

    La muerte llega siempre y ahí estamos como en la acera de la vida, parados en el lado de donde pensamos cruzará sin vernos.

    Solo para algunos quedan los recuerdos de aquello que tiene la capacidad de satisfacer alguna necesidad humana. O sea el valor que su vida le dio. Para otros queda menos, pero siempre algo.

    Descanse en paz Paulo Teixeira Jorge

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también