Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

En Museo Cervantes edición cubana de El Quijote

| +

elquijote-cubaEl embajador cubano en España, Alejandro González, entregó a la Casa-Museo de Cervantes de Esquivias (Toledo) un ejemplar de la primera edición de El Quijote publicada tras el triunfo revolucionario en la isla.

Invitado por las autoridades de ese ayuntamiento de Castilla-La Mancha, el diplomático hizo entrega de la obra del dramaturgo español, editada en 1960, a la directora de esa muestra cervantina, Susana García.

Esta donación es prueba del cariño que siente el pueblo cubano por Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616) y su pasión por la más universal de sus creaciones, El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, subrayó González.

A la ceremonia asistieron, además, José Rosell, presidente de la Asociación Cervantina de Esquivias, Pedro Israel Sánchez, alcalde en funciones de ese ayuntamiento castellano-manchego, y el intendente del vecino municipio de Casarrubuelos, Julián Sanchez.

En 1960, recién creada la Imprenta Nacional, Don Quijote, que muchos críticos han descrito como la primera novela moderna, inauguró la colección de la llamada Biblioteca del Pueblo en la mayor de las Antillas.

La tirada de 100 mil ejemplares, sin precedentes en la nación caribeña, reveló entonces el propósito editorial de alcanzar al lector humilde, marginado durante décadas de seudorrepública por las clases privilegiadas.

Ilustraciones del dibujante y grabador francés Gustavo Doré (1833-1883) y un dibujo de Pablo Picasso contribuyeron a la maravilla de la edición en cuatro volúmenes.

La Casa-Museo de Esquivias, una ilustre mansión del siglo XVI, perteneció al hidalgo Don Alonso Quijada de Salazar, miembro de la familia de los Quijada, ricos terratenientes esquivianos.

Numerosos biógrafos cervantinos consideran que un Alonso Quijada antepasado del dueño de la casa fue en quien se inspiró Cervantes para la creación del famoso personaje Don Quijote.

Don Alonso era pariente de Catalina de Palacios, mujer de Cervantes, y cedió parte de esa mansión para que viviera el matrimonio.

Declarado en 1971 Monumento Histórico-Artístico, fue recién en 1994 que el edificio se inauguró como museo.

En sus vitrinas se exhiben diversas ediciones de El ingenioso hidalgo traducidas en diferentes lenguas y junta a ellas, desde hoy, reposará el ejemplar impreso en Cuba.

(Con información de Prensa Latina)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también