Imprimir
Inicio » Noticias  »

Fiscal pedirá detener a tripulación vuelo CIA que hizo escala en España

| +

mapa_vuelos_cia-copyLa Fiscalía de la Audiencia Nacional española pedirá la detención de la tripulación de uno de los vuelos de la CIA con terroristas detenidos que hizo escala en Palma de Mallorca en enero de 2004, si se confirma que estas personas “enmascararon” su identidad real con documentación falsa.

En un escrito dirigido al juez Ismael Moreno, que investiga las escalas realizadas en aeropuertos españolas entre 2002 y 2006 por aviones de la CIA con destino a centros de detención como el de Guantánamo (Cuba), el fiscal sostiene, no obstante, que “en España no se practicaron detenciones ni torturas por parte de agentes extranjeros” a supuestos terroristas.

En concreto, el fiscal Vicente González Mota se refiere al vuelo realizado entre el 22 y 23 de enero de 2004 que hizo escala en Palma de Mallorca (islas Baleares, este de España) y desde allí voló a Skopje (Macedonia) y después a Afganistán, en el que se transportó a Khaled el Masri.

Este ciudadano alemán de origen sirio ha denunciado que fue secuestrado en diciembre de 2003, trasladado a Kabul y sometido a torturas.

Es en ese vuelo, asegura el fiscal, en el que “la identidad real de la tripulación fue enmascarada con documentación efectuada ‘ad hoc'”, según consta en un informe elaborado por la organización británica de asistencia legal Reprieve.

“No consta que tuvieran ningún tipo de autorización por parte de las autoridades españolas para operar en territorio nacional con identidad supuesta y en el ejercicio de misiones oficiales”, asevera el escrito.

Fuentes fiscales han explicado que la tripulación utilizó “pasaportes británicos en suelo español”, y que es evidente que “no estaban de turismo” y que “estaba la tripulación entera que hizo la misión”.

El Ministerio Público entiende que estos hechos podrían constituir un delito de falsificación y uso de documento oficial falso en España.

Por ello interesa que se libre comisión rogatoria al Reino Unido para recibir declaración testifical al autor del informe de la organización Reprieve, “a los efectos de ratificar” su contenido sobre la verdadera identidad de los tripulantes.

Una vez que se acredite, añade el fiscal, quiere que se cursen órdenes internacionales de detenciones contra los miembros de la tripulación -ya imputados en Alemania por el supuesto secuestro de El Masri- por el delito de falsificación en documento oficial.

En diciembre de 2008, el juez Ismael Moreno interrogó como testigo a Miguel Aguirre de Cárcer, autor de un informe secreto sobre las escalas en España de aviones de la CIA.

Aguirre aseguró que la decisión de autorizar esas escalas fue adoptada en instancias políticas y que el 10 de enero de 2002 se lo entregó en mano al ex secretario de Estado de Exteriores, Miquel Nadal, para que lo despachara con el entonces ministro de ese departamento, Josep Piqué.

Sin embargo, en junio de 2009, Nadal contradijo a Aguirre de Cárcer (ex director general de Política Exterior para América del Norte y Seguridad y Desarme) al afirmar que no recordaba haber recibido dicho informe.

La decisión adoptada en aquel entonces por el Ejecutivo del entonces presidente del Gobierno español, José María Aznar (1996-2004), se enmarcó en el apoyo que España brindó a la llamada “Operación Libertad Duradera”, dirigida por EEUU tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 cometidos en Nueva York y Washington.

Dentro de esa operación, indica el fiscal en su escrito, “no consta que se utilizaran” las bases españolas para el traslado de detenidos.

(Con información de EFE)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también