Imprimir
Inicio » Noticias  »

Fue Humboldt primero en predecir deshielo de glaciares en Ecuador

| +

humboldtDesde que el naturalista y geólogo alemán Alexander von Humboldt, fallecido el 6 de mayo de 1859, visitara Ecuador en 1802, miles de investigadores han seguido sus pasos atraídos por los glaciares majestuosos de los volcanes que llevan nombres como Cotopaxi, Chimborazo o Cayambe.

Los científicos que los estudian prefieren no especular sobre cuántas décadas quedan para que los visitantes puedan disfrutar de los glaciares que coronan estos volcanes. Dicen que hay demasiada incertidumbre.

Pero están preocupados porque muchos se están reduciendo a un ritmo verdaderamente alarmante.

Un estudio del vulcanólogo ecuatoriano Bolívar Cáceres, que se publicará este año, señala que los glaciares del país han perdido el 40 por ciento de su superficie entre 1956 y 2006, como lo llegó a apreciar en su momento (1802), el viajero y estudioso de las ciencias naturales Alexander von Humbodt, quien decía que ese fenómeno se debía al movimiento de las cordilleras.

Hubo una clara aceleración desde la década de los 80, lo cual es consistente con lo que está pasando con los glaciares tropicales en otras partes de América del Sur y del mundo.

El célebre explorador alemán Alexander von Humboldt logró, gracias a sus amplios conocimientos científicos, recopilar y publicar enorme cantidad de información durante sus viajes y exploraciones a la Península Ibérica, América Latina y Asia central.

Alexander Friedrich Heinrich von Humboldt nació el 14 de septiembre de l769 en Berlín. Sus padres fueron Holwede von Humboldt y Marie Elizabeth Colomb. Sus primeros estudios los cursó en Berlín y en el castillo de Tegel, propiedad de su padre.

Contra su voluntad, estudió ‘Cameralística’, que incluía una gama de conocimientos genéricos, que no obstante, le otorgaron una serie de nociones que le fueron útiles posteriormente.

Hacia 1787, se matriculó en la Universidad de Franckfurt del Oder, donde estudió ciencias administrativas; después en Gotinga, y en 1791, en la Academia de Minería de Freiberg, como discípulo de mineralogóa de Gotlob Werner, reconocido por sus conocimientos en esa ciencia, y en donde tuvo como compañeros a Andrés Manuel del Río y a Horacio de Saussure.

Impulsado por su gran curiosidad científica, Humboldt realizó, por su cuenta, estudios sobre los más variados temas: botánica, magnetismo, química, fisiología y español.

Como hombre de ciencia alcanzó prestigio inigualado y su presencia fue reclamada por casi todos los soberanos de Europa. Con Georg Forster visitó Inglaterra, Bélgica, Holanda y Francia, en 1790.

En 1799 obtuvo autorización del rey de España para su expedición a América del Sur.

Recorrió el curso del Orinoco y descubrió su unión con el Amazonas, escaló el Pichincha y el Chimborazo en el puerto del Callao observó el tránsito de Mercurio.

Tuvo la oportunidad de conocer a Georg Forster, compañero de Cook en el segundo viaje que realizó alrededor del mundo, y se entusiasmó al escuchar las descripciones que hacía de las islas del Mar del Sur, lo que influyó en su naciente vocación de viajero y geógrafo.

En Francia, conoció a Aimé Bonpland, quien sería su compañera en muchos de sus viajes. En su compañía, visitó España, país que en parte recorrieron a pie, y donde Humboldt obtuvo permiso de Carlos IV para visitar ‘sus posesiones’ en América.

Humboldt visitó América entre 1799 y 1804, empezando por Venezuela, país que recorrió durante 16 meses. Después de una estancia de varios meses en Cuba, volvió al continente, en 1801, para iniciar una exhaustiva expedición por ríos, cumbres y valles.

Así, subiendo y bajando, caminando muchas veces o navegando ríos, viajó hacia el Pacífico, a través de Colombia, Perú y el Ecuador, hasta llegar al Callao, Perú.

El 22 de marzo de 1803 llegó al Puerto de Acapulco, donde inició el primero de sus viajes de estudios en México, donde realizó varias observaciones termobarométricas; determinó longitudes y latitudes de muchísimos puntos, efectuó estudios geológicos y mineralógicos, y según su costumbre, hizo múltiples anotaciones sobre la flora y la fauna de las diversas regiones.

Asimismo, realizó numerosas giras cortas por el Valle de México; una de ellas en compañía del virrey José de Iturrigaray, al túnel de Nochistongo.

Durante su estancia en México desarrolló en el Colegio de Minería dibujos sobre diversos asuntos, análisis, ensayos, clasificaciones, cálculos y demás trabajos de gabinete relacionados con sus observaciones previas.

Ya próximo a terminar su permanencia en México, Humboldt redactó para uso de los alumnos, una introducción a la Pasigrafía geológica, misma que fue editada en 1805, como parte de los Elementos de Orictognosia. Además de vender al Colegio de Minería parte de sus instrumentos.

Con sus viajes y observaciones posteriores en Asia Central, Humboldt contribuyó al desarrollo de la climatología, la biogeografía, la vulcanografía y el magnetismo terrestre.

Como resultado de sus viajes, Alexander von Humboldt escribió numerosos volúmenes en que registra sus observaciones, mediciones e investigaciones y conforman una síntesis de todas las ciencias conocidas hasta entonces, entre los que destaca ‘Kosmos’ (4 volúmenes 1845-1858 y uno más en 1862).

Asimismo, en ‘Ensayo sobre la geografía de las plantas’, Humboltd reúne una colección de observaciones astronómicas; ‘Colección de observaciones de zoología y anatomóa comparadas’ (en colaboración con Cuvier, Valenciennes, Latreielle y Gay-Lussac) y ‘Fragmentos de geología y climatología asiáticas’.

Todos estos trabajos realizados en México y en toda América fueron divulgados a través de Europa a todo el mundo científico en su libro ‘Viaje a las Regiones Equinocciales del Nuevo Continente’, publicación que comenzó en 1807 y concluyó en 1834, y constituye uno de los monumentos de la ciencia geográfica.

Alejandro de Humboldt, quien fuera naturalista, geólogo, mineralista, astrónomo, sismólogo, vulcanólogo, demógrafo y explorador, llamado en su época ‘el Aristóteles moderno’ debido a sus profundos conocimientos en los más diversos ramos del saber humano, falleció el 6 de mayo de 1880 en Berlín, Alemania.

(Con información de Notimex)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también