Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Calle 13 frente al mar de cubanos: Cómo lo vio la prensa de Puerto Rico

| 3

El Nuevo Día, Puerto Rico: “Homenaje a Filiberto Ojeda”

Calle 13 en Cuba Foto: Kaloian

Con su fusión de reguetón, hip hop y música urbana con sabor caribeño, la banda puertorriqueña Calle 13 estremeció ayer al emblemático Malecón de La Habana, donde más de 500 mil personas, en su mayoría jóvenes, bailaron y corearon los éxitos de “Residente” y “Visitante” durante las dos horas que duró su primer concierto en Cuba.

Vestida con camisetas del equipo nacional de béisbol de Cuba, la banda puertorriqueña arrancó con temas como ‘No hay nadie como tú’, ‘La cumbia de los aburridos’, ‘Se vale todo’, ‘Un beso de desayuno’ y ‘Pa’l Norte’.

A continuación interpretó ‘Fiesta de locos’ y ‘Querido FBI’, en la que critica a las autoridades estadounidenses por la muerte del líder independentista puertorriqueño Filiberto Ojeda Ríos, en 2005.

“Dedicado, directamente, al edificio que está allá atrás”, dijo “Residente” al presentar la canción, señalando a la sede de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, que se ubica detrás de la Tribuna Antimperialista, la explanada de la avenida del Malecón donde tuvo lugar el concierto.

Antes de rapear ‘Querido FBI’, el líder de Calle 13 recordó la importancia de la unidad en América Latina y los lazos entre su país y Cuba.

Cuba está ahí, Puerto Rico está al lado. Hay que hacer un puente para venir en carro“, declaró a los miles de cubanos que asistieron a la presentación, única y gratuita, muchos de ellos encaramados en el muro del Malecón o parados en azoteas y balcones de los edificios cercanos.

Entre el público, algunas muchachas tenían pintadas las palabras “Calle 13” en sus mejillas y estómagos; mientras los más fanáticos portaban carteles con saludos a la banda o mensajes cariñosos.

Primera Hora, Puerto Rico: “A este país que se mantiene en pie”

René Pérez en el concierto en La Habana. Foto: Kaloian

El tenue atardecer y el mar rebasando el muro del Malecón de La Habana enmarcaron la presentación gratuita del grupo puertorriqueño Calle 13, que cautivó al pueblo cubano con su propuesta social e inclusiva.

La banda, liderada por René Pérez (Residente), Eduardo Cabra (Visitante) e Ileana Cabra (PG 13), les regaló a miles de personas un concierto de 14 temas desde la tarima de la Tribuna Antiimperialista José Martí.

Contrario al espectáculo Paz sin fronteras (20 de septiembre de 2009) con un grupo de artistas internacionales, los boricuas no necesitaron la compañía de colegas para convocar a alrededor de 200 mil cubanos, según la cifra dada por efectivos de seguridad.

Desde este representativo lugar, donde se realizan actos gubernamentales y que está cercano a oficinas estadounidenses, Residente no tuvo reparos en abogar por los presos políticos de la isla caribeña, de Puerto Rico y del mundo; en rechazar las acciones del FBI; en instar al pueblo a vencer los miedos, y en recalcar que los pueblos mandan y los gobiernos obedecen.

Después de la presentación del cantautor cubano Kelvis Ochoa, la banda se apoderó de la tarima a las 6:15 de la tarde, exhibiendo camisetas de béisbol de la selección cubana, dejando establecido inmediatamente su respeto por los atletas de este país, que no asistirán a los Juegos Centroamericanos y del Caribe Mayagüez 2010.

Antonio Castro, hijo de Fidel Castro, les entregó a los músicos las camisetas. “Hagan feliz a ese pueblo. Hagan lo que les dé la gana y lo que saben hacer”, dijo Antonio Castro antes de que se entregaran por completo al eufórico público.

Con las banderas de Cuba y Puerto Rico, unidas por la misma estrella, el artista siguió con Cumbia de los aburridos, coreada por un público que estuvo compuesto en su mayoría por niños y adolescentes.

Tras interpretar La hormiga brava y Un beso en el desayuno, Residente les dedicó a los inmigrantes del mundo el tema Pa’l norte. “Que viva Cuba, puñeta”, gritó para luego cantar Ven y critícame y Fiesta de locos, que literalmente enloqueció a los presentes.

Este tema es importante, para mí. Es sobre el asesinato de Filiberto Ojeda, que para quienes no lo conocen era un boricua de los buenos; y lo mataron y lo dejaron desangrarse… Este tema se lo dedico a los presos políticos de allá (Puerto Rico), acá y de todos los países del mundo…”, comentó quien además dedicó el tema a “este país que se mantiene de pie”.

Se lo dedico a Puerto Rico que espero que sea un país libre, independiente y autónomo. Que deje de ser una colonia. Se lo dedico al edificio que está allá atrás“, dijo en referencia a las Oficinas de Intereses de Estados Unidos, adscritas a la embajada de República Checa, y, entonces, cantó Querido FBI.


Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Claudia dijo:

    Este grupo ha mostrado su valía y compromiso con los problemas sociales.

  • Guillermo Perry Mojica dijo:

    Lo mas importante para mí es que nuestras culturas se han estrechado mas, el Pajaro continua engendrándose, sigue volando, y algún día podremos decir sin temor alguno que la sangre derramada no ha sido en vano, valor se nos sobra, al fondo la SINA y al frente ese mar de jovenes Cubanos Libres que cantan canciones que para muchos es prohibida en sus países pero que para los nuestros son himnos de Amor, Libertad, Solidaridad, Hermandad y Amistad, Calle 13 se siente en su propia casa, la Habana es de ellos por mucho que el gobierno yanqui quiera impedirlo.

  • Osvel Soto Rodríguez dijo:

    Sin lugar a dudas, mientras el estado neoliberal se desentiende de los problemas sociales;estos boricuas, han usumido la postura contraria.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también