Imprimir
Inicio » Noticias  »

Casi 300 españoles alfabetizados con conocido método cubano

En este artículo: Cuba, España, Fidel Castro Ruz, Yo sí puedo
| 2

yo-si-puedo-educacion-cubaUnas 300 personas de la ciudad española de Sevilla aprendieron a leer y a escribir desde que comenzó a aplicarse en esa región de la comunidad autónoma de Andalucía el programa cubano de alfabetización Yo, sí puedo.

Este fin de semana, 200 sevillanos de diversas edades dejaron de ser analfabetos mediante el conocido método de aprendizaje de la isla caribeña, que ya permitió a cerca de cuatro millones de personas de una treintena de países abandonar esa condición.

Se trató de la segunda graduación en la mencionada urbe andaluza, con una población de casi 700 mil habitantes y donde se estima existen unos 35 mil iletrados, entre absolutos y funcionales, según cálculos oficiales.

A mediados del corriente año recibieron su diploma los primeros 50 alfabetizados con esta novedosa técnica, creada en 2003 a instancias del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, con el objetivo de eliminar, en un primer momento, la lacra del analfabetismo en el Tercer Mundo.

La versión del Yo, sí puedo para la ciudad de Sevilla comenzó su fase de generalización en septiembre último, luego de una primera etapa de pilotaje, durante la cual se graduaron los 50 mencionados.

Esta segunda entrega de diplomas, celebrada en el hispalense Centro Deportivo de Pino Montano, estuvo presidida por el embajador de Cuba en España, Alejandro González Galiano, y fue amenizada por la compañía de teatro infantil La Colmenita, de gira por Andalucía.

El afamado grupo teatral de la isla caribeña tuvo a su cargo la conducción de la emotiva ceremonia junto a La Colmenita sevillana, una muestra más de la solidaridad internacionalista de la nación caribeña en materia de educación.

En el acto, al que asistieron cientos de personas, también fueron agasajados los facilitadores de este programa educativo, que ostenta, entre otros, el premio Rey Sejong concedido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

González Galiano exteriorizó su satisfacción de que un método educativo concebido en su país contribuya a combatir el flagelo del analfabetismo en la capital hispalense.

Aprovechó la ocasión para agradecer la solidaridad del pueblo español con Cuba, y en especial la de Sevilla.

A su turno, el Primer Teniente de Alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos, lamentó que en pleno siglo XXI una localidad como la capital andaluza, ubicada en el llamado Primer Mundo, cuente con una población de 35 mil iletrados.

Carlos Vázquez, vicepresidente primero de la Fundación DeSevilla, encargada de desarrollar el programa, afirmó que las autoridades no cejarán en esta batalla mientras quede un analfabeto en la ciudad y sigamos contando con el apoyo inquebrantable de Cuba.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • isidro lopez dijo:

    Es una verdadera pena que entre los alfabetizados sevillanos no figurase Felipe Gonzalez. Otra vez será.

  • Sergio Lagos dijo:

    De acuerdo con Isidoro Lopez … Pero por mi parte le agrego :”cierto que sigue necesitando imperiosamente el ser alfabetizado, pero el único problema que se requiere para su aprendizaje es … que hay adaptarle ciertos simples aparatos especializados, para que ello sea posible son, audifóno para su sordera – deben ser de alto alcanze auditivo,- lentes para leer y ver – de percepción alta-mente cualificada,- y muy importante a la vez, volver ensñarle a caminar … pués se ha pasado a lo largo de su vida sufriendo caidas desastrosas.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también