Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

El hombre detenido por agredir a Berslusconi sobrepasa los 70 mil seguidores en Facebook

| +
Massimo Tartaglia después de agredir a Silvio Berlusconi en mitin en Milán

Massimo Tartaglia después de agredir a Silvio Berlusconi en mitin en Milán

Más de tres páginas y grupos con el nombre de Massimo Tartaglia se abrieron en Facebook, a pocas horas de conocerse el acto de detención y la identidad del hombre que se acusa de arremeter contra Berlusconi.

En una nota recien publicada en el diario 20 minutos.es, se ha divulgado que en la red social Facebook, el hombre que agredió al primer ministro italiano Silvio Berlusconi, tiene más de 14.000 seguidores. El ciudadano se nombra Massimo Tartaglia y tiene 42 años. No tiene antecedentes penales y se encuentra bajo tratamiento psicológico.

Al cierre de esta nota la cifra de los que apoyan a Massimo Tartaglia sobrepasa los 73.000 seguidores en Facebook, con una página que por sí sola sobre pasa los 68.000.

¿Qué ocurrió después de los sucesos?

Tras la agresión contra el primer ministro de italia, los principales líderes políticos del país, de uno y otro partido, salieron a condenar los hechos, que llegan después de varios meses en los que Berlusconi se ha visto envuelto en polémicas personales, políticas y judiciales.

El presidente de la República, Giorgio Napolitano, expresó a través de un comunicado de prensa su “más firme condena del grave e impulsivo gesto de agresión” hacia Berlusconi, al que transmitió su solidaridad.

Agentes de la Policía, que descartan que el incidente tenga vínculos con algún grupo de extremismo organizado, condujeron al detenido a la comisaría para el interrogatorio y, según fuentes de la investigación, se encuentra en tratamiento psicológico desde hace diez años en un hospital de Milán.

(Con información de 20minutos.es y Facebook)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también