Inicio » Noticias  »

Cuba intensifica esfuerzos para aumentar producción de alimentos

En este artículo: Alimentación, Cuba, FAO
19 octubre 2009 | +
FAO CUBA

Desde la izq.: José Puente (VM/MINAG); Osvaldo Martínez (CIEM), Marcio Porto (FAO), Eusebio Leal (Hist. de la Ciudad) y Ramón Ripoll (VM/MINCEX). Osvaldo Martínez hace uso de la palabra. (Foto: Alberto D. Pérez)

Alberto D. Pérez, (ONU/Cuba)

LA HABANA.-  La decisión de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) de seguir apoyando los esfuerzos para garantizar los alimentos para toda la población del planeta sin excepción fue ratificada este 16 de Octubre en el Centro Histórico de La Habana por el representante de esa institución de las Naciones Unidas en Cuba, Marcio Porto.

El acto central por el Día Mundial de la Alimentación, efectuado en el Centro Histórico de La Habana, fue también presidido por el Viceministro de la Agricultura José Puente; el Director del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial (CIEM) y Presidente de la Comisión de Economía del Parlamento cubano, Osvaldo Martínez; Ramón Ripoll, Viceministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (MINCEX), y Eusebio Leal, Historiador de  la Ciudad de La Habana.

Participaron igualmente representantes y funcionarios de otras instituciones de las Naciones Unidas –entre las cuales Gabriela Hernández, funcionaria del Programa Mundial de Alimentos (PMA), institución de la ONU que también festeja este Día; y Maria Julia Cárdenas, Representante Asistente de la FAO–; de entidades del Estado cubano: Dagmar González, Jefa de Departamento en el MINCEX, y numerosos periodistas en representación de órganos de la prensa cubana.

El primer orador, Osvaldo Martínez, dijo que una de cada seis personas en el mundo pasa hambre todos los días. Las muertes por esta causa van en aumento, a tono con la crisis económica y alimentaria que sacude al planeta, causada, en parte, por los enormes gastos militares y la conversión de alimentos en combustibles.

Pese a esta dramática situación mundial, dijo Martínez en conclusión, de los 1020 millones de hambrientos en el mundo “ninguno es cubano”.

Le siguió José Puente, viceministro de la Agricultura, quien pasó revista a las actuales dificultades así como a los esfuerzos en curso que se intensifican en Cuba por aumentar la producción de alimentos.

Actualmente, informó, trabajan en labores agrícolas 1,346.245 cuban@s, con una disponibilidad de tierra de 6,629.6 millones de hectáreas, de las cuales poco más de la mitad están ociosas.

El Estado cubano trabaja muy seriamente para revertir esta situación y ofrece amplias posibilidades a los interesados para el aumento de la superficie sembrada y de las cosechas actuales y perspectivas, dijo José Puente, quien agradeció a la FAO el apoyo que siempre ha prestado a Cuba.

Por último, el Representante de la FAO en Cuba, el brasileño Marcio Porto, pasó revista a los esfuerzos de esa institución para apoyar a los países en una mayor producción de alimentos, en la protección a los consumidores y en las investigaciones y desarrollo de nuevas técnicas para el fortalecimiento de la seguridad alimentaria para todos.

Marcio Porto se refirió a los numerosos esfuerzos internacionales que ha desplegado la FAO desde su inauguración para aumentar la producción mundial de alimentos.

En este sentido, insistió, se inscribe la “Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimentaria” que ha convocado la FAO del 16 al 18 de noviembre, con el propósito de repasar e insistir en las medidas a tomar para garantizar la alimentación de todos los ciudadanos del planeta, sin excepción.

Al finalizar el Panel “Conseguir la Seguridad Alimentaria en época de crisis”, el Dr. Raúl Pérez González, Director del Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos, relanzó la Revista Cubana de Alimentación y Nutrición, importante instrumento que por el momentose editará en formato digital

Este nuevo aniversario del Día Mundial de la Alimentación , numerosas instituciones nacionales vinculadas al trabajo de la agricultura y la industria alimentaria, han realizado distintas actividades, e incluye el 16 de octubre,  la Gala Inaugural del Festival Leo Brouwer de Musica de Cámara que será dedicada al Día Mundial de la Alimentación, en la que participarán afamados músicos cubanos, entre ellos, el Maestro Chucho Valdés, Embajador de Buena Voluntad de la FAO.

Mensaje del Director General de la FAO sobre el tema del Día Mundial de la Alimentación y TeleFood en 2009:

Conseguir la seguridad alimentaria en época de crisis

En los últimos tres años se han producido acontecimientos especialmente trágicos que han demostrado cuán frágil es nuestro sistema alimentario, a escala mundial, y cuán vulnerables somos todos.

Por primera vez en la historia, hay más de 1 000 millones de personas subnutridas en todo el mundo. Esta cifra supone casi 100 millones más que el año pasado y significa que una de cada seis personas pasa hambre todos los días.

Este reciente incremento del hambre no ha sido consecuencia de malas cosechas en todo el mundo, ni mucho menos, sino que ha sido causado por la crisis económica mundial, que ha provocado una reducción de los ingresos y las oportunidades de empleo de los pobres y una disminución significativa de su acceso a los alimentos.

Por esta razón, el tema escogido para el Día Mundial de la Alimentación y TeleFood en 2009 es Conseguir la seguridad alimentaria en época de crisis. En un momento en que los efectos de la crisis económica mundial dominan las noticias, es importante recordar a la comunidad internacional que no todos trabajan en oficinas o fábricas ni en bancos. La crisis acecha también a las explotaciones agrícolas en pequeña escala y las zonas rurales, donde vive y trabaja el 70 % de los hambrientos del mundo.

En varios sentidos, la crisis actual no tiene precedentes. En primer lugar, ha seguido a un rápido y pronunciado aumento de los precios de los alimentos básicos producido entre 2006 y 2008. El reciente ajuste a la baja no debería interpretarse como el final de la crisis alimentaria. En el África Subsahariana, del 80 % al 90 % de todos los precios de los cereales seguidos por la FAO en 27 países continúan siendo un 25 % más alto que antes del inicio de la crisis de los precios de los alimentos, hace dos años. En Asia y en América Latina y el Caribe, de los 31 países que la FAO está monitoreando, entre el 40 % y el 80 % de los precios de los cereales continúan siendo más de un 25 % más altos que en el período anterior a la crisis alimentaria.

Por otra parte, la producción aún se ve obstaculizada por el aumento del costo de los insumos .176 % en el caso de los fertilizantes, 70 % de las semillas, 75 % de los piensos., haciendo más difíciles las inversiones agrícolas. Estos incrementos colocan dichos insumos esenciales muy lejos del alcance de millones de agricultores.

En segundo lugar, los países en desarrollo están mucho más integrados desde un punto de vista financiero y comercial en la economía mundial, lo que entraña que una caída de la demanda o la oferta global y de la disponibilidad de crédito tiene repercusiones inmediatas en los países en desarrollo.

En tercer lugar, debido al carácter mundial de la crisis, los mecanismos usados normalmente por los hogares para resistir a las crisis económicas se encuentran al límite. Se prevé que la inversión extranjera directa, incluida en la agricultura, disminuirá más de un 30 % en 2009. La reducción del empleo en las zonas urbanas podría obligar a quienes buscan trabajo a regresar a las zonas rurales. Las remesas de los emigrantes, que anteriormente crecían a tasas anuales de hasta un 20 % y en 2008 totalizaron 300 000 millones de dólares EE.UU., podrían experimentar una disminución de alrededor de un 5 % a un 8 % en 2009.

El Fondo Monetario Internacional prevé que la ayuda extranjera a los 71 países más pobres caerá alrededor del 25 %. En los mercados financieros, el crédito podría no estar disponible, debido a la evaluación más estricta del riesgo, y exigir una prima de riesgo más alta.

La cruda realidad es que a menos que se adopten de inmediato medidas correctivas sustanciales y sostenidas, el objetivo de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de reducir el número de personas hambrientas a la mitad .hasta un máximo de 420 millones de personas, no se alcanzará para el año 2015.

Afortunadamente, hay signos alentadores de una voluntad política más fuerte para combatir el hambre en el mundo. En el Comunicado conjunto de L’Aquila sobre la seguridad alimentaria mundial, emitido tras la reunión del G-8 celebrada en Italia el pasado mes de julio, se aprobó un cambio radical de estrategia, dando prioridad al aumento de la producción de los pequeños agricultores de los países en desarrollo con déficit alimentario.

Está previsto, en este sentido, movilizar 20 000 millones de dólares EE.UU. Está previsto, en este sentido, movilizar 20 000 millones de dólares EE.UU. a lo largo de tres años para el financiamiento de dicho programa. Ahora es preciso traducir este compromiso en medidas concretas.

Además, la comunidad internacional de donantes debería volver a destinar, lo antes posible, el 17 % de la asistencia oficial para el desarrollo a la agricultura; cabe recordar que ése fue el nivel de inversión que salvó a Asia y América Latina de una hambruna inminente en los años setenta.

En la actualidad es necesario un nivel similar de recursos para alimentar a los más de 1 000 millones de personas que padecen hambre y conseguir que la población del mundo, que probablemente aumentará hasta más de 9 000 millones de personas para 2050, tenga suficiente para comer entonces.

No se necesitan solamente recursos financieros. Más allá de los factores que agravan la actual crisis, existe una larga serie de problemas fundamentales que deben resolverse, en particular, el modo de canalizar la ayuda y la forma de lograr que llegue efectivamente a los pequeños agricultores, así como la reforma del sistema de gobernanza de la seguridad alimentaria mundial de una mayor coherencia en las acciones de los gobiernos y de los asociados para el desarrollo, la parte de los presupuestos nacionales dedicados a la agricultura y las inversiones del sector privado

Especialmente en tiempos de crisis, es importante que no se reduzca el apoyo a la agricultura. Tan solo un sector agrícola saludable, combinado con el crecimiento de la economía no agrícola y con redes de seguridad y programas de protección social efectivos, permitirán hacer frente a la recesión mundial y erradicar la inseguridad alimentaria y la pobreza.

La finalidad de la Cumbre Mundial sobre la Seguridad Alimentaria, que se celebrará en Roma del 16 al 18 de noviembre, es mantener el problema de la inseguridad alimentaria en primer lugar de la agenda internacional, para que el derecho humano más fundamental, el derecho a la alimentación, sea respetado.

En este Día Mundial de la Alimentación, tomemos la resolución, de una vez por todas, de que conseguir la seguridad alimentaria, en tiempos de crisis o no, es realmente una prioridad mundial.

Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, BAN KI-moon, en ocasión del Día Mundial de la Alimentación 2009

“Conseguir la seguridad alimentaria en época de crisis”

16 de octubre de 2009

La seguridad alimentaria y nutricional es el fundamento de una vida digna, una educación sólida y, de hecho, de la consecución de todos los Objetivos de Desarrollo del Milenio. En los últimos dos años la volatilidad de los precios de los alimentos, la crisis económica, el cambio climático y los conflictos han provocado un aumento espectacular e inaceptable del número de personas que no pueden dar por seguro que van a obtener los alimentos que necesitan para vivir, trabajar y prosperar. Por primera vez en la historia, más de 1.000 millones de personas padecen hambre.

Los elevados precios de los alimentos se resisten a bajar en todos los países en desarrollo. Debemos atender las necesidades de quienes padecen hambre, en primer lugar garantizando un apoyo político y financiero adecuado a la asistencia alimentaria de emergencia. Este año, “conseguir la seguridad alimentaria en época de crisis” es el tema del Día Mundial de la Alimentación y de la campaña TeleFood de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Con él se pone de manifiesto la necesidad de redoblar los esfuerzos por respetar la dignidad de quienes se ven afectados por el hambre y la pobreza y apoyar a los hombres y mujeres comprometidos que a menudo ponen sus vidas en peligro para prestar ayuda.

En segundo lugar, debemos invertir en la producción y distribución de alimentos. El año pasado establecí un Equipo de Tareas de Alto Nivel sobre la crisis mundial de la seguridad alimentaria cuyo marco de acción amplio presenta una estrategia para facilitar redes de seguridad y asistencia a los pequeños agricultores y, a más largo plazo, prestar apoyo a la productividad y la capacidad de recuperación de la agricultura, los planes de protección social, el acceso a los mercados y el comercio justo.

Las naciones se están movilizando para actuar. En julio, 26 países y 14 organizaciones multilaterales acordaron colaborar en el marco de la iniciativa de L’Aquila sobre la seguridad alimentaria. La Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimentaria, que se celebrará el próximo mes en Roma, ofrece otra oportunidad de prestar especial atención a las estrategias regionales e impulsadas por los países, las alianzas en el ámbito nacional y el incremento del nivel de asistencia.

Las dificultades que encuentra la seguridad alimentaria exigen determinación, creatividad y liderazgo a escala multilateral. En esta época de crisis aliento a todas las naciones a que emprendan estrategias amplias y coordinadas de desarrollo agrícola y protección social eficaz para que las personas vulnerables, en particular las mujeres y los niños, obtengan los alimentos necesarios para garantizar su seguridad nutricional y su bienestar.

Nota de prensa
16 de Octubre de 2009

EL DÍA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN ES EL “DÍA DE LA NO ALIMENTACIÓN” PARA LAS MAS DE MIL MILLONES DE PERSONAS CON HAMBRE EN EL MUNDO

ROMA -  Mientras el número de personas con hambre bate todos los records, hoy el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas  (PMA) le ha pedido al mundo que recuerden a las más de mil millones de personas que padecen de hambre y no cuentan con suficiente acceso a los alimentos.

“Este año el día Mundial de la Alimentación es en realidad el “Día de la NO alimentación” para casi una de cada seis personas en todo el mundo”, dijo la  Directora Ejecutiva del PMA, Josette Sheeran. “Recordemos que hoy más de mil millones de personas no tendrán suficiente alimentos nutritivos para comer. Esto se puede cambiar; nuestro reto es convertir el “Día de la NO Alimentación ” a el “Día Mundial de la Alimentación” para las cientos de millones de personas que esta noche no tendrán alimentos en su mesa.”

El año pasado los gobiernos respondieron con donaciones sin precedentes al PMA contribuyendo  con más de 5,000 millones de dólares en  apoyo de nuestras operaciones  en un momento donde los altos precios de los alimentos estaban esparciendo la miseria y generando inestabilidad,  cuando las comunidades hambrientas tomaros las calles para protestar.

“Muchas naciones, a pesar de estar enfrentando problemas económicos internos,  han priorizado apoyar a las personas que pasan hambre, y han mantenido niveles records de contribuciones” añadió Sheeran, “como las necesidades son ingentes, esta generosidad, sin lugar a dudas está salvando millones de vidas. Realmente lo agradecemos, e  instamos a aquellos que pueden apoyar más que lo hagan”.

Este año  mientras el número de personas con hambre alcanzan niveles sin precedentes sobrepasando los mil millones,  por primera vez en la historia,  el apoyo de los donantes clave  es vital. Otra vez, El PMA ha sido capaz de contar con su apoyo y muchos de nuestros donantes tradicionales  están  luchando por mantener los  niveles admirables de apoyo  que han proporcionado en el pasado. Algunos de ellos incuso han superado las contribuciones  que dieron en pasados años.

Sheeran agregó que durante décadas, el PMA ha sido capaz de alimentar a alrededor de un diez por ciento de los hombres, mujeres y niños que más padecen de hambre, pero este año, por primera vez, es poco probable que la agencia alcance este objetivo. El PMA, al ser una agencia que responde a las necesidades de las personas más vulnerables durante las emergencias, también ha tenido que cubrir muchas exigencias imprevistas en el 2009, como lo ha sido la respuesta a las recientes inundaciones en Filipinas.

El PMA en Cuba ejecuta desde el 2008 su más reciente proyecto de desarrollo enfocado a apoyar el Plan Nacional para la prevención y control de la anemia. Actualmente, a través de este proyecto, cual se atienden cada año cerca de 137 mil niños menores de tres años.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también