Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Noche de lujo en el debut del Royal Ballet de Londres en Cuba

| +

Con información de la AIN

royal-ballet-londresComo uno de los grandes acontecimientos culturales del año hoy debutó en el Gran Teatro de La Habana la paradigmática compañía Británica Royal Ballet de Londres.

Uno de los grades atractivos de la noche fue volver a ver en escena aquí al primer bailarín cubano Carlos Acosta, quien junto a la española Tamara Rojo, interpretó brillantemente el Pas de deux de El Corsario, de Marius Petipa, una pieza que requiere del más alto virtuosismo y sentido artístico.

Como bien adelantó Mónica Mason, directora artística del Royal Ballet, el programa abarcó buena parte del amplio repertorio histórico de la agrupación, que se ha ganado un lugar cimero en el mundo de la danza por su rigor técnico y alto vuelo creativo.

Entre las piezas llevadas a escena figuraron Chroma, de Wayne McGregor, Romeo y Julieta y  Farewell, ambas de  Kenneth MacMillan y Thais, y Un mes en el campo, de Fredrick  Ashton.

Por la gran expectativa que la visita de tan afamado colectivo danzario ocasionó entre los amantes del ballet en La Habana, el Ministerio de Cultura colocó una gran pantalla frente a la Academia de Ciencias de Cuba, antiguo Capitolio, para que todo quien quisiese disfrutara de la función en tiempo real.

Mañana se prepara una especial función en homenaje a Alicia Alonso, directora del Ballet Nacional de Cuba y figuran como parte del programa selecciones de las coreografías Giselle y El lago de los cisnes,  obras claves en la carrera artística de la gran bailarina cubana.

También como parte de esta visita a Cuba, el Royal Ballet de Londres presentará Manon, ballet en tres actos, del coreógrafo Kenneth McMillan, los próximos días 17 y 18 en el teatro Carlos Marx, en uno de cuyos elencos figuran Tamara Rojo y Carlos Acosta, en los papeles principales.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también