Imprimir
Inicio » Noticias  »

Seremos 100 mil cubanos menos en el año 2025

| +

ancianosLa Habana, 22 jun (AIN) Estudios sobre la población de Cuba desarrollados a fines del pasado año por centros especializados, indican que el país contará con 100 mil ciudadanos menos en el 2025.

Señalan que la población de la Isla atraviesa un periodo de estabilidad en su crecimiento para pasar a un continuo proceso de decrecimiento, motivado, fundamentalmente, por el envejecimiento y por la contracción de la fecundidad.

De ese modo, entre el 2008 y el 2025 descenderá en poco más de 100 mil personas, mientras las proyecciones para el venidero 2032 ubican el número de habitantes por debajo de los 11 millones, publica hoy el rotativo Granma.

Tales cifras son el resultado de la última proyección elaborada por el Centro de Estudios de Población y Desarrollo de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), realizada junto con el Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (CELADE), División de Población, de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El estudio asegura que los cambios en la dinámica demográfica no solo se registran en el volumen de población, sino además en su composición (distribución por sexo y por edades), lo cual incide significativamente en la estructura de los servicios, la economía, en el funcionamiento y composición de la familia y en general, en toda la sociedad.

Según datos ofrecidos por la ONE, al cierre del 2008 la población del país se cuantificó en once millones 236 mil 400 personas (50,1 por ciento hombres; 49,9 mujeres). En el 2025 se estima sea de once millones 134 mil 700 y la proporción entre sexos estará prácticamente igualada.

Para esa fecha -pronostica-, las personas de 60 años y más pasarán de 1,9 millones a poco más de 2,9, es decir, un incremento de un millón en casi dos décadas. El grupo de la llamada tercera edad se elevará así al 26 por ciento, cifra que situará al país como el más envejecido de América Latina.

Los analistas concluyen que no sería correcto valorar el envejecimiento poblacional como un efecto negativo, sino como un logro del sistema político, económico y social vinculado al desarrollo de la población cubana al proporcionar más años y calidad de vida.

De igual modo, consideran una consecuencia del desarrollo social alcanzado el hecho de que desde hace más de 30 años la fecundidad no garantice el reemplazo generacional.

También constituye un reto, pues este fenómeno impacta a toda la sociedad, fundamentalmente en aspectos relacionados con la seguridad social, los servicios de salud, la productividad y las disponibilidades de trabajo.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.