Imprimir
Inicio » Noticias  »

Mafia anticubana renueva amenazas en el sur de la Florida

En este artículo: Estados Unidos
| +

La Haban 9 jun (AIN) La mafia anticubana patalea y renueva amenazas en el sur de la Florida, donde se hospedan connotados terroristas, trascendió hoy en la Mesa Redonda Informativa de la televisión y la radio cubanas.

Rogelio Polanco, director del diario Juventud Rebelde, dijo que miembros de la mafia anexionista se personaron en San Pedro Sula, Honduras, donde se desarrollaba la reunión de la OEA que finalmente derogó la Resolución que hace 50 años expulsó a Cuba de esa organización.

Explicó Polanco que los mafiosos organizaron un foro con el propósito de influir en la decisión de los cancilleres en la OEA, pero la intentona fue frustrada por la acción de simpatizantes hondureños con la Revolución cubana, quienes de hecho obligaron a los malhechores a retornar a Miami con la cabeza gacha.

El periodista Reynaldo Taladrid comentó las acciones de legisladores federales de origen cubano, resumidas por las posiciones del senador Robert Menéndez, y los congresistas Ilena Ross-Lethinen y los hermanos Díaz-Balart, quienes en comunicado conjunto calificaron ahora a la OEA de vergüenza putrefacta porque rectificó su injusticia.

Menéndez, presidente del subcomité de relaciones exteriores del Senado, a cargo de la supervisión de la asistencia internacional, dijo que la anulación de la referida resolución de la OEA iba contra los principios que promueve la organización y mandatos específicos de la Carta Democrática Interamericana de 2001.

Estados Unidos contribuye con hasta el 60 por ciento del presupuesto regular de la organización, y sobre esa base ha ejercido históricamente su hegemonismo en la organización y ha intento fallidamente mantener esa actitud.

Sobre Luis Posada Carriles, que continúa hospedado libremente en Miami, Polanco comentó que todavía no ha llegado la justicia, porque no ha sido encausado por sus crímenes, y recordó que recientemente el presidente Hugo Chávez, de Venezuela, involucró al delincuente internacional en los planes descubiertos para atentar contra su vida.

Dijo Polanco que la defensa de Posada Carriles, en el proceso que se le sigue a este por mentir a inmigración y otros cargos menores, sigue intentando posponer el juicio para el próximo año, lo que no ha sido aceptado por la Fiscalía federal. Al respecto, el periodista Jean Guy-Allard comentó que Posada Carriles participa en Miami en actividades públicas junto a otros terroristas, agentes de la Central de Inteligencia norteamericana y prófugos de la justicia venezolana, citó ejemplos y afirmó que existe mala fe total por parte de la Fiscalía al ignorar esos hechos.

Recordó el analista que el 14 de abril la jueza Cardone prohibió a Posada Carriles salir de su domicilio, pero cinco días después fue visto en las oficinas de otros terroristas; el 22 del mismo mes apareció en el club nocturno Big five , y el 23 de mayo estaba en la asamblea de la organización terrorista Alpha 66 sin que nadie actuara.

Guy-Allard ofreció otros datos públicos sobre vínculos y gestiones de Posada Carriles con otros delincuentes internacionales en varios países, pero, dijo, el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos se abstiene de cumplir sus obligaciones, lo que evidencia la intención oficial de seguir encubriendo sus principales fechorías.

Taladrid analizó el caso de Gustavo Villoldo -hijo- a quien un juez de EE.UU. le otorgó más de mil millones de dólares con cargo a fondos cubanos, al acceder a una absurda reclamación contra Cuba, por el suicidio de su padre, en febrero de 1959, y relató su largo historial al servicio de la CIA, incluido el asesinato de Ernesto Che Guevara.

En relación con el juez de distrito en Miami Dade, Peter Camacho Adrian, que le obsequió la inusitada suma a Villoldo, el analista Guy-Allard explicó que se trata de un real desconocido, oriundo de la isla de Anguila, amigo del ex alcalde de Miami Joe Carollo de conocido historial delictivo.

Polanco calificó de infamia esa acción de la llamada justicia norteamericana, recordó que ha sido práctica recurrente usar el sistema judicial de ese país para atacar a Cuba y sacarle sus fondos monetarios congelados en EE.UU., lo que ahora se intenta reiterar en relación con Venezuela y Ecuador.

La contrarrevolución, la mafia anticubana en Miami, la ultraderecha fundamentalista, intenta sabotear cualquier acercamiento del gobierno de EE.UU. a Cuba, concluyó el morador Randy Alonso, tras exponer ejemplos de esa intención sostenida durante más de medio siglo.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también