Imprimir
Inicio » Noticias  »

Señala Cuba inquietudes sobre UE-Grupo de Río

En este artículo: Grupo de Río
| +

Praga, 13 may (PL) Cuba valoró hoy el mecanismo novedoso de cooperación entre la Unión Europea (UE) y el Grupo de Río (GRIO), pero subrayó que está por verse si existe una verdadera voluntad política para establecer una alianza estratégica.

Durante varias intervenciones a las cuales tuvo acceso Prensa Latina, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, expuso los puntos de vista de su país en varios dominios durante los debates de la XIV Conferencia Ministerial UE-GRIO concluida esta noche en Praga.

Rodríguez dijo que para Cuba el multilateralismo se basa en los principios de la Carta de la ONU, los cuales están totalmente vigentes y, por tanto, la Isla rechaza cualquier intento de selectividad dirigida por algunas potencias y países desarrollados.

La colaboración vista en la óptica UE-Grupo de Río debería ser mutuamente

beneficiosa para Europa y América Latina y el Caribe y, en tal sentido, sería saludable hechos concretos, anotó.

Como muestras que graficarían la buena voluntad del bloque comunitario, citó el cumplimiento de la Ayuda al Desarrollo, la condonación de la deuda externa, eliminación de subsidios, el cese del robo de cerebros y de políticas migratorias discriminatorias.

Respecto al panorama financiero mundial, el diplomático consideró que no se trata de una crisis de confianza. Sus bases son estructurales y requiere de un nuevo orden internacional para darle solución, acotó.

En otra arista del asunto, remarcó que el desafío del problema energético y la amenaza al medio ambiente, incluido el cambio climático se vincula a los patrones de producción y consumo irracionales e insostenibles de las naciones ricas.

El camino a seguir no puede ser simplemente procurar eficiencia o buscar fuentes nuevas o sustentables, sino variar el consumo que amenaza a la vida de nuestro planeta, recalcó el canciller cubano.

Añadió que la solución debe hallarse en la aplicación de una profunda revolución energética en la que se integren políticas dirigidas a promover altos niveles de ahorro y eficiencia, y en tal sentido habló de las experiencias de su país.

Cuba ha iniciado un programa de cooperación energética con 16 países, con resultados positivos. Lo que se requiere no son altas sumas de dinero, sino voluntad política; es aquí donde la cooperación internacional puede jugar un papel relevante, enfatizó.
Rodríguez también se refirió a ideas en marcha como PetroCaribe, a la vez que expresó la oposición de su país de usar tierras para producir biocombustibles.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también