Imprimir
Inicio » Noticias  »

Santiago ganó e igualó serie; Ciego a un paso de semifinal

| +

La Habana, 12 may (AIN) El internacional santiaguero Norge Luis Vera derrotó 6-2 a Villa Clara e igualó a dos juegos por bando ese pareo de cuartos de final, en tanto Ciego de Ávila prácticamente selló su pase a semifinales.

Los actuales campeones nacionales dependieron de los servicios del astro Norge Luis Vera, en aras de emparejar la serie contra los naranja, y la respuesta del experimentado lanzador rozó la perfección.

Vera lanzó las siete primeras entradas de forma impecable, con nueve ponches. No fue hasta el octavo rollo que Yuniet Flores le rompió el encanto del juego perfecto con hit a la pradera izquierda, y acto seguido el emergente Ramón Lunar le desapareció la Mizuno 150 del parque Augusto César Sandino.

A esa altura del partido la artillería indómita ya había concebido seis carreras, por lo que la reacción de los locales apenas inquietó al manager de las Avispas, Antonio Pacheco, quien utilizo a su mejor relevista, Alberto Bicet, para completar el partido.

Por los ganadores el inicialista Pedro Poll y el segunda base Héctor Olivera dispararon sendos cuadrangulares e impulsaron dos carreras per cápita, igual cantidad que las remolcadas por el receptor Rolando Meriño.

Tras esta victoria de Santiago de Cuba sobre Villa Clara, el rojo vivo reina en este play off oriental, el cual tiene como detalle peculiar que ninguno de los dos equipos ha podido ganar haciendo las veces de local.

Ciego de Ávila, por su parte, remontó por segunda jornada consecutiva una gran desventaja para doblegar a los Cachorros de Holguín, esta vez por marcador de 11-9, y de esta manera colocó en punto de mate su serie de cuartos de final.

La rebelión avileña estuvo protagonizada primero por el cuadrangular de Yoelvis Fiss con bases llenas en el séptimo episodio, y luego por el jonrón con dos abordo de Yordanis Pérez en el octavo capítulo, con el cual los Tigres tomaron definitivamente la ventaja en el marcador.

En la parte baja de ese mismo inning, el manager de los Tigres, Roger Machado, necesitó del concurso de su cerrador estrella, el supersónico Vladimir García, para garantizar el triunfo, y éste no falló.

García se acreditó así su juego salvado número 27 de la temporada y se reafirmó como el mejor apagafuegos del país en la actualidad. En total, trabajó dos entradas y permitió una carrera limpia, debido concretamente a las malas condiciones en el terreno del estadio Calixto García.
Por los derrotados sobresalió su cuarto madero, el corpulento Lerys Aguilera, quien disparó sencillo y cuadrangular, validos para remolcar tres carreras y anotar una.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también