Imprimir
Inicio » Noticias  »

NOAL: enfoque alternativo a crisis económica mundial

| +

La Habana, 24 abr (PL) La crisis económica que agobia hoy al mundo, en particular a las naciones subdesarrolladas, será tema de examen en la reunión ministerial del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) que se inicia aquí el lunes.

En el encuentro también se tratarán las alternativas para enfrentar ese fenómeno, según declaró recientemente a la prensa Anayansi Rodríguez, subdirectora de Asuntos Multilaterales del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Fiel a su vocación tercermundista, el NOAL se esforzará en la búsqueda de soluciones a la debacle, originada en Estados Unidos, y que aumenta los problemas de los trabajadores y ensancha la brecha entre ricos y pobres.

Será momento propicio para fortalecer la unidad y la solidaridad de las naciones integrantes del movimiento, de abogar por una nueva arquitectura financiera y, sobre todo, por el justo orden económico internacional.

También la reunión representa una oportunidad para reclamar la eliminación del bloqueo económico impuesto por Washington a La Habana, y examinar otros temas transcendentes.

Como señalaron organizadores de la cita, en los últimos años el NOAL se ha revitalizado y hoy constituye un interlocutor influyente y activo en los debates y procesos negociadores que tienen lugar en el escenario mundial.

De ahí la necesidad de una coyuntura actual de unir criterios en las demandas y preocupaciones de los países del Tercer Mundo para lograr una relación justa con el norte.

Pese a toda la apología propagandística sobre las bondades de la privatización y el mercado, hoy forman legión en el mundo más de dos mil millones de pobres y hambrientos, en particular en las naciones del Sur.

La brecha entre el mundo rico y el pobre se aprecia de diversas formas, entre ellas el desigual y anacrónico orden comercial internacional.

Por ejemplo, en 2006 el valor total del intercambio en el planeta superó los 12 trillones de dólares, es decir mil 850 dólares per cápita, según datos dados a conocer en un foro de empresarios del NOAL efectuado en La Habana.

Sin embargo, en África subsahariana el valor de las exportaciones por habitante fue ese año de menos de 300 dólares, contra más de 10 mil en Europa, se indicaba en esa reunión que tuvo lugar a finales de 2007.

Expertos coinciden en que en la economía mundial globalizada y transnacionalizada, dominada por gigantescas corporaciones, el libre comercio es un mito.

El Tercer mundo sufre, además, el flujo desventajoso de las inversiones.

Baste señalar al respecto, de acuerdo con datos internacionales, que si en el lapso 2004-2006 la corriente de capitales hacia el Sur sólo creció un 10 por ciento, en el mundo rico el incremento fue del 48 por ciento.

La No Alineación, se ha dicho, implica, entre los principales propósitos, la lucha por cambiar el actual orden económico internacional.

En ello la cooperación Sur-Sur puede desempeñar un papel fundamental, han declarado países integrantes del movimiento.

Cuba ha reiterado la importancia de esa colaboración, en particular de la técnica y económica, e instado a dar pasos concretos para que se convierta en una palanca del crecimiento económico y el desarrollo sostenible.

Una cooperación Sur-Sur que trascienda lo comercial y económico y tenga también en cuenta el factor solidario, caracterizado por la ayuda desinteresada y no condicionada.

Actualmente las naciones del Sur representan la abrumadora mayoría de los seis mil millones de habitantes del planeta y de las más de 190 naciones del sistema de ONU.

El comercio dentro de esa área sigue en ascenso rápido, con más del 40 por ciento de las exportaciones entre países en desarrollo, que suman más de 130.

No es fortuito que se señale cada vez más la importancia de tal cooperación, como vehículo para alentar y canalizar el crecimiento y el desarrollo, en particular de las naciones más necesitadas.

Frente a la actual crisis, es vital concertar intereses y encarar las consecuencias del descenso del comercio, del aumento de las trabas para acceder a los mercados y otras calamidades que impone la globalización neoliberal.

Pese a las dificultades económicas que atraviesa por el inhumano bloqueo económico, comercial y financiero, Cuba mantiene una coherente y activa política de cooperación con los países del Tercer Mundo.

Miles de jóvenes de diferentes latitudes estudian en la isla, mientras que un elevado contingente de médicos y otros profesionales del archipiélago prestan servicios gratuitos en zonas apartadas en numerosos países.

También la solidaridad cubana ha contribuido a la erradicación del analfabetismo en no pocos países, de la región y otras del orbe, y de curar, junto con Venezuela, miles de personas afectadas de la visión.

Según sus organizadores, la reunión de los No Alineados que se desarrollará del 27 al 30 de este mes en la capital cubana, será  momento adecuado para profundizar en todas estas cuestiones.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también