Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Medio Ambiente  »

¿Qué Patrimonios de la Humanidad atesora África?

| 5 |

El turismo en el continente africano se ha visto quebrantado debido al impacto de la pandemia del nuevo coronavirus. Sin embargo, la naturaleza y la cultura de África están colmadas de una exótica belleza que se evidencia en los patrimonios de la humanidad de su territorio decretados por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

A solo unas horas de haberse conmemorado el Día de África, este 25 de mayo, compartimos imágenes de estos asombrosos sitios.

El desierto del Namib, ubicado en Namibia, es el único desierto costero del mundo. Está compuesto de dunas y formaciones fósiles transportadas por el viento durante siglos, y fue decretado como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en el año 2013. Foto:The New York Times.

Las espectaculares imágenes del agua cayendo por los 100 metros de altura de Las cataratas de Victoria del río Zambeze, forman ya parte del pasado. Este Patrimonio de la Humanidad (1989) se ha visto gravemente afectado por las sequías a causa del cambio climático. Foto:BBC.

Tombuctú es una ciudad situada al norte de Malí, reconocida por su papel en la historia del islamismo en el continente africano durante los siglo XV y XVI. En 2015, tres años después de ser saqueados y demolidos, los mausoleos de los santos de Tombuctú fueron restaurados; 16 de ellos forman parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Foto:Reuters.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1979, Cartago es actualmente una de las más importantes ciudades de la República Tunecina. Allí se avistan las Termas de Cartago, y otras ruinas que exhiben los restos del Imperio Romano en la africana Túnez.. Foto:Rutas de escape.

La isla de Mozambique, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1991, consta de una historia marcada por el comercio de esclavos. Ubicada en en la región norte de Mozambique, era frecuentada por árabes que proseguían su comercio de siglos con el Mar Rojo, Persia, la India y las islas del Índico. En el año de 1507 los portugueses ocuparon la isla, construyendo la pequeña fortificación. Foto:Kaskazini.

El Bosque tropical de Atsinanana, en Madagascar, fue añadido a la lista de Patrimonios de la Unesco en 2010, para su conservación, debido a la caza de lémures, la tala forestal ilegal y el tráfico de maderas preciosas de este ecosistema que alcanza un 90% de carácter endémico por su separación del resto de África. Foto:Wildmadagascar.

El Sangha Trinational, es una zona boscosa conformada por varios parques nacionales y situada entre los estados de Camerún, la República Centroafricana y la República del Congo, que alberga numerosas especies de elefantes, gorilas, aves tropicales, cerdos salvajes y antílopes, entre otras bellezas naturales que la llevaron a ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2012. Foto:Unesco.

(Tomado de Telesur

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • maaria dijo:

    Äfrica, un gran continente, con su excepcional diversidad de culturas, entornos, sistemas y comunidades. Continente explotado como el de las Américas; arrancado de sus raíces poblaciones enteras; pero realzada, reconfortada, reconstruida en muchas regiones y paises que lo integran, otros aún no lo han logrado. Cada región tiene sus maravillas, sus riquezas naturales, la flora y la fauna.
    Que viva Africa, sus pueblos, sus ríos, sus culturas tan arraigadas, la libertad y realización de sus mujeres y niñas.

  • Alexander Vargas Ricardo dijo:

    Cuantos paisajes bellos,cuantas riquezas guarda este bello continente.Las potencias Occidentales tienen una deuda con África que data de siglos de saqueo,explotación,robo de recursos naturales.Estos debieran aportar mas al desarrollo social y económico del continente.Los efectos devastadores de la covid 19 se están viendo ya .Miles de personas están en peligro de ser contagiados.África podría ser el epicentro mas grande de la pandemia

  • YAMILA dijo:

    Si algún día pudiera viajar, sería a este Continente el primer lugar que visitaría. No hay películas más bellas que las rodadas en Africa. Es una lástima que con tanta riqueza natural, sólo unos pocos sean ricos, y el Capital no se quede para la mejora de vida de sus pueblos.

  • Andrés dijo:

    Es sin duda, África, un bello continente. Sin embargo, en mi criterio, este justo y hermoso intento de homenajear al continente en su día reproduce, acaso involuntariamente, la concepción paternalista y condescendiente que existe sobre esta sufrida parte del mundo.

    De siete ilustraciones cinco se refieren a lugares naturales. Es decir, se define a África como un sitio pródigo en bellos lugares naturales. Pero el homenaje, además de la naturaleza, también menciona a su cultura y esto no se refleja.. Parece que los responsables del homenaje han pasado un trabajo terrible para encontrar ejemplos de ingenio, creatividad, innovación e inventiva en el continente.

    No es que esté mal rendir honores a los prodigios naturales del continente, lo cual ciertamente refleja acción mancomunada para proteger los sitios y es vital en tiempos de catástrofe ecológica. Sin embargo, enfatizar lo natural en este caso contribuye a reforzar la ya tradicional idea, esparcida y machacada ad nauseam en occidente, de que cuesta encontrar muestras de grandeza humana por estos lares, sobre todo en lo referido, aunque no exclusivamente, al África sub-sahariana (África negra). Esto además es muy sintomático, y hasta trágico, en el día de África, un día que no tiene nada de natural y si mucho de consciente y deliberado. Fue el resultado de la asociación intencional de grandes figuras con el objetivo explícito de construir algo distinto y mejor para sus pueblos. En correspondencia con esto, el día de África debería celebrarse sobre todo como el día de la grandeza de su historia humana y material, es decir su cultura, y su respectiva contribución al conocimiento universal.

    Además de las ruinas de Cartago, las cuales parecen homenajear más a Roma que a África (en realidad hay ruinas de varias civilizaciones aquí, y es lo que hace realmente especial el sitio), Túnez tiene a la gran Kairouan, también patrimonio de la UNESCO. Esta ciudad, fundada por los musulmanes y centro de conocimiento y peregrinaje, contiene impresionantes prodigios arquitectónicos e hidráulicos, incluyendo un centro de educación superior con funciones comparables a la universidad de Paris (la segunda más vieja de Europa), sólo que unos siglos antes.

    Además de la gran Tombuctú, otra gran contribución del sincretismo árabe-africano y centro de saber impresionante, con manuscritos valiosísimos y arquitectura urbana muy bien desarrollada, está el sitio Djenné-Djenno, también en Malí. La extraordinaria contribución islámica al devenir africano sumado a ciertos prejuicios europeos en el estudio del continente dio como resultado la creencia, durante mucho tiempo, de que hasta la llegada de los conquistadores árabes no habían existido en la región formaciones urbanas complejas, comercio y arte elaborado. Djenné-Djeno echa todo eso por tierra y se le considera el enclave urbano más antiguo del continente, también patrimonio de la UNESCO. Las elaboradas esculturas allí encontradas están hoy en los más prestigiosos museos de arte del mundo.

    Además de los mencionados hallazgos de África pensante y creadora están, por ejemplo, los sitios antiguos de metalurgia ferrosa en Burkina Faso, que demuestran una tradición técnica desarrollada y conocida en la región de África occidental en tiempos prehistóricos y naturalmente pre-coloniales. También están los monumentos circulares de piedra en Gambia y Senegal, excelentemente tallados y reflejo de una sociedad próspera, duradera y altamente organizada. También se pueden mencionar las ruinas del Gran Zimbabwe, testamento indiscutible de la civilización bantú. Hasta los 1960s y 70s, la línea oficial del gobierno de la antigua Rhodesia (hoy Zimbabwe) era que los sitios habían sido construidos por no-negros. Quién dijera lo contrario (incluso basado en hallazgos arqueológicos modernos) era censurado. Sólo con la independencia de Zimbabwe comenzó la narrativa a cambiar.

    También se pueden mencionar las maravillas arquitectónicas de la pequeña ciudad de Lamu, en Kenya, parte del África oriental. Este pueblo es testimonio de la tradición técnica y cultural suahili, enriquecida por la tradición árabe. También se puede mencionar a la ciudad de Aksum, en Etiopía, con sus impresionantes obeliscos monolíticos, algunos de ellos considerados los más altos en la antigüedad. El gobierno fascista de Mussolini tuvo la idea de picar un obelisco de 24 metros, y 1700 años de antigüedad, en cinco pedazos y llevarlo a Italia como botín de guerra. En 1947 la ONU comenzó gestiones para la devolución, pero la cosa se estiró hasta el 2005, cuando el gobierno italiano devolvió el monumento, considerado uno de los más exquisitos ejemplos de ingeniería en el apogeo de la civilización axumita, incluso pagando los costos de transporte.

    También está la famosa ciudad de Meroe, capital del antiguo reino de Kush, en Sudán. Esta ciudad, además de su arquitectura singular, fue un sofisticado centro de metalurgia, dónde la producción de hierro se desarrolló significativamente. Sus metalúrgicos son considerados como entre los mejores del mundo en una época dónde el hierro era precisamente uno de los metales más importantes a nivel mundial. Refiriéndose a la sofisticación de sus hornos e industria metalúrgica, el asiriólogo y lingüista británico sir Archibald Sayce, en su bienintencionado eurocentrismo, llamó a Meroe la “Birmingham de Àfrica”. Sus textiles y artesanía también alcanzaron envidiables grados de terminación. Fue esta civilización la que conquistó a Egipto e introdujo la dinastía 25, conocida como dinastía nubia (por ser negros sus faraones), la cual duró un siglo hasta ser derrotada por los asirios, los cuales a su vez fueron posteriormente derrotados por los persas.

    Los ejemplos pueden seguir, y son todos impresionantes, pero el punto es que África, por razones históricas conocidas, necesita este tipo de redención. Por cierto, todos estos ejemplos, han sido también catalogados como patrimonios de la humanidad por la UNESCO.

  • Lucía dijo:

    La humanidad toda le debe sus raíces al ultrajado continente africano, la mayoría de los países se han desarrollado expoliabndo a este sufrido continente donde cada año mueren miles de personas por no tener acceso a recursos elementales, desde el agua hasta las vacunas. Muchos reportajes como éste que está precioso y otros donde se vea la triste realidad de esa parte del mundo pueden contribuir a tomar conciencia.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también