Imprimir
Inicio » Fotorreportajes  »

Una ciudad minera sepultada por el desierto

En este artículo: África, Fotografía, Namibia
| 17

r-SAND-large570A principios del siglo XX, después de que se descubriera la presencia de diamante en el desierto de Namibia (África), mineros alemanes se establecieron en la zona, creando una ciudad que se llamó Kolmanskop.

Cuando la explotación minera hubo extraido todo el diamante, el lugar se convirtió en una ciudad fantasma. En 1954 ya había sido totalmente abandonada.

Estas imágenes muestran la soledad del lugar hoy en día. Una combinación llamativa e inquietante:

coda

Foto: coda.

Damien du Toit

Foto: Damien du Toit.

Foto Michiel Van Balen

Foto: Michiel Van Balen.

gaftels

Foto: gaftels.

Michiel Van Balen

Foto: Michiel Van Balen.

Ciudad fantasma.

Ciudad fantasma.

Ciudad fantasma.

Ciudad fantasma.

(Tomado de El Huffington Post)

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • DML dijo:

    Muy impresionante.

  • neo dijo:

    Impresionantes las imagenes, si fueran en la habana ya varias familias hubiesen sacado la arena para poder vivir en las casas, están en mejor estado que muchas de por aquí…

    • Carlos Miguel Valdés Sarmiento dijo:

      neo:
      No estoy seguro que se mudara alguien para ese lugar, pues parece que el agua escasea, como en algunos lugares de aquí, pero de lo que estoy seguro es que se hubieran llevado toda la madera, los cristales, los ladrillos y no hubieran dejado: “piedra sobre piedra”, como ha pasado en Cuba con algunas intalaciones abandonadas.

  • Paul Taylor dijo:

    Menudas imágenes

  • ibis palmar dijo:

    Los depredadores despues que ssquean se van….¿por qué no dieron esas casas invitando a personas a vivir alli y gratis? Tantas personas en el mundo que no poseen un techo para vivir y de paso le hubiesen regalado un diamante …saquedores malayos alemanes…y como acaban con ese material para cinstruccion …

  • juan dijo:

    seria bueno ir al lugar a ver si queda algun diamante

  • José Molina Vidal dijo:

    Éste podría ser un relato, descripción, narración o como lo llamen los entendidos; pués hagámonos esta pregunta; ¿que beneficio trajo para los naturales, los verdaderos dueños de “lo que dios les dió”, el descubrimiento y explotación de los yacimientos de diamantes?. Gracias Molina

  • Marianela Curbelo Ramírez dijo:

    Qué lastima, las puertas, los marcos y las ventanas se ven buenos todavía, cualquiera los podría aprovechar para reparar o construir su casa…

  • Abel dijo:

    ¡caballeros!, con la falta que hace esa arena en las playas de Marianao…

  • luis dijo:

    Me parece algo intencionado, no estoy muy convencido pues se presenta primero al desierto de una forma peimera y segunda foto y en la quinta es otro plano al exterior uuuuuuuuuufffffffffff….

    • Moro dijo:

      Luis, si lo creo, te imaginas cuantas tormentas han pasado desde el año 1954?

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    !Qué bien me vendría esa arena para terminar de repellar mi casa¡

  • Ariadna dijo:

    No me gusta para nada ese espectáculo.
    Punto y basta

  • Bonilla dijo:

    Impresionantes fotos del desierto ocultando varias casas,con su potentes arenas,imaginemos las tormentas acosando ese lugar en tantos años ,estas casas parecen almacénes de rastros para venderles a la población arena artificial,digo que si fueran en cuba ni el polvito quedaran ,con la gran necesidad que hay de áridos

  • Sincero dijo:

    Ahora dejan que la sepulte el desierto y dentro de 200 años (o menos) habrá arqueologos desenterrándola, jejejeje

  • wueno dijo:

    jejjejej, que clase cuartería habrían armado los cubanos ya si estuvieran allí.

  • Alfredo Ávila dijo:

    En Centro Habana esa casa tuviera más habitantes que Santos Suárez.

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también