Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Cultura  »

Reparadores de sueños (+ Fotos)

| 2
La Colmenita de gira por los barrios. Foto Kaloian.

La Colmenita de gira por los barrios. Foto Kaloian.

Por Ana Quiroga*. Fotos: Kaloian

A poco menos de un mes de haber vuelto a la rutina luego de mis vacaciones en Cuba, andando por la web me encuentro con que este 26 de febrero La Colmenita continuará su recién comenzada gira por los barrios, esta vez  en Vista Alegre, en el Municipio 10 de octubre. Miles de imágenes, emociones y sensaciones me invaden la mente y el corazón con memorias de esos días, y me decido por recordar y compartir.

Justo dos días antes de un aniversario más de la Revolución llegué a La Habana, finalmente, luego de tanto soñar, imaginar y especular cómo sería. Años sumergida en lecturas, documentales y películas sobre ese sueño revolucionario que gran parte de los países latinoamericanos anhelamos. Lo más maravilloso fue la sorpresa -o no tanto- de encontrarme con la Cuba que siempre imaginé encontrar. Una Cuba que hoy, aunque bloqueada económicamente, se impone, ante todo, gracias a un pueblo. El mismo que, como en ningún país de Latinoamérica, apoyó sin dudar a aquel grupo de «locos» que, por fin, haría algo por el tan lastimado Pueblo. El mismo que hoy, pese a todo, afronta con dignidad las carencias materiales y sigue apostando por la igualdad en educación, salud y, entre otras (muchas) cosas, cultura. Cultura que desborda en cada rincón de la Isla que casi entera pude recorrer, desde La Habana hasta Baracoa, pasando por Santiago de Cuba, Trinidad, Camagüey, Holguín, Santa Clara, y unos cuantos etcéteras más.

Así, una semana antes de regresar a mi Argentina natal, caí en manos del soñador Carlos Alberto «Tin» Cremata, en esa casa colmenera donde la magia existe y uno vuelve a ser niño, donde nada es imposible, donde todo es risas y muchos aros luminosos sobrevuelan las cabezas de tanta gente hermosa, emanando energías, paz, alegría y buena onda. Tras una «visita guiada» a cargo del responsable espiritual de que cientos de abejitas pongan a bailar y a sonreír a todo aquel cubano o extranjero que les pase cerca, fui informada de las próximas fechas de presentación de los niños artistas más famosos de Cuba. Y me alegré de la semilla que hace muy poco plantaron en mi país (el pueblo cubano, una vez más, uniéndonos y regalando cultura a los pueblos hermanos).

Dos días después, un 28 de enero, siguiendo las huellas de Silvio Rodríguez en su recorrido trovadoresco por los barrios de La Habana, La Colmenita y su versión de «Meñique» de José Martí, arribaron al barrio de La Corbata, en La Lisa, con lo que el propio genio de la canción cubana bautizó como «La Colmenita libando por los barrios», exactamente en la misma calle (aunque hoy ya asfaltada) que él lo hizo poco más de un año atrás. Esa tarde -coincidentemente, aniversario del natalicio del Héroe nacional-, la miel y la alegría de uno de los proyectos culturales más hermosos y más llenos de amor y de talento que he conocido, regalaron a La Corbata y a su gente toda (niños, adolescentes y más que unos cuantos adultos) puro arte del bueno.

La emoción, el entusiasmo y la felicidad en las caras de grandes y chicos de ese barrio humilde a las afueras de la gran capital cubana marca un paso más, que seguramente será seguido por otros tantos que, como estos reparadores de sueños impulsados por el policía de La Corbata José Alberto Álvarez, creen que la cultura salva, repara y crea mejores personas. Entre historias, juegos, música, baile y carcajadas, decenas de colmeneros dejaron su marca en este barrio y en esta gente que probablemente, como yo, jamás olvide la bellísima voz de Meñique y los acordes de «Tim-Pop con Birdland» de los Van Van sonando en las voces e instrumentos de unos pequeños gigantes artistas.

Y como si esto fuera poco, mientras tanto, casi superpuesto por unas horas, ese 28 de enero inolvidable, Silvio Rodríguez andaba y desandaba lo suyo por el Parque Trillo de Cayo Hueso, en Centro Habana. Es inexplicable el sentimiento de ver y escuchar al gran poeta fuera de los ambientes convencionales, en un contexto tan atípico, tan cubano: en un gran escenario plantado en un parque y rodeado de edificios y casas, desde donde los vecinos se asomaban por cada ventanita que se los permitiera. Sólo escuchar su voz y ver los ojos brillosos y las amplias sonrisas de las decenas de personas allí presentes fue suficiente para saber que la causa en Cuba sigue viva. Y que la cultura lo puede todo, o casi todo, que no es lo mismo, pero es igual. Por eso, gracias a Silvio, a La Colmenita, a Cuba y a su gente, sigo creyendo.

Ana Quiroga estudió Licenciatura en Arte en la Universidad de Palermo, en Buenos Aires. Trabaja en la Secretaría de Cultura de la Nación Argentina.

El barrio de La Corbata en la presentación de La Colmenita. Foto Kaloian.

El barrio de La Corbata en la presentación de La Colmenita. Foto Kaloian.

La Colmenita de gira por los barrios. Foto Kaloian.

La Colmenita de gira por los barrios. Foto Kaloian.

La Colmenita de gira por los barrios. Foto Kaloian.

La Colmenita de gira por los barrios. Foto Kaloian.

Silvio Rodríguez en el barrio de Cayo Hueso. Foto Kaloian

Silvio Rodríguez en el barrio de Cayo Hueso. Foto Kaloian

Silvio Rodríguez en el barrio de Cayo Hueso. Foto Kaloian.

Silvio Rodríguez en el barrio de Cayo Hueso. Foto Kaloian.

Concierto de Silvio Rodríguez en el barrio de Cayo Hueso. Foto Kaloian.

Concierto de Silvio Rodríguez en el barrio de Cayo Hueso. Foto Kaloian.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Vicente Brunetti dijo:

    Me parece que el grupo de Teatro La Colmenita, va rumbo a convertirse en el baluarte más valioso de la Cultura de Solidaridad ejercida en Cuba a tiempo completo, y en su monumento más impactante.

  • Yaniel Pérez Quindelan dijo:

    LA COLMENITA ES LA OBRA DE TEATRO MAS LINDA QUE E VISTO

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Kaloian Santos Cabrera

Kaloian Santos Cabrera

Kaloian Santos Cabrera es fotorreportero, colaborador de Cubadebate. Trabaja en Juventud Rebelde.

Vea también